biocarburantes

La Comisión Europea rechaza seguir aplicando medidas antidumping al etanol de Estados Unidos

0
En un reglamento de ejecución publicado hoy mismo en el Diario Oficial de la Unión Europea, la Comisión se muestra contundente en la derogación del derecho antidumping sobre las importaciones de bioetanol desde Estados Unidos. A pesar de la nula cooperación de las empresas estadounidenses del sector, rechaza todas las alegaciones de la patronal europea (ePure), que pedía su continuación por el riesgo de que aparezca de nuevo el dumping. Desde ePure critican la decisión porque “es mala para la industria de etanol de la UE, los agricultores y las ambiciones climáticas”.
La Comisión Europea rechaza seguir aplicando medidas antidumping al etanol de Estados Unidos
Una de las principales plantas de producción de bioetanol en Europa, la de Vertex en Cartagena

En febrero de 2018 la Comisión Europea (CE), tras concluir el período de aplicación de medidas antidumping frente al bioetanol importado desde Estados Unidos, decidió abrir una investigación para reconsiderar dicha expiración. La solicitante de esta investigación fue ePure, la patronal europea del bioetanol, al considerar que existían claros riesgos de que continuara el dumping o competencia desleal si se daban por concluidas las medidas.

Más de una año después la CE ha cerrado dicha investigación afirmando que, “ante la ausencia de probabilidad de reaparición de las exportaciones objeto de dumping procedentes del país afectado, no es necesario analizar la probabilidad de reaparición del perjuicio y el interés de la Unión. En consecuencia, deben derogarse las medidas impuestas a las importaciones y darse por concluido el procedimiento”.

Dicha conclusión la realiza dentro de un reglamento de ejecución publicado hoy mismo en el Diario Oficial de la Unión Europea, donde, además, se muestra contundente con las alegaciones de ePure:  “el solicitante no aportó pruebas de por qué el tamaño de la industria estadounidense debería indicar una probabilidad de reaparición del dumping”, ni tampoco de “que el aumento continuo de las exportaciones se debió al escaso potencial de crecimiento del consumo interno estadounidense y no a otros factores”.

Falta de cooperación de las empresas de Estados Unidos
Sin embargo, la CE admite en numerosas ocasiones “la falta de cooperación de los productores de Estados Unidos” durante la investigación, aunque, enseguida, y ante las alegaciones sobre este punto de ePure, no lo considera un motivo para prorrogar las medidas.  

El reglamento sí destaca que “tres asociaciones estadounidenses de biocombustibles presentaron comentarios durante toda la investigación, que se tuvieron en cuenta”. Y añade que se analizaron muchos factores: precios del mercado interno estadounidense, precios de exportación a terceros países, capacidad de producción, capacidad excedentaria, consumo y existencias de bioetanol de todos los productores estadounidense y atractivo del mercado de la UE.

“No existe sobrecapacidad de producción en Estados Unidos”
Sobre el riesgo de sobrecapacidad de producción en Estados Unidos que siempre ha denunciado ePure, la CE contesta que la investigación no lo encontró. “Las estadísticas de la Agencia de Información Energética de Estados Unidos mostraron que la industria produjo a más del cien por cien (47,6 millones de toneladas) de su capacidad de producción nominal durante el período de investigación”, concluye la CE.

Pero ePure no se siente satisfecha ni con el reglamento ni con las consideraciones de la Comisión y advierte que se corre el riesgo de que tenga “graves consecuencias para toda la cadena de valor de la industria europea del etanol renovable, con 55.000 empleos directos e indirectos en la UE. También afectaría a las ambiciones climáticas de la UE al favorecer el etanol estadounidense, que es más intensivo en carbono que el etanol europeo”.

Si las exportaciones no van a Brasil, China o Perú, irán a la UE, dice ePure
En una nota de prensa, la patronal europea también advierte de que “la decisión se produce en un momento en que otros mercados claves de exportación desde Estados Unidos, como Brasil, China, Perú y Colombia, han introducido, o lo están considerando, medidas para protegerse de las exportaciones injustas. Esto aumenta el riesgo de que se desvien hacia la UE”.

También menciona ePure el previsible impacto sobre la agricultura europea “en un momento en que la UE propone reducir drásticamente el presupuesto y el apoyo al sector en el marco de la Política Agrícola Común”. Por el contrario, recuerdan, “Estados Unidos ha aumentado su apoyo al sector agrícola a través de una ley que mejora los programas de productos básicos y las herramientas de seguro de cosechas para sus agricultores”.

Añadir un comentario