bioenergía

Investigan el aprovechamiento de residuos de tomates en pilas de combustible

0
El portal Eurekalert.org de la American Association for the Advancement of Science dio a conocer recientemente los resultados de un estudio para fabricar una pila de combustible a partir de tomates desechados en cosechas y puestos de venta. Un equipo formado por investigadores de diferentes universidades de Estados Unidos ha conseguido derivar los electrones liberados durante el proceso de oxidación de esta hortaliza hacia una pila para convertirlos en electricidad. Calculan que se podría generar electricidad para Disney World durante noventa días con los restos anuales del cultivo de tomate de Florida.
Investigan el aprovechamiento de residuos de tomates en pilas de combustible

La 251ª edición de la American Chemical Society National Meeting & Exposition fue el escenario en el que se presentó la investigación que lleva a cabo un equipo formado por científicos de la Escuela de Minas y Tecnología de Dakota del Sur y de las universidades de Princeton y Florida Gulf Coast. Se trata de un proyecto piloto que parte del aprovechamiento de tomates dañados durante todo el proceso de recolección, distribución y venta.

Según declaraciones recogidas por el portal Eurekalert, Namita Shrestha, una de las investigadoras que trabaja en el proyecto, afirma que han descubierto que “los tomates en mal estado y dañados tras la cosecha pueden suponer una importante fuente de energía al utilizar pilas electroquímicas microbianas o biológicas". "El proceso también ayuda a purificar tanto los residuos sólidos contaminantes procedentes del tomate como las aguas residuales afectadas”.

El pigmento del tomate activa las cargas eléctricas
La información de Eurekalert completa que “el proceso de oxidación, desencadenado por las bacterias que interactúan con los residuos de tomates, libera electrones que son capturados en las pilas de combustible y se convierten en fuente de electricidad”. El análisis del pigmento natural de los tomates, el licopeno, ha servido también para que los investigadores descubran su potencial para activar la generación de cargas eléctricas de los dañados.

El trabajo se ha enfocado en Florida porque los tomates son un cultivo clave en este estado, donde se generan anualmente 396.000 toneladas de residuos asociados a su procesamiento y se carece de un buen sistema de tratamiento de los mismos. Los resultados obtenidos hasta el momento no ofrecen importantes ratios de producción de electricidad, pero pronostican que con el aprovechamiento de ese volumen de residuos se cubriría la demanda eléctrica de Disney World (Orlando, Florida) durante noventa días.  

Residuos de tomates para biogás y etanol
No es la primera vez que los residuos asociados a los tomates aparecen como potenciales productores de energía, especialmente biogás. Un equipo de investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología Animal de la Universitat Politècnica de València (UPV) comprobaron en 2011 que el tomate aumenta en un 41% la producción de metano en digestores anaerobios en mezclas con purines con respecto al generado por estos por si solos. Un año después se conoció que el proyecto Value (Intercambio y transferencia tecnológica sobre valorización de residuos de la industria de transformados vegetales), del programa Interreg IV B Sudoe de la UE, estudiaba los mismos subproductos para producir etanol.

Añadir un comentario
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).