biocarburantes

El biodiésel entra en las escuelas

0
Entre los proyectos Life+ de la Unión Europea aprobados en la última convocatoria hay uno denominado Educo. Su objetivo es conseguir, a través de la educación ambiental, que más de 40.000 alumnos y alumnas de nueve comarcas catalanas ayuden a recuperar el aceite usado generado en sus casas para posteriormente destinarlo a la fabricación de biodiésel. Desde la Fundació CTM Centre Tecnològic, coordinadora del proyecto, confían en llegar a los 52.000 alumnos de enseñanza infantil, primaria y secundaria.
El biodiésel entra en las escuelas

La bioenergía encontró su cuota de participación en la última convocatoria (2011) de los proyectos Life+ con Educo, cuyo nombre completo es Recogida de aceites de cocina usados en centros educativos y prueba de producción de biodiésel con tecnología de cavitación. Esta última se suele utilizar en plantas cuya materia prima es diversa e incluye tanto aceites vegetales puros como usados o grasas animales. El objetivo es diseñar y construir una planta piloto para el tratamiento de aceites de cocina usados, que se recogerán con la participación de escolares y que posteriormente se utilizarán en la producción de biodiésel.

“Los escolares reciben una serie de talleres en sus centros sobre todo el proceso de elaboración del biodiésel y se les entrega material y recipientes para que en sus casas colaboren en la recogida del aceite usado; con posterioridad, ese aceite es trasladado por operarios y vehículos desde el domicilio a la planta piloto”. En Fundación CTM explican de forma somera el esquema del presente Life+, en el que también colaboran la Associació de l’Oli al Biodiesel, Inèdit Innovació, Vidmar RM 2000 y CET Nou Verd. La planta piloto está diseñada para producir biodiésel a partir de aceites vegetales vírgenes, y se adaptará y optimizará a lo largo del proyecto para permitir el procesamiento de los usados.

52.000 estudiantes de 100 escuelas de 30 municipios
Se prevé que desde el inicio participen cerca de 40.000 estudiantes de infantil, primaria y secundaria, aunque estiman que la cifra final ronde los 52.000. El número de escuelas está en torno a las cien y el de municipios entre veinticinco y treinta. Todos pertenecen a nueve comarcas de Cataluña: Alt Penedès, Anoia, Bages, El Berguedà, Garraf, Osona, Solsonès, Vallès Occidental y Vallès Oriental. Desde Educo confirman también que los vehículos que se utilizarán para la recogida y transporte hasta la planta piloto consumirán el biodiésel producido, “con lo que se garantizará la sostenibilidad del proyecto y del sistema en general”.

Educo tendrá una duración de dos años y medio y cuenta con un presupuesto total de 1.485.000 euros, de los cuales la UE pone 644.000. Su puesta en marcha tuvo lugar el 9 de octubre durante una primera reunión de lanzamiento en las instalaciones que la Fundació CTM Centre Tecnològic tiene en Manresa. Es el único proyecto aprobado entre los Life+ de política y gobernanza ambiental que está vinculado a la bioenergía en particular y a las energías renovables en general. En la anterior convocatoria (2010) se aprobaron cuatro proyectos españoles. No obstante, hay otras líneas europeas de financiación más directamente relacionadas con las renovables, como el Intelligent Energy, e incluso otras de cohesión social y regional donde también entran, como Interreg.
 

Añadir un comentario