biocarburantes

La CNE pide que la Ley de Economía Sostenible incluya medidas de investigación y sostenibilidad sobre biocarburantes

0
La Comisión Nacional de Energía (CE) ha hecho público un informe aprobado a finales de enero sobre el anteproyecto de Ley de Economía Sostenible. En él se incluye una valoración de los contenidos “energéticos” de la futura normativa y de la incidencia en el desarrollo de los biocarburantes, con alguna petición para que sean tenidas más en cuenta la investigación y la sostenibilidad en ésta y otras normativas. Casi a partes iguales, las consideraciones de la CNE al anteproyecto de Ley de Economía Sostenible se dividen entre las previsiones relativas a los cambios en los organismos reguladores y todo lo relacionado con los sectores energéticos. Es aquí donde se incluyen algunas valoraciones (a veces críticas) sobre el tratamiento a los biocarburantes, proponiéndose modificaciones en ésta y otras normas que les afecten. En general, la CNE asume que con las medidas planteadas en el anteproyecto, “indirectamente se está potenciando la utilización de combustibles menos contaminantes, como por ejemplo los biocarburantes, en detrimento de los combustibles fósiles”.

Una de las propuestas de modificación tiene que ver con la sostenibilidad. En concreto, dentro del artículo 97 del anteproyecto, que habla de objetivos nacionales en materia de ahorro y eficiencia energética y energías renovables, la CNE considera que son coherentes con los establecidos por la directiva de la Unión Europea y que supondrán un impulso en su utilización en el transporte, pero añade que “para transponer plenamente la citada directiva, se deberán desarrollar otras modificaciones normativas de rango inferior”. Y cita la orden de fomento del uso de biocarburantes, y la necesidad de revisar “determinados términos, tales como la definición de biomasa y biocarburantes, así como la fórmula para computar los objetivos marcados”, para concluir que “deberá incluir aspectos relativos a la sostenibilidad de los biocarburantes”.

No citados en I+D+i
Otro aspecto que no convence al organismo regulador es que en el artículo relativo al fomento de la I+D+i en el ámbito de las energías renovables y el ahorro y la eficiencia energética, no se cite expresamente a los biocarburantes. Como dicen en el informe, se hace una mención expresa del vehículo eléctrico y de otras tecnologías, pero “en ningún caso se menciona el desarrollo de tecnologías en relación a los biocarburantes, que están en la actualidad en proceso de innovación y que han sido objeto de especial atención en los objetivos de la Unión Europea para 2020”. La CNE propone que “sería recomendable aludir a los biocarburantes explícitamente, al ser éstos uno de los productos energéticos determinantes en la lucha contra el cambio climático”.

En el apartado de conclusiones se subraya, como otro aspecto a tener en cuenta, la necesidad de informar de la manera más precisa al consumidor: “se consideran un buen instrumento de transparencia los sistemas de garantía de origen y etiquetado de la electricidad, o de certificación de los biocombustibles contenidos en los productos petrolíferos. Todo ello permite una mayor información al consumidor, lo cual es básico para potenciar una verdadera cultura de ahorro energético”.

Eliminar la burocracia
Antes, al analizar otro artículo, el relativo a la simplificación de procedimientos administrativos, se valora como positivo que se incida en ello en relación a las renovables, y en la línea del catálogo de procedimientos que elabora el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. “En el caso de los hidrocarburos líquidos –dice el informe–, esto podría mejorar el marco regulatorio para la instalación de nuevas plantas de biocarburantes en el futuro, ya que como el resto de plantas industriales en España, soportan diversos procesos y tramites administrativos que a veces retrasan su puesta en marcha. En cualquier caso, el tratamiento normativo actual es favorecedor y se han realizado ya diversas modificaciones para eliminar barreras técnicas y de mercado que permiten una mayor implantación”.

Por último, la CNE tiene claro que las modificaciones del anteproyecto de ley afectan a la energía a través de otros sectores, como el transporte o la vivienda. Por este motivo, en las consideraciones adicionales añade que el sector de los hidrocarburos líquidos se verá afectado por las propuestas en materia de competitividad, sostenibilidad medioambiental, normalización de la vivienda, innovación y formación profesional y fondos económicos para los nuevos sectores. Y se verá afectado en dos vertientes: “por una parte, en la calidad de la regulación que se imponga sobre el sector y, por otra, en la definición de la participación de los hidrocarburos líquidos y de los biocombustibles en la cesta energética de los próximos años”.

Más información:
www.cne.es

Síguenos en twitter

Añadir un comentario