ahorro

Navarra abre el primer centro de salud passivhaus de España

0
El patrón edificatorio passivhaus está basado en cinco principios básicos: aislamiento térmico; eliminación de los puentes térmicos; puertas y ventanas exteriores de altas prestaciones térmicas; hermeticidad al aire de la envolvente; y ventilación con un sistema mecánico con recuperación de calor que permite renovar el aire interior de manera constante y controlada sin perder la temperatura en el interior del edificio. Pues bien, Navarra acaba de inaugurar el primer centro de salud -está en el municipio de Lodosa- que ha sido construido conforme a ese patrón edificatorio, que promete ahorros de energía (en calefacción y refrigeración) de hasta el 90% con respecto a una vivienda construida convencionalmente. [Foto].
Navarra abre el primer centro de salud passivhaus de España

El Centro de Salud de Lodosa -informa el Gobierno de Navarra- es el primero en el Estado que logra la calificación passivhaus (que atiende a la alta eficiencia energética). El proyecto, que tiene un presupuesto total de 2,8 millones de euros, concluirá cuando estén construidos los dos edificios de que ha de constar el centro de salud. El primero de ellos, que presenta forma de L, tiene dos plantas (de 702 y 228 metros cuadrados, respectivamente), y ya está prestando servicios (el coste de las obras ha sido de casi dos millones de euros: 1.986.691 euros). La segunda fase del proyecto, consistente en la construcción del segundo edificio (de 401 metros cuadrados), será ejecutada en los próximos meses.

El patrón edificatorio Passivhaus presta una muy especial atención a los consumos de energía de los edificios, que trata de minimizar; se adapta al clima de cada zona; y es relativamente fácil de implementar. Según el Gobierno de Navarra, en el caso del centro de salud de Lodosa, "el proyecto ha tenido en cuenta el factor forma del edificio, para hacerlo más compacto; se ha actuado también sobre los huecos (ventanas), reduciéndolos en el lado norte y apaisándolos en el sur, para que en invierno entre el sol y en verano se puedan proteger mediante aleros". Además, se han introducido protecciones solares regulables, "pues en un edificio bien aislado y estanco hay que evitar el sobrecalentamiento".

El Gobierno informa
Otra medida importante -continúa el Ejecutivo foral- es la utilización de recuperadores de calor de alta eficiencia, pasando de un valor inicial de 47% al 85%. Un recuperador de calor toma el aire frío del exterior y lo calienta gracias al calor extraído del aire interior, sin mezclar aire sucio y limpio. De este modo, en invierno, en lugar de introducir aire de la calle a 0º, se precalienta de manera prácticamente gratuita hasta aproximadamente 17º, con lo que únicamente se utiliza consumo de energía para calentarlo hasta 20º. También se mejora el aislamiento térmico, con 20 centímetros en fachadas, 30 centímetros en cubiertas y 20 en soleras sobre forjado ventilado.

La carpintería es mixta de aluminio-madera, de altas prestaciones y vidrios triples con cámaras rellenas de argón, que consiguen la eliminación de puentes térmicos. Además se prevé conseguir un índice de hermeticidad del 0,6 renovaciones por hora, y cuenta con paneles fotovoltaicos para cubrir el consumo eléctrico permanente sin vertido a la red. 

El Gobierno navarro estima que, con estas medidas la demanda de calefacción pasará de 118kWh/(m2a) a 14; y que se conseguirá igualmente "un mayor confort debido a la ausencia de corrientes de aire, paredes excesivamente frías o excesivo soleamiento, así como una reducción de los consumos eléctricos, gracias a la mayor eficiencia de los recuperadores, el paso de la iluminación a led y a la producción propia". El centro cuenta también con la posibilidad de conexión a la futura red municipal de calor producida con biomasa local. 

Zona Básica de Lodosa
La Zona Básica de Lodosa atiende a una población, adulta y pediátrica, de cerca de 11.000 personas, repartidas en cinco localidades: Lodosa, Mendavia, Sartaguda, Sesma y Lazagurría. El Centro de Salud de Lodosa se configura como el centro de cabecera de toda la zona, con atención las 24 horas y urgencias para Lodosa, Sesma y Sartaguda. Mendavia cuenta también con un punto de atención continuada de 24 horas, que atiende además de Mendavia Lazagurría.

En cuanto a la cartera de servicios, el centro atiende población adulta y pediátrica; ofrece atención a la salud sexual y reproductiva; obstetricia; rehabilitación; cirugía menor ambulatoria; teledermatología, y ecografía, entre otras prestaciones, y tiene, asimismo, un importante programa de actividades comunitarias en materia de prevención y promoción de la salud.

Por lo que se refiere a la actividad asistencial, la Zona Básica de Lodosa tiene una media anual de consultas de adultos cercana a las 55.000 en el centro y 3.000 en domicilio; 8.500 consultas pediátricas; y 1.130 de Trabajo Social. Realiza también más de 9.000 pruebas de laboratorio.

La Zona Básica de Lodosa tiene una plantilla de jornada ordinaria de 8 profesionales de Medicina (uno de ellos a media jornada), dos de Pediatría (uno a media jornada), 9 de Enfermería, 6 en Admisión y dos profesionales del área de Trabajo Social (una al 40% de jornada).

Por su parte, el servicio de urgencias rurales (SUR) está integrado por 6 profesionales de Medicina y 6 de Enfermería.

La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, y el consejero de Salud, Fernando Domínguez, visitaron ayer las nuevas instalaciones.

Qué es la Plataforma de Edificación Passivhaus
La Plataforma de Edificación Passivhaus (PEP) se define como "la asociación sin ánimo de lucro que promueve la construcción de edificios altamente eficientes". La Plataforma PEP reivindica "la estandarización en España de la construcción de Edificios de Consumo de Energía Casi Nulo sobre la base del estándar Passivhaus, uno de los más completos, reconocidos y exigentes del mundo en edificación energéticamente eficiente: una demanda de energía para calefacción y refrigeración menor o igual a quince kilovatios hora por metro cuadrado (15 kWh/m²) al año; una demanda de energía primaria menor o igual a 120 kWh/m² al año; y la práctica ausencia de infiltraciones de aire en el interior de la vivienda o edificio (menor o igual a 0,6 renovaciones/hora a 50 pascales)".

Añadir un comentario