biocarburantes

Biocarburantes: principales responsables del crecimiento del empleo mundial en renovables en 2019

0
El número de personas empleadas en las energías renovables en todo el mundo pasó de 11 a 11,5 millones entre 2018 y 2019. En el mismo período, el empleo en el sector de los biocarburantes o biocombustibles líquidos subió de 2,06 a 2,5 millones. Fue la renovable que creció de forma más sustancial en este aspecto, según el último informe Renewable energy and jobs. Annual review 2020 de la Agencia Internacional de las Energías Renovables (Irena en sus siglas en inglés). La biomasa sólida cayó en 23.000 empleos y el biogás subió en 8.000.
Biocarburantes: principales responsables del crecimiento del empleo mundial en renovables en 2019
La gran mayoría de los empleos se concentran en los lugares de cultivo y cosecha de la materia prima

La bioenergía, gracias a la aportación de los biocombustibles líquidos, sigue siendo el grupo de tecnologías renovables que más empleo aporta a escala mundial dentro de este tipo de energías. De los 11,5 millones de empleos globales, suma 3,58 millones, por detrás de la fotovoltaica, que suma 3,75 millones. Si solo se cogieran los biocarburantes, mantendrían la segunda posición, con 2,5 millones.

Si se tiene en cuenta que entre las dos grandes generadoras de puestos de trabajo la fotovoltaica creció en 70.000 personas empleadas y los biocarburantes en 440.000, el aumento total en medio millón entre 2018 y 2019 (de 10,98 a 11,46 millones) es achacable principalmente a los segundos. Y muy especialmente al biodiésel, cuya producción superó el trece por ciento con respecto a 2018, frente al dos por ciento del bioetanol.

Irena explica que la mayor parte de los empleos “se concentran en el sector agrícola, en la plantación y cosecha de materias primas de diversos tipos”. “Procesar la materia prima para convertirla en combustibles requiere muchas menos personas que el suministro de la materia prima, aunque los trabajos de procesamiento generalmente requieren mayores habilidades técnicas y ofrecen una mejor remuneración”, apostilla el informe.

Número de empleos a tomar con cautela
Sin embargo, en el mismo informe matizan que “las estimaciones de empleo de biocombustibles deben interpretarse con cautela” porque “las materias primas, como la palma de aceite, la soja o el maíz, también se utilizan para variados fines no energéticos, ya sea como alimento, pienso para animales o ingredientes de diversos productos comerciales”.

La alta relación de los biocarburantes con el cultivo y la cosecha de las materias primas hace que el empleo se concentre principalmente en los países productores de las mismas, no en los que las convierten en biocombustibles. No obstante, la lista de los países que generan más empleo la encabeza Brasil, que reúne la doble condición de ser productor de la materia prima (principalmente caña de azúcar) y del combustible (principalmente bioetanol).

Brasil, principal empleador mundial en biocarburantes
Brasil suma 839.000 empleos, el 34 por ciento del total de los relacionados con los biocarburantes a nivel mundial. Le siguen Indonesia, Estados Unidos (también en su doble condición de productor del materia prima, en este caso maíz, y el biocarburante, bioetanol principalmente), Colombia, Tailandia, Malasia, China, Polonia, Rumanía y Filipinas. Juntos suponen el noventa por ciento del empleo.

La Unión Europea (UE) suma 239.000 empleos. Según el Estudio del impacto macroeconómico de las energías renovables en España en 2018 de la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA), de estos últimos, 4.483 corresponden a España. Suponen poco más del 1,5 por ciento porque España es una importadora neta de la materia prima, y principalmente produce los biocarburantes.

Otra cuestión a tener en cuenta es que a partir de 2030 el biodiésel fabricado con aceite de palma dejará de tener la consideración de renovable y contar como tal en la obligación de uso en el transporte. Esto supondrá una merma importante en la contabilización de empleos en Indonesia, Malasia, Colombia, Tailandia y Filipinas, en especial en los dos primeros países.

La biomasa baja en empleos y el biogás sube
Irena vuelve a incidir en que “las líneas de suministro de materias primas que requieren mucha mano de obra hacen que América Latina represente el 43 por ciento de los empleos de biocombustibles en todo el mundo y Asia (principalmente el sudeste) el 34 por ciento. Los sectores agrícolas más mecanizados de América del Norte y Europa se traducen en porcentajes de empleo más pequeños, del trece y diez por ciento, respectivamente.

En cuanto al resto de biocombustibles que componen la bioenergía, la biomasa sólida descendió en número de personas empleadas, al pasar de las 787.000 de 2018 a las 764.000 de 2019. Aquí la UE lidera el empleo con 392.000 personas, más de la mitad del total, seguida de China con 188.000. En biogás se ha crecido en el total, de 334.000 a 342.000. En este caso es China quien lidera el empleo, con 145.000 puestos de trabajo, seguida de India, con 85.000, y la UE, con 75.000.

Añadir un comentario