biocarburantes

¿Qué opináis sobre la incorporación de combustibles más sostenibles en la aviación?

5
La Comisión Europea prepara un reglamento y una hoja de ruta para la incorporación de combustibles más sostenibles, esencialmente electricidad y biocarburantes avanzados, en la aviación. Hasta el 21 de abril ha abierto un período de participación pública para que cualquier persona o entidad aporte sus ideas y planteamientos a esta iniciativa. La CE reconoce que ahora mismo los combustibles alternativos solo representan el 0,05 por ciento del consumo total entre los motores de los aviones.
¿Qué opináis sobre la incorporación de combustibles más sostenibles en la aviación?
Detalle de la biorrefinería de etanol Pannonia Bio, en Hungría, propiedad de Ethanol Europe

Desde hace más de doce años, compañías como Virgin, KLM, Lufthansa y Japan Airlines incorporan biocarburantes en los motores de sus compañías, muchos de ellos con aceites de cocina usados. En 2011, la Comisión Europea, Airbus, las principales aerolíneas del continente y los productores de biocarburantes presentaron ya una hoja de ruta para llegar a 2020 con dos millones de toneladas de biocarburantes de segunda generación usados en vuelos comerciales.

El objetivo no se ha cumplido principalmente, según denuncian las ONG ecologistas, porque el tráfico aéreo crece de forma desorbitada y con ello su huella ambiental en general y la de carbono en particular. Así, llegamos a que los combustibles alternativos, esencialmente biocarburantes, solo representan el 0,05 por ciento del consumo total entre los motores de los aviones.

La Comisión Europea (CE) sigue creyendo tanto en los biocarburantes avanzados o de segunda generación y en la electricidad como alternativas más sostenibles para reducir esa huella de carbono y se plantea un reglamento con una nueva hoja de ruta que los incorpore a mayor escala. “Esta iniciativa tiene por objeto impulsar la oferta y la demanda de combustibles de aviación sostenibles en la UE”, aseguran en la página web de la CE que permite la participación de cualquier persona o entidad.

La industria del etanol pide que se considere también como alternativo el de cultivos
Dicha participación pública está abierta hasta el 21 de abril. Las hojas de ruta admiten comentarios durante cuatro semanas, y se tendrán en cuenta a la hora de seguir elaborando y refinando la iniciativa, afirman desde la Comisión. Está resumirá las contribuciones recibidas en un informe de síntesis que explicará cómo se tendrán en cuenta y, en su caso, por qué algunas no pueden incorporarse.

Ya se han recibido algunos comentarios, aunque no todos se pueden consultar. Sí está en abierto el comentario de Ethanol Europe, propietaria de una importante planta (Pannonia Bio) en Hungría con capacidad para producir 500.000 litros de etanol al año. La postura de Ethanol Europe es la de la industria del sector en general: crítica que no se tengan en cuenta los biocarburantes convencionales en la hoja de ruta.

Para dicha empresa, “la categoría de combustibles de aviación sostenibles, bajo criterios científicos y de sostenibilidad adecuados también debe incluir formas de biocombustibles convencionales sostenibles, como el etanol europeo basado en cultivos, porque son la alternativa más viable, económica y escalable al petróleo en la aviación actualmente”.

Añadir un comentario
RENE AGA
Hasta ahora no se ha prestado atención al transporte por avión porque emite solo el 12% de las emisiones totales de CO2, mucho menos que los coches. La solución es desarrollar más el tren y o avión eléctrico para transporte regional. Para largas distancias, sobre todo sobre mares y océanos, habrá que sustituir el combustible actual por biocombustibles obtenidos por métodos y materias primas sostenibles (p.ej aceites usados, biomasa, etc.) o por combustibles sintéticos, por ejemplo por transformación del carbón en hidrocarburos parafínicos por un proceso de gasificación seguido de la síntesis Fischer Tropsch, que está siendo desarrollado con mucha intensidad en diversos países.
Alfonso
Si queremos reducir el número de vuelos la solución sería sustituirlos por el tren como medio de transporte. El tren que en España es un lujo, es el medio de transporte más caro de todos. Ya sea cercanías, media distancia, alta velocidad, etc. Me encantaría ir a ver a mi familia en tren, pero me cuesta 200€, mientras que el avión me sale por 30€. En autobús 90€ y en coche propio 160€.
Diego
Sustituir el queroseno fósil por biocombustibles no es la solución. Estos últimos \"no pueden suministrarse a la escala que necesitaría la industria. Un uso sustancial de los biocombustibles en los aviones daría lugar (tanto directamente como indirectamente) a un incremento masivo de la deforestación y el agotamiento de las turberas, lo que, a su vez, generaría un volumen ingente de emisiones de carbono. También provocaría un acaparamiento de tierras y violaciones de los derechos humanos, como los desalojos forzados y la pérdida de la soberanía alimentaria.\" Más información aquí: https://stay-grounded.org/position-paper/position-paper-esp/. Menos aviación y más protección de la gente y de las trabajadoras.
Fernando
La industria de la aviación está haciendo importantes esfuerzos en reducir el consumo de combustible y de los niveles de ruido. Además de buscar alternativas al petróleo. Es cierto que lo mejor es apostar por reutilizar residuos como los aceites usados... Porque el problema del procedente de los cultivos (primera generación) es que puede generar problemas en la producción de alimentos para consumo principalmente humano.
Enrique
No me parece una buena idea, pues no dejan de quemar combustibles, sean ecológicos o no. El problema en su mayor parte viene determinado por la cantidad de aviones que vuelan para turismo low cost, etc. Debemos valorar el daño que hacemos cuando viajamos usando combustibles que no son inocuos. Los políticos a nivel mundial deben ponerse de acuerdo para limitar a lo necesario la cantidad de vuelos.