ahorro

Planes urbanos para mitigar los efectos del calentamiento global

0
Para combatir los efectos del cambio climático desde las áreas urbanas es necesario emprender acciones que motiven cambios educacionales y en la cultura del emprendimiento, y así facilitar cambios en las tendencias de consumo. Son algunas de las conclusiones a las que han llegado expertos en medio ambiente urbano y representante de diez ciudades europeas en el IV Taller sobre Transiciones Urbanas Sostenibles de EIT Climate-KIC, celebrado a lo largo de la semana pasada en Málaga.
Planes urbanos para mitigar los efectos del calentamiento global

En el encuentro –el cuarto de este tipo que se celebra en Europa– han participado representantes de Málaga, Sevilla y Madrid, por parte española, y de Milán, Génova, Londres, Ámsterdam, Malta, Helsinki y Tallin. Autoridades municipales, empresas del sector privado, comunidades de start-ups y pymes y representantes del mundo académico compartieron durante las tres jornadas que duró el taller conocimientos y experiencias, con el objetivo de propiciar la generación de nuevas e innovadoras ideas.



La base de estos encuentros se asienta en lo que se conoce como “out of the box”, técnica que promueve el brainstorming sacando a los expertos de su zona geográfica y de su campo de especialización para la generación de nuevas e innovadoras ideas.

En palabras del director general de EIT Climate-KIC Spain, José Luis Muñoz, este tipo de encuentros  que “nos brindan una gran oportunidad para explorar nuevos escenarios en las ciudades y aumentar nuestra comprensión colectiva sobre temas complejos relacionados con el cambio climático”. De esta manera, ha asegurado Muñoz, “podemos desbloquear nuevos conocimientos que permitan aprovechar la creatividad para generar nuevas ideas que den lugar a un nuevo mercado de productos sostenibles escalables que generen un cambio sistémico en nuestros entornos urbanos”.

Málaga, Sevilla, Madrid

En Málaga, el Ayuntamiento se ha marcado el objetivo de reducir las emisiones climáticas de la ciudad en un 40% en los próximos 12 años, con el objetivo fijado para 2030. En este contexto, el grupo de trabajo debatió sobre cómo se podría involucrar en el plan a las principales partes interesadas de la ciudad y la mejor forma de darlo a conocer a la población y hacer  partícipes a los ciudadanos. 



La ciudad de Sevilla, que ha experimentado un aumento de la temperatura –particularmente durante los meses de verano– y una disminución de las precipitaciones–, espera poder mitigar estos problemas mediante la electrificación del transporte y el cambio a fuentes renovables de electricidad, teniendo presente que el cambio climático tiene un componente social y la población menos acomodada es la más afectada, por lo que también es necesario un reajuste arquitectónico. Una de las medidas contempladas para esta ciudad es implementar vehículos comunitarios a través de un plan piloto de dos años.



En Madrid, donde la contaminación atmosférica urbana se está convirtiendo en un problema importante, se trabaja ya para mejorar la calidad del aire "trayendo la naturaleza a la ciudad" mediante el establecimiento de una red de espacios verdes públicos y privados y árboles para filtrar el aire. Para ello, los expertos coincidieron en que hay que educar a la población sobre el valor del citado plan, tanto de los beneficios que pueden derivarse de los parques urbanos, como de los efectos nocivos de dejar los contaminantes en el aire.






Añadir un comentario