ahorro

Un proyecto sueco pretende reducir en un 75% las emisiones de CO2 de una familia

0
El proyecto “One Tonne Life”, de la empresa sueca Volvo, pretende demostrar que una familia puede emitir sólo una tonelada de CO2 por persona al año sin que esto afecte a sus hábitos diarios. Para conseguirlo sólo necesitan vivir en una casa sostenible de madera, conducir un coche eléctrico y utilizar los recursos energéticos de forma eficiente.
Un proyecto sueco pretende reducir en un 75% las emisiones de CO2 de una familia

El ensayo, en el que colaboran también las empresas Vattenfall y A-hus, busca demostrar que cada miembro de una familia podría reducir sus emisiones de carbono de siete toneladas a una al año sin cambiar sus hábitos de vida. De hecho, lo único que necesitan es una casa sostenible de madera, un coche eléctrico -los cálculos se han hecho con el Volvo C30 Drive eléctrico- y tecnología capaz de medir en tiempo real los consumos de energía procedente de fuentes renovables.

La familia Lindell -elegida entre otras 50 candidatas y compuesta por cuatro personas- se encuentra desde el pasado mes de enero en la casa situada en Älghagsstigen (Estocolmo), donde permanecerán los próximos seis meses. Según los datos de la primera semana de estancia en la casa ecológica, la familia ha emitido 562 kilogramos de CO2, de los que 192 corresponden a transporte y cero emisiones al coche. Durante su estancia también se tendrán en cuenta otras variables como la comida y la bebida que la familia consume tanto dentro como fuera del hogar, así como la electricidad, la calefacción, el consumo en ropa, muebles, electrónica y cuidado personal. Para poder conocer la evolución de los datos sobre las emisiones, éstas se monitorizarán cada semana.

Las técnicas de construcción y la gestión energética han sido los puntos más estudiados para construir esta vivienda energéticamente eficiente, que se caracteriza por ser completamente blanca, estar hecha en madera, con techos negros y una cara recubierta de paneles solares. La energía generada por la luz solar permitirá, mediante un enchufe ubicado en el garaje de la casa, alimentar el coche que Volvo ha puesto a disposición de los Lindell. El vehículo eléctrico, una vez cargado, cuenta con autonomía suficiente  para recorrer 150 kilómetros al día con cero emisiones.

Más coches eléctricos
Con este proyecto, el fabricante de coches sueco pretende estudiar cómo funciona el vehículo eléctrico adaptándolo al estilo de vida de una familia moderna y obtener la mayor cantidad de información para continuar con su desarrollo. De hecho, según Volvo, entre 2020 y 2025 los vehículos eléctricos representarán un 10,3% del mercado en los países de la Unión Europea.

Más información
www.volvocars.com

Añadir un comentario