biocarburantes

Obama apuesta al mismo tiempo por la camelina y por el petróleo

0
El presidente de los Estados Unidos, Barak Obama, anunció al mismo tiempo la incorporación de cazas a la armada que utilizarán biodiésel de segunda generación a partir de camelina y la extracción de petróleo y gas natural en nuevos yacimientos de Alaska y el océano Atlántico. Según algunos analistas, esto último supone un guiño para que republicanos y petroleras acepten la ley de cambio climático. En enero, el departamento de Agricultura y la Armada de Estados Unidos firmaron un acuerdo que, entre otras cosas, propició que el propio Barak Obama presentara el miércoles el primer fruto del mismo: un caza denominado Green Hornet, que utiliza una mezcla al 50% de biodiésel a partir de aceite de camelina. El acuerdo busca fomentar el uso de las energías renovables y potenciar la eficiencia energética en la flota de guerra y en instalaciones de tierra. En aquel instante, los biocarburantes se presentaron como fuente de independencia energética frente al petróleo. El miércoles, Obama les restó protagonismo al anunciar también nuevas prospecciones y extracciones de petróleo. 

El Golfo de México y Alaska son las zonas elegidas por el presidente norteamericano para realizar perforaciones con el objetivo de explotar nuevos yacimientos de petróleo y gas natural. Según publica el diario El País, la medida serviría para recabar apoyos de cara a la aprobación de la ley sobre cambio climático. El diario recoge las declaraciones de Charles Ebinger, especialista en política energética del centro Brookings de Washington, quien afirma que "el presidente necesita el apoyo de ambos partidos para aprobar la legislación sobre cambio climático. Con la ampliación de las perforaciones le ofrece incentivos a los republicanos y a la industria petrolera, con la intención de incluir unas concesiones de última hora que garanticen su aprobación".

El vuelo se realizará el Día de la Tierra
El anunció empañó otra noticia y el marco en el que se desarrolló, ya que Obama se desplazó a la base aérea-militar de Andrews, en Maryland, para presentar al Green Hornet, el primer caza (F/A-18 Super Hornet) que volará el próximo Día de la Tierra (22 de abril) con sus depósitos llenos al 50% con biodiésel elaborado a partir de aceite de camelina (Camelina sativa). La planta no se utiliza con fines alimenticios, por lo que el biocarburante está considerado de segunda generación. Ray Mabus, secretario de la Armada, insiste en que se trata de un paso importante para lograr la independencia energética y la reducción del uso de combustibles fósiles en su departamento, y para demostrar “que nuestros sistemas pueden trabajar con biodiésel”. 

El objetivo de la Armada es confirmar que no hay diferencias sustanciales entre el uso de biodiésel derivado de la camelina y el combustible JP-5 extraído del petróleo. Por otro lado, el mismo departamento ultima la implantación de protocolos de certificación de carburantes alternativos (propiedades químicas, compatibilidad de materiales, propulsión) para emplearlos en operaciones de táctica naval.

El Defense Energy Support Center, encargado del suministro de biocarburantes a la Armada, ha firmado un contrato de 2,7 millones de dólares (unos dos millones de euros) con la empresa Sustainable Oils por el que se compromete a adquirir 40.000 galones (151.000 litros) de biodiésel a partir de camelina. La compañía, afincada en Seattle y surgida de la fusión entre la empresa de biotecnología Targeted Growth y la productora de biodiésel Green Earth Fuels, es una de las principales fabricantes mundiales de este tipo de biocarburante, que ya ha suministrado a varías aerolíneas para su uso en aviones comerciales.

Más información:
www.navy.mil 

Síguenos en twitter

Añadir un comentario