biocarburantes

Las opciones de producir biocombustibles con gas de síntesis siguen firmes

0
No dejan de explorarse diversas rutas termoquímicas y bioquímicas para producir biocarburantes avanzados más rentables económicamente y más benévolos ambientalmente. Ocho centros de investigación y académicos de Europa, entre los que se encuentra el Centro Nacional de Energías Renovables (Cener), se agrupan en torno al proyecto Ambition, en el que la gasificación de la biomasa y su transformación en biocarburantes cobra un protagonismo especial. Al menos así se trasluce tras la última jornada de trabajo de los socios del proyecto celebrada en la sede del Cener en Sarriguren (Navarra)
Las opciones de producir biocombustibles con gas de síntesis siguen firmes
Imagen de la reunión en Sarriguren entre participantes del proyecto Ambition

El Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat), que además conforma la Fundación Cener-Ciemat, ya participó activamente en el proyecto ResToEne. Esta iniciativa analizó procesos de transformación de variadas líneas de residuos: producción de syngas e hidrógeno mediante procesos de reformado con vapor de agua y de gasolina/diésel a partir de syngas mediante procesos de FisherTropsch.

Este poso sirve hoy para que, tras la reciente reunión del proyecto Ambition (acrónimo a partir del nombre completo en inglés Advanced biofuel production with energy system integration), el Cener recuerde que sus tres pilares clave para la producción de biocombustibles líquidos son el pretratamiento y fraccionamiento de biomasa, gasificación y fermentación de gas de síntesis.

Procesos de gasificación y su integración energética
Desde el Cener concretan que “las sesiones de trabajo fueron organizadas por los técnicos del Departamento de Biomasa y en ellas se discutieron temas relacionados con el proceso de gasificación de biomasa y la posterior limpieza del gas, con el proceso de fermentación del gas de síntesis y con la integración energética de estos procesos”.

Ambition está enmarcado en la Agenda Europea Común de Investigación e Innovación (ECRIA, por sus siglas en inglés) y financiado por el Programa Horizonte 2020 de la Unión Europea. Se inició el 1 de diciembre de 2016, tendrá una duración de 36 meses y está liderado por el centro de investigación noruego Stiftelsen Sintef.

Enerkem y British Airways, cara y cruz
Como conclusión de esta primera presentación, en la nota de prensa del Cener se asegura que “los avances específicos conseguidos podrán adaptarse a los esquemas existentes de producción de biocombustibles, o bien integrarse para permitir nuevos procesos más eficientes, más respetuosos con el medio ambiente y económicamente más competitivos”.

Estos procesos recibieron un revés notable el pasado año con el abandono por parte de British Airways de un proyecto (Green Sky) en el que la gasificación de biocombustibles jugaba un papel importante, tras su anuncio a bombo y platillo y posterior retraso. En Canadá, Enerkem mantiene una de las iniciativas más destacadas de enlace entre la investigación y la escala comercial; y en Europa otro programa, NER300, apoya con financiación investigaciones en el campo del syngas.

Añadir un comentario