biocarburantes

España cumple con la obligación de biocarburantes con hasta un 90% de biodiésel importado

0
Se da la paradoja que España cumple de sobra con los porcentajes de incorporación obligatoria de biocarburantes en el transporte, pero la industria no lo nota. Todo lo contrario. Ni siquiera el incremento del consumo en un 21% con respecto a 2010 logró frenar la caída de la producción de biodiésel en España, cercana al 50%. El responsable principal, según APPA Biocarburantes, son “las importaciones desleales de biodiésel, que coparon el 89% en el último trimestre”. Mientras, en Argentina (uno de los países acusados de esas importaciones desleales) anuncian un aumento sustancial de la producción para 2012.
España cumple con la obligación de biocarburantes con hasta un 90% de biodiésel importado

La sección de Biocarburantes de la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA) acaba de dar a conocer los datos de producción y consumo de biocarburantes en España a partir de la información suministrada por la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores). No pueden ser más negativos para la industria española: aunque las cifras son mucho más contundentes en el caso del biodiésel, descendió la producción tanto de este como de bioetanol. A pesar de todo, con estos datos provisionales, los biocarburantes alcanzarían una participación en términos energéticos del 6,8% en relación al gasóleo, 4,7 en gasolina y 6,4% en el conjunto de carburantes de automoción. Todos estos porcentajes son superiores a los mínimos fijados como obligatorios para 2011: 6%, 3,9% y 6,2%, respectivamente.

El consumo sube, pero, principalmente, con el biodiésel importado. En 2011, las importaciones aumentaron un 44% respecto al ejercicio anterior, superando los 1,2 millones de toneladas, lo que supuso una cuota de mercado anual del 74% (62% de 2010). Cerca del 90% de todas estas importaciones provinieron directamente de Argentina e Indonesia. Según APPA Biocarburantes, “la magnitud de la tragedia es evidente a la luz de los últimos datos conocidos: las importaciones alcanzaron en el último trimestre de 2011 una cuota del 89% del mercado español”. “Pese al aumento de la demanda –continúan–, la producción de la industria nacional bajó en 2011 por primera vez en la historia, derrumbándose casi un 50% y situando el ratio medio de utilización de su capacidad en sólo el 14%”.

Argentina sube mientras España espera la aprobación de la orden del biodiésel
Ayer mismo, Iniciativas Bioenergéticas, propietaria de la planta de biodiésel de Calahorra (La Rioja), ejemplificaba la situación del sector, al informar que en 2011 llegó a producir en algunos momentos una media de 30.000 toneladas, a pesar de tener una capacidad para 250.000, y a ocupar a 35 trabajadores, cuando a pleno rendimiento superarían el centenar entre puestos directos e indirectos. Desde Iniciativas Bioenergéticas achacan esta situación a las importaciones y a la paralización de la orden de apoyo a la producción nacional. Alfonso Ausín, presidente de APPA Biocarburantes, se expresa en parecidos términos: “Desgraciadamente, el sector del biodiésel está en las últimas, y sólo una actuación rápida y decidida del nuevo Gobierno puede ya salvar este tejido productivo y sus puestos de trabajo”.

Hace unos días, la consultora alemana Oil World, alertaba incluso del incremento de las importaciones en 2012 y su afectación a España. La firma alemana asegura que ya durante 2011 se dispararon hasta llegar al récord de 2,6 millones de toneladas, y que sólo España importó 1,06 millones, más de la mitad del total europeo. La debacle en España corre paralela a la bonanza en Argentina, uno de los países acusados de importación desleal. Según informa el portal amERica, Víctor Castro, presidente de la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio), declaró que "la producción total del año pasado fue de 2,4 millones de toneladas y crecería un 20 por ciento este año… lo que permitirá a la industria satisfacer la creciente demanda local y exportar a Europa”.

El biodiésel disminuye su producción un 46% y el bioetanol un 2%
El panorama que pinta la homóloga española de Carbio en España es el contrario: “el significativo aumento de las importaciones, tanto en términos absolutos como relativos, unido a una acusada reducción de las exportaciones (-67%), provocaron el derrumbe de la producción nacional de biodiésel en 2011, que disminuyó, por primera vez en la historia, un 46% respecto al año anterior, situándose por debajo de las 650.000 toneladas, un 14% con respecto a la capacidad instalada (4,5 Mt), frente al 28% de 2010, cifras ambas que son incompatibles con la supervivencia económica del sector”.

Mientras tanto, el bioetanol mantuvo sus principales indicadores de mercado en 2011 con respecto a 2010. El consumo se situó en unas 356.000 toneladas (básicamente a través del ETBE), lo que supuso una reducción del 1% respecto a 2010. Por lo que se refiere al origen, APPA Biocarburantes asegura que el cruce de los datos de consumo de Cores con la cifra de ventas nacionales de las plantas españolas en 2011 pone de manifiesto que el 45% consumido fue importado, el mismo porcentaje que en 2010.La producción nacional (365.000 t) también descendió muy ligeramente con respecto al año anterior, situándose la tasa media de actividad de la capacidad instalada (464.000 t) en el 78% (80% en 2010). El 46% de toda la producción se destinó a la exportación (48% en 2010).

Más información:
http://www.appa.es/descargas/Balance_Biocarburantes_2011_Marzo_2012.pdf

Añadir un comentario