ahorro

Que solo tengamos que poner velas para adornar nuestras vidas

0
Del 17 al 22 de febrero tendrá lugar la Semana Europea de la Pobreza Energética. Uno de los primeros actos para visibilizar y denunciar este problema será la marcha que organiza la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético (PX1NME) en Madrid el 17 de febrero. Antes, Ecodes y Ecoserveis han “calentado” el ambiente con sendos estudios que ponen bajo la lupa el bono social eléctrico y las oportunidades de luchar contra esta lacra. Y a todo ello, la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA) llama a sumarse a una semana reivindicativa con el mensaje "que solo tengamos que poner velas para adornar nuestras vidas".
Que solo tengamos que poner velas para adornar nuestras vidas

“El 11 por ciento de las familias españolas (cinco millones de personas) es incapaz de mantener su vivienda a una temperatura adecuada durante los meses fríos, y la tasa de mortalidad invernal asociada a la pobreza energética en España es de 7.000 personas al año”. Con estos datos, entresacados de los trabajos de ACA sobre pobreza energética, la PX1NME llama a la participación en uno de los actos que inaugura la Semana Europea de la Pobreza Energética.

Con una marcha entre las madrileñas plazas de Benavente y Lavapiés, desde la plataforma animan a que un año más se salga “a las calles y plazas arropados con mantas y alumbrándonos con velas como símbolo de la situación de millones de personas en nuestro país que pasan frío y oscuridad en sus hogares porque no pueden pagar la factura de electricidad y gas”.

La PX1NME aprovecha para reiterar la “exigencia de una ley de medidas de protección integral contra la pobreza energética, que no sólo garantice un consumo energético mínimo para todos los hogares, sino que también aborde las causas profundas del problema”. “Deberá recoger una reforma del sistema energético que garantice precios justos y equilibrados, así como un plan de rehabilitación energética de viviendas y edificios enfocado a reducir su demanda”, concluyen.

El problema sigue ahí
Desde ACA manifiestan que el problema sigue ahí: “lamentablemente un año más la pobreza energética se manifiesta en muchos hogares y no podemos decir, ni en nuestro país ni en Europa, que haya desaparecido”. Reconocen que se aprecian mejoras, y citan la aprobación en España del nuevo bono social eléctrico y la puesta en marcha del Observatorio Europeo de la Pobreza Energética, pero también que queda mucho por hacer.

Hoy mismo Ecoserveis analiza la repercusión de ese bono social. En unos encuentros recientes organizados por ACA se concluyó que con él se “ha mejorado sustancialmente respecto al anterior, especialmente por el hecho de establecer criterios de renta en la mayor parte de las categorías de beneficiarios y por mejorar la información y protección de los consumidores en general”. Pero también concluye que “sigue siendo una medida paliativa y parcial”.

Mejor con el nuevo bono social, pero es insuficiente
En esta línea incide la asociación Ecoserveis, que ha presentado las primeras conclusiones del proyecto Smart-Up, del programa europeo Horizonte 2020: “los datos analizados permiten concluir que, a pesar de los puntos positivos de los nuevos criterios del bono social, la nueva normativa puede ser insuficiente en determinadas situaciones familiares y de uso energético”.

Gracias a Smart-UP se ha analizado la evolución anual del uso energético en 19 hogares en situación de pobreza energética en la provincia de Barcelona. Los primeros resultados indican que “el descuento aplicado por el nuevo bono social puede ser entre un 35 y un 44 por ciento menor al de la normativa anterior”.

Desde Ecoserveis advierten que, “aunque el descuento aplicado con el nuevo bono social se calcula sobre límites de uso anuales, el pago de la ayuda se prorratea y se hace mensualmente, sin tener en cuenta si se utilizan más o menos kWh para conseguir unas condiciones adecuadas de confort. Por lo tanto, la ayuda no varía si la factura de un mes es más alta que la de otro”.

Puede aumentar la solicitud de pago de facturas o avisos de corte
Siguiendo con el análisis, añaden que “esta circunstancia se nota especialmente en hogares con precariedad económica y en situación de pobreza energética”. Explican que “la pérdida de la bonificación y el miedo a generar facturas desmesuradas aumenta aún más el grado de incomodidad que viven las familias en situación de vulnerabilidad durante los meses más fríos”.

Por último, tras el trabajo realizado con Smart-Up, concluyen que “no sería de extrañar que los servicios sociales observen un aumento en las solicitudes de pago de facturas o posibles avisos de corte a lo largo de los próximos meses”. Smart-Up tiene como objetivo general “impulsar el ahorro energético en el sector residencial mediante el uso activo de contadores eléctricos inteligentes e indicadores domésticos donde el usuario visualiza el consumo en tiempo real.

Es una manera de luchar contra la pobreza energética en la línea de lo que acaba de hacer público la Fundación Ecología y Desarrollo (Ecodes), con el resultado del análisis del retorno social de la inversión de su programa Ni un Hogar sin Energía 2015-2016. Dicho programa, realizado en Zaragoza, "tiene un retorno económico, social  y ambiental superior a tres euros por cada euro invertido".

Charlas y formación contra la pobreza energética
Precisamente en la capital maña, y con la participación, entre otros, de Ecodes, Ecologistas en Acción centra otra de las actividades en torno a la Semana Europea de la Pobreza Energética. Los días 20 y 21 de febrero habrá charlas y debates en torno al mercado eléctrico y a “aspectos prácticos de la electricidad en el hogar (ahorro y eficiencia)”.

En la línea del ahorro y la eficiencia van las acciones formativas gratuitas que desarrolla ACA a través del proyecto Generis: Generación de empleo verde desde la eficiencia energética y la innovación social, enmarcado en el programa Emplea Verde de la Fundación Biodiversidad. En total se realizarán siete acciones en Andalucía (tres), Castilla-La Mancha (una) y Extremadura (tres).

La primera de ellas tendrá lugar el último día de la semana que nos ocupa. Será el 22 de febrero, en Mérida, y está acorde con la efemérides porque, como cuentan desde ACA, “los alumnos podrán conocer procedimientos y herramientas útiles para optimizar la gestión de la energía, y en consecuencia el consumo, a nivel doméstico”.

Acciones sencillas con mensajes claros
Con el mensaje Que solo tengamos que poner velas para adornar nuestras vidas ACA anima a participar en dicha semana. Proponen compartir en redes sociales “una foto de tu ventana junto con una vela y la etiqueta #nomáspobrezaenergetica acompañando a tu mensaje”.

“Es una acción muy sencilla, pero pretendemos que sirva para hacer de altavoz del problema y dar a conocer las soluciones puestas en marcha y/o las propuestas para mitigar o prevenir la pobreza energética”, apostillan desde la asociación.

Añadir un comentario