biocarburantes

Acuerdos para que Indonesia produzca biodiésel en España

0
Infinita Renovables está pendiente de alcanzar un acuerdo con la multinacional indonesia Musim Mas para gestionar sus plantas de biodiésel, negociación que no niega la compañía española, aunque sin citar a Musim Mas. La noticia se desvela al poco de conocer que el Gobierno le asigna 900.000 toneladas de producción. Precisamente, esta asignación se reclamó para luchar contra la importación masiva de biodiésel desde Argentina e Indonesia. Llama también la atención que dos plantas de dicha multinacional fueron rechazadas de la lista definitiva que se publicó en el BOE a principios de febrero. En general, la publicación, lejos de calmar definitivamente al sector lo intranquiliza, principalmente porque la producción asignada para este año no comienza a contar hasta el 5 de mayo. Por otro lado, seis plantas que estaban en la propuesta de lista definitiva se han caído finalmente.
Acuerdos para que Indonesia produzca biodiésel en España

Solo las cantidades de biodiésel que el Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha asignado a las empresas e instalaciones presentes en la resolución publicada en el BOE el 4 de febrero servirán para cumplir con los objetivos de incorporación de biocarburantes en el transporte establecidos por España, pero eso será a partir del 5 de mayo, aunque las cantidades figuren para todo 2014. El pasado 6 de noviembre de 2013 se publicó otra resolución con la propuesta de lista definitiva de plantas. La sección de Biocarburantes de la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA) pidió entonces que la resolución final se publicara antes de finalizar el año, para no demorar la entrada en vigor de las asignaciones. Con la publicación el 4 de febrero, la entrada se traslada al 5 de mayo.

“Con esta demora se corre el riesgo de que durante estos cuatro meses los operadores petrolíferos pongan en el mercado cantidades de otros países que sirvan para cumplir los objetivos de biocarburantes que luego se retraigan de las asignadas a las plantas para todo 2014”, alerta Manuel Bustos, director de APPA Biocarburantes, quien relata igualmente el enorme retraso que arrastra la adopción de esta resolución, que debería haber entrado en vigor en agosto de 2013. En total, se han asignado 4,8 millones de toneladas para el presente año y una cifra similar para 2015. La gran mayoría (3,2 millones de toneladas) corresponden a plantas ubicadas en España, y casi la mitad se concentra en tres de ellas, las de Bio Oils (500.000 toneladas) en Huelva y las de Infinita Renovables en Castellón de la Plana (600.000 t) y Ferrol, en La Coruña, (300.000 t).

La multinacional indonesia Musim Mas a punto de producir biodiésel en Ferrol y Castellón
Poco después de conocerse la resolución del BOE, la prensa gallega anunciaba que Infinita Renovables cedía la explotación de las plantas a la compañía Masol Iberia Biofuels, perteneciente a la multinacional Musim Mas, cuya sede principal está en Singapur aunque opera desde Indonesia como una de las principales productoras de aceite de palma destinado, entre otros usos, a la fabricación de biodiésel. Infinita Renovables no da el nombre de la empresa, pero reconoce a Energías Renovables que “desde el cambio de rumbo del Gobierno español respecto a las energías renovables, en general, y de los biocombustibles, en particular, hemos explorado diversas opciones de ámbito global para garantizar y reforzar nuestra capacidad competitiva”. Como resultado de esa búsqueda afirman que “se está cerrando una alianza con un grupo multinacional, líder de la producción mundial de aceite de palma”.

El objetivo principal de la orden que favoreció la asignación de cantidades de producción a plantas españolas y de otros países de la UE era parar la importación masiva de biodiésel desde Argentina e Indonesia. De hecho, ninguna empresa de estos países ha conseguido asignaciones, a pesar de que las solicitaron. Entre las empresas indonesias que optaban estaba Musim Mas. Cuando el Ministerio de Industria, Energía y Turismo abrió la presentación de solicitudes, la compañía aparecía con dos plantas, una en Medan y otra en Batan, ambas en Indonesia. En las resoluciones que ha ido publicando el ministerio hasta llegar a la lista definitiva aparecida en el BOE del 4 de febrero, ambas instalaciones aparecen en el anexo III como solicitudes que han aportado toda la información requerida, pero se quedan sin asignación.

Garantía de producción en España y con recuperación de puestos de trabajo
Ahora, indirectamente, si se confirma la alianza entre Musim Mas e Infinita, se conseguirá que una empresa indonesia produzca biodiésel de palma para el mercado español, eso sí, en suelo también español. En Infinita añaden que “los detalles de la operación serán dados a conocer en fechas próximas una vez que se hayan cerrado todos los aspectos de una negociación iniciada hace meses y que está a punto de llegar a buen puerto gracias a la discreción de ambas partes". Para Manuel Bustos, “lo relevante es que esas dos plantas vuelven a operar y se salvan los puestos de trabajo, cosa que no hubiera ocurrido de no mediar la orden de asignación”.

Por otro lado, Bustos considera que “tras muchos años de debilitamiento constante del sector y en especial de algunas empresas, es normal que aparezcan otras de otros países dispuestas a explotar las plantas”. Por último, puntualiza: “en cualquier caso, será el organismo encargado de certificar el cumplimiento de esta normativa (actualmente la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) el que confirme que las empresas ponen en el mercado biodiésel exclusivamente producido en las plantas españolas o europeas que han recibido la asignación”.

Seis se quedan fueran, pero recurren
Entre las 37 plantas que tienen asignadas cantidades hay 23 españolas, cinco de Alemania, cuatro de Italia, dos del Reino Unido y tres se reparten entre Portugal, Letonia y Holanda. Con respecto a la lista que se publicó el 6 de noviembre se caen seis (Biocombustibles de Cuenca, Biocarburantes Castilla-La Mancha, Sociedad Cooperativa General Agropecuaria Acor, Entaban Biocombustibles del Guadalquivir, Transportes Ceferino Martínez y la italiana Mythen). En todos los casos se afirma que no cumplen “el requisito relativo a estar al día en las obligaciones de pago de la seguridad social y los impuestos del país correspondiente”. Por el contrario, ha entrado en el listado, sin estar en el del 6 de noviembre, Biosur Transformación, con una planta en Palos de la Frontera (Huelva) con 240.000 toneladas asignadas.

La gran mayoría de las empresas relacionadas con las plantas excluidas de la última lista han recurrido la resolución. “Se trata de un gravísimo error cometido por el ministerio”, señala Manuel Bustos, y añade que “al menos en los dos casos que corresponden a socios nuestros (Biocombustibles de Cuenca y Acor, en Olmedo, Valladolid) nos consta que no tienen ningún impago con la seguridad social ni con impuestos especiales”. El proyecto de Acor nació con grandes perspectivas de recuperación agrícola y desarrollo rural. El director de APPA Biocarburantes afirma que en la misma situación se encuentran dos plantas que no aparecen en las listas con asignaciones de las dos últimas resoluciones (Beta Renovables en Pola de Siero, Asturias; y FJ Sänchez Sucesores en Carboneras, Murcia), pero confía en que “el ministerio rectifique tras los recursos presentados porque, además, hay margen de asignación hasta llegar a los 5,5 millones de toneladas que marca como máximo la orden”.

Andalucia contenta
Por último, desde la Junta de Andalucía se ha valorado muy positivamente la presencia mayoritaria de esta comunidad autónoma en la asignación final de cantidades, especialmente tras la entrada de la planta de Biosur Transformación. Ha obtenido el 33% de cuota (1.049.000 t) respecto al total de España, seguida de Valencia, con el 23%, y Galicia con el 11%. Para la Junta, este dominio representa “una importante ventaja competitiva para las fábricas andaluzas y asegura el empleo directo de unas 135 personas".

Desde el Gobierno andaluz hacen también una valoración con respecto a las cantidades asignadas a las plantas españolas (3,2 millones de toneladas) y la demanda real acorde a los objetivos recortados por el Ministerio de Industria (del 7 al 4,1% de incorporación de biodiésel en gasóleos de automoción), que ronda el millón de toneladas. Para la Junta, esto, “unido a que en el mercado está entrando hidrobiodiésel (obtenido mediante hidrogenación catalítica de aceites y grasas de origen vegetal o animal y que se utiliza como carburante en los motores de ciclo diésel, siendo totalmente compatible con el gasóleo convencional), está motivando una importante disminución de ventas de biodiésel”.

 

 

Añadir un comentario