almacenamiento

El Instituto Fraunhofer desarrolla una batería de cerámica que bate récord mundial

2
Los costos de almacenamiento de esta batería de cerámica de alta temperatura son un 50 por ciento más bajos que los de las células de ion-litio, de acuerdo con el Instituto Fraunhofer de Tecnologías y Sistemas de Cerámica IKTS. El centro alemán presentará su nueva batería, denominada "cerenergy", en marzo, en el marco de la feria Energy Storage Europe 2019.
El Instituto Fraunhofer desarrolla una batería de cerámica que bate récord mundial

Con un coste por debajo de los 100 euros/kWh, el precio a nivel de celda de esta batería, pensada para enclaves estacionarios, es aproximadamente la mitad del precio de las baterías de ion-litio. Por tanto, según señala Fraunhofer IKTS, "cerenergy" bate el récord mundial de la baterías de cloruro de níquel y sodio. Además, no requiere mantenimiento y es absolutamente segura.


El hecho de que Fraunhofer IKTS presente su nuevo desarrollo en Energy Storage Europe 2019 (Düsseldorf, 12 to 14 de marzo ) es, según señala Bastian Mingers, director de la feria, "un ejemplo de las fortalezas específicas de este certamen y de la conferencia internacional sobre almacenamiento de energía renovable que se celebrará en paralelo". Ningún otro evento en la industria del almacenamiento "ofrece una gama similar de tecnologías y jugadores de primer nivel de investigación, desarrollo e industria ", añade Mingers.

Eficiencia por encima del 90 por ciento

La batería que IKTS presentará en Düsseldorf está formada por 20 celdas, de 250 Wh de capacidad de producción cada una, lo que supone 5 kWh de producción conjunta. Opera a una temperatura de 300 °C, pero "su funcionamiento es eficiente y económico gracias al aislamiento por vacío", indican desde el Instituto.  "A diferencia de las baterías de iones de litio, no es necesario utilizar aire acondicionado y tiene una eficiencia global superior al 90 por ciento. La densidad de energía de 130 Wh / kg y las tasas de carga y descarga de 0,25 a 0,75 C hacen que las baterías estén predestinadas para uso estacionario", añaden.

"Cerenergy" prescinde completamente de tierras raras u otras materias primas estratégicas y es cien por cien reciclable. Las baterías de cloruro de níquel y sodio se basan, esencialmente, en la sal común, una materia prima muy barata y fácilmente disponible y su principio de funcionamiento se conoce desde la década de 1990. "Pero solo recientemente hemos logrado adaptar realmente la tecnología para el uso en sistemas de almacenamiento estacionario ", dice Roland Weidl, jefe de departamento de Fraunhofer IKTS.



Añadir un comentario
Fukushima4ever
Ángel, Opera a una temperatura de 300 °C, pero \"su funcionamiento es eficiente y económico gracias al aislamiento por vacío\", indican desde el Instituto.
angel
A esas temperaturas tiene que tener pérdidas de calor. Por que no lo mencionan?