biocarburantes

Frenazo al empleo y la sostenibilidad de los biocarburantes

2
El Gobierno acaba de aprobar un real decreto ley (RDL) de “medidas de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y de la creación de empleo” que, según el sector de los biocarburantes, conllevará la pérdida de cientos de puestos de trabajo. Por otro lado, el RDL suspende sine die la normativa que regula los criterios de sostenibilidad de los biocarburantes y que es de obligado cumplimiento, según una directiva de la Unión Europea. Además, existe un profundo malestar por la falta de transparencia que se ha dado durante el proceso, ya que la CNE aprobó un informe de real decreto que no se corresponde con lo aprobado por el Gobierno.
Frenazo al empleo y la sostenibilidad de los biocarburantes

“Mediante la utilización injustificada de un RDL, el Gobierno ha obviado su obligación de consulta previa a los sectores afectados, tras ocultar a la opinión pública que desde el pasado mes de octubre estaba tramitando un real decreto (no un real decreto ley) en el que se consideraba suficiente una rebaja de la obligación global de biocarburantes hasta el 6,1% (para 2013)”, afirman desde la sección de Biocarburantes de la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA). La justificación a este malestar se fundamenta en que la Comisión Nacional de la Energía (CNE) emitió un informe en noviembre de 2012 acorde con la propuesta de real decreto que remitió un mes antes el Gobierno.

Textualmente, el documento de la CNE habla de reducir para 2013 “los objetivos global e individual de biocarburantes en diésel (hasta el 6,1 y 4,1 por ciento, respectivamente, en contenido energético) y se mantiene el mismo objetivo individual de biocarburantes en gasolina (4,1 por ciento) respecto a los actualmente previstos”. Ante la sorpresa general, lo aprobado el viernes queda en el 4,1 por ciento global, el 4,1 en diésel y el 3,9 en gasolina. Desde el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, una vez más, no explican a qué se debe este cambio de porcentajes sin consulta previa a los diferentes sectores involucrados. El caso es que han quedado muy alejados de los vigentes hasta le viernes: 6,5 global, 7 biodiésel y 4,1 por ciento bioetanol.

“No generará empleo, destruirá centenares de puestos de trabajo”
Algunos de los participantes en los procesos de consultas de la CNE afirman que justo ese 4,1 por ciento era el objetivo que desde el primer momento defendió la industria del petróleo. APPA Biocarburantes afirma que dicha industria se mantiene como la gran beneficiada por este tipo de medidas. Desde la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP) contestan que ellos también se han sorprendido por el RDL del Gobierno, ya que las últimas noticias de su participación datan también del informe de la CNE. Aunque han defendido siempre una rebaja de los objetivos, niegan tajantemente que propusieran ninguno concreto, “y menos un 4,1 por ciento”. En el documento de la CNE no aparece dicha propuesta.

Además de la rebaja y la ausencia de consulta previa, el sector afea también la justificación que emplea el Gobierno para modificar la ley. De entrada, el real decreto ley se denomina de “medidas de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y de la creación de empleo”. Alfonso Ausín, presidente de APPA Biocarburantes, considera increíble que “se incluya en una norma destinada a apoyar al emprendedor y estimular el crecimiento y la creación de empleo, una medida que va a contribuir a la pérdida de centenares de puestos de trabajo y a la ruina de un sector industrial emprendedor que ha invertido más de 1.800 millones de euros para fabricar biodiésel y bioetanol en España”.

El consumo de biodiésel disminuirá un 60 por ciento
Asuín es aún más categórico al denunciar que “nos apuñalan por la espalda, con nocturnidad y alevosía, nos dejan prácticamente muertos y encima dicen que lo han hecho por nuestro bien; es una situación inaudita”. En la exposición de motivos del RDL se afirma que los nuevos objetivos permitirán “minimizar el precio de los carburantes y asegurar cierta estabilidad al sector de los biocarburantes, sin que, en ningún caso, se comprometa el cumplimiento de los objetivos comunitarios previstos para 2020”. Esto último Asuín lo califica de “falaz”, porque “es evidente que contradice de forma flagrante la senda fijada en el Plan de Energías Renovables 2011-2020 para el cumplimiento del objetivo comunitario de que las energías renovables alcancen en 2020 el 10 por ciento del consumo final en el transporte, objetivo consagrado en España por la Ley 2/2011 de Economía Sostenible”.

Desde APPA Biocarburantes calculan que, tras la rebaja del 6,5 al 4,1 por ciento para 2013, el consumo de biodiésel previsto en España para este año disminuirá alrededor de un 60 por ciento respecto al del año anterior, “dado que se espera que un 30 por ciento de la obligación se cumpla virtualmente con certificados de biocarburantes del año pasado traspasados a 2013, tal como permite la legislación vigente". De esta manera, advierten de que “la demanda real esperada de biodiésel en 2013 representaría de facto una cuota de mercado de tan sólo un 2,8 por ciento del total de carburantes diésel consumidos, una demanda que se cubrirá en un 80 por ciento con importaciones desleales procedentes de Argentina e Indonesia, mientras el Gobierno no adopte las medidas regulatorias adecuadas que lo impidan”.

El RDL suspende la exigencia de los criterios de sostenibilidad
Con el mismo fin que inspira la rebaja de incorporación obligatoria de biocarburantes (minimizar precios y asegurar estabilidad al sector sin comprometer el cumplimiento de los objetivos para 2020) “se establece un periodo de carencia para la aplicación del periodo transitorio para la verificación de la sostenibilididad de los biocarburantes y biolíquidos”. Esto significa que no se exigirá el cumplimiento de los criterios de sostenibilidad establecidos en el real decreto 1597/201, entre los que resaltan la reducción de un 35 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) con respecto a los combustibles fósiles (del 50 por ciento a partir de enero de 2017) y la no procedencia de las materias primas de bosques primarios, prados, pastizales, humedales y turberas.

Sin embargo, España está obligada a cumplir con los requisitos de sostenibilidad establecidos en la directiva de la UE sobre energías renovables, en la que se establece, que en el caso de que el biocarburante se produzca en instalaciones que ya estuvieran operativas en enero de 2008 (casi todas), la exigencia de reducción de GEI entrará en vigor a partir del 1 de abril de 2013, dentro de un mes. Tampoco en este caso se pronuncia el Ministerio de Industria a preguntas de este medio.

El texto del RDL no concreta cuánto durará ese “período de carencia”, y simplemente se añade que “por resolución del titular de la Secretaría de Estado de Energía se determinará la fecha en la que finalizará”, y se publicará en el BOE, como mínimo, ocho meses antes de su entrada en vigor. Durante el período de carencia los criterios de sostenibilidad tendrán carácter indicativo. Sí se advierte de que durante ese período los sujetos obligados a certificar la sostenibilidad de los biocarburantes deberán remitir información veraz al respecto y aplicar de forma correcta el sistema de balance de masa previsto.

Añadir un comentario
Henri
A este Real Decreto Ley solo le falta: " Lo siento muchos no hemos equivocado pero volverá a ocurrir....." je je je
LA MAFIA GOBIERNA ESPAÑA
Por si había dudas: Barcenas, déficit eléctrico ( pa la saca: CTC´s, contabilidad artística, emisiones descontadas, interrumpibles, no renovación de subastas,...) y Ahora también esto a las ordenes de las PERTOLERAS: Sin claridad, ni transparencia: ESTE GOBIERNO ES UNA MAFIA FALANGISTA Y DICTATORIAL: DIMISIÓN YA REVOLUCIÓN