biocarburantes

APPA defiende en el Congreso a los biocarburantes mientras regresan los informes negativos

0
“La utilización de biocarburantes reduce significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero”. Roderic Miralles, presidente de APPA Biocarburantes, se dirigía así a los miembros de la Comisión Mixta para el Estudio del Cambio Climático del Congreso de los Diputados. Lo hacía justo el mismo día que The Guardian publicaba los resultados de un informe que critica aspectos sociales y ambientales de los actuales biocarburantes.
APPA defiende en el Congreso a los biocarburantes mientras regresan los informes negativos

La comparecencia de hoy de Roderic Miralles ante la Comisión Mixta del Congreso de los Diputados estaba destinada a aportar datos sobre la incidencia del transporte en el cambio climático. El presidente de APPA Biocarburantes ha manifestado que el bioetanol y el biodiésel “son indispensables en la lucha contra el cambio climático, ya que son la única opción renovable y sostenible para todos los tipos de transporte”. En este sentido, ha echado mano de los datos de 2009 aportados por la Comisión Nacional de Energía (CNE) para demostrar que permitieron en ese año el ahorro del 43% de emisiones de GEI en comparación con los combustibles fósiles sustituidos.

Además de incidir en que el uso de biocarburantes asegura mejoras en la eficiencia energética y en la calidad del aire, Miralles recordó a los diputados que la Directiva de Energías Renovables establece criterios obligatorios de reducción de emisiones de GEI para todos los biocarburantes comercializados en la Unión Europea (como mínimo un 35% con respecto al petróleo), objetivo que se supera en España. También habló de los otros criterios exigidos, los de sostenibilidad: “establece que las materias primas no pueden proceder de bosques primarios, zonas de protección de la naturaleza, prados o pastizales con una rica biodiversidad, zonas con elevadas reservas de carbono o turberas”.

Biocarburantes sí, pero no así
Recientemente, una consultora internacional, (S&T)2 Consultants Inc, pronosticó que en 2011 la producción de etanol reducirá en todo el mundo la emisión de 105 millones de toneladas de GEI y, en términos de energía, el consumo de un millón de barriles de crudo al día. Sin embargo, durante los primeros meses de este año es rara la semana que los biocarburantes no se desayunan con un estudio, informe o posicionamiento que cuestiona su actual producción. Lo último ha sido un trabajo de investigación del Nuffield Council on Bioethics del Reino Unido, que según la información publicada en The Guardian denuncia la violación de los derechos humanos y los impactos al medio ambiente que provocan.

El profesor Joyce Tait, de la Universidad de Edimburgo (Escocia), es el director de esta investigación, que ha durado año y medio. En declaraciones al diario inglés, asegura que “los biocarburantes son una de las pocas alternativas renovables que tenemos para el transporte, pero las políticas actuales y los objetivos que se han fijado (se refiere especialmente al 10% de la Unión Europea para 2020) para su consumo les ha convertido en una mala apuesta”. El informe habla de explotación de los trabajadores, de pérdida de biodiversidad y de aumento de los precios de los alimentos achacables a los biocarburantes

Otro profesor, Ottoline Leyserof, de la Universidad de Cambridge, miembro también del equipo de Tait, reconoce en The Guardian que “no hacer nada es igualmente inmoral”. Por eso, la investigación apuesta por otras materias primas para fabricar biocarburantes: plantas herbáceas no alimentarias, residuos agrícolas, árboles de crecimiento rápido y algas. Los productores insisten en que sin el desarrollo completo y consolidación de los actuales no hay posibilidad de apostar comercialmente por los de segunda generación.

Más información:
www.appa.es
www.nuffieldbioethics.org

Añadir un comentario