ahorro

Los vehículos producen el 13% de la contaminación en las ciudades; las viviendas y edificios, el 56%

3
El dato lo aporta la Plataforma de Edificación Passivhaus (PEP), asociación española que promueve la construcción de edificios de consumo casi nulo de energía mediante soluciones constructivas que atienden muy singularmente a los aislamientos, los cerramientos y los puentes térmicos. La Plataforma PEP ha hecho un estudio sobre el parque inmobiliario de Barcelona (2,2 millones de hogares) y estima que si el 100% de esos edificios estuviesen construidos conforme al criterio Passivhaus, Barcelona podría ahorrar 600 millones de euros.
Los vehículos producen el 13% de la contaminación en las ciudades; las viviendas y edificios, el 56%

Barcelona cuenta con 2.198.600 hogares según el Instituto Nacional de Estadística (INE), lo que representa el 12% del total de toda España. Según las estimaciones del equipo técnico de la Plataforma (elaboradas a partir de datos del INE y del IDAE), la capital de Cataluña destina un total de 10.429.432.860 kilovatios hora por metro cuadrado y año para climatizar esos hogares y alcanzar un estado de confort; ese nivel de consumo energético demanda una inversión total de 719.630.867,5 euros y produce un total de 1.022.349 toneladas de CO2, cantidad equivalente a la que absorben 100.000 árboles.

La Plataforma de Edificación Passivhaus recuerda dos datos: (1) mientras que el coche causa el 13% de la contaminación, las viviendas y edificios suponen el 56% de la contaminación en nuestras ciudades; y (2) mientras que un vehículo tiene una vida útil de unos 10 años, más de la mitad de los edificios de España tiene más de 40 años. "Son edificios -explican desde la Plataforma- que no se ajustan a ningún reglamento sobre condiciones térmicas y energéticas adecuadas para la habitabilidad y, por tanto, carecen de un aislamiento térmico apropiado, lo que les convierte en verdaderos depredadores de energía".

La Plataforma asegura que el patrón de construcción Passivhaus consigue reducir la demanda energética hasta en un 90% en comparación con la media del parque edificado actual y en un rango del 70-80% sobre la actual normativa de construcción (CTE), lo que se traduce a su vez en un importante ahorro económico: "una superficie de cien metros cuadrados supone un gasto económico de unos diez euros (10 €) al mes para climatizarla; así, y solo en Barcelona, podrían ahorrarse seiscientos millones de euros (600 M€) si todas sus viviendas estuvieran construidas (o rehabilitadas) siguiendo el modo Passivhaus.

Bruno Gutiérrez Cuevas, presidente de la Plataforma de Edificación Passivhaus: “cuando pensamos en el consumo energético, muchas veces lo primero que nos viene a la cabeza es la contaminación de los automóviles o de la industria, y nos olvidamos del impacto de nuestros edificios en los niveles de CO2 en el medio ambiente. Concienciar tanto a la opinión pública como a la Administración será fundamental para revertir este escenario y, por eso, desde la Plataforma trabajamos para que se entienda mejor la importancia de la construcción eficiente para ralentizar el cambio climático”

Para minimizar la contaminación que producen los edificios, la Plataforma propone "apostar por casas y edificios energéticamente eficientes, bien mediante obra de nueva construcción, bien mediante la ejecución de una rehabilitación que garantice esa eficiencia hacia el consumo casi nulo". Y para ello nada mejor que el patrón edificatorio Passivhaus. Eso sí, la Plataforma considera fundamental que el profesional esté convenientemente avalado: "es importante obtener la certificación Passivhaus otorgada por un certificador independiente y autorizado, porque es un mecanismo de garantía de calidad que asegura que tales requisitos se cumplen".

Reivindicando el modo Passivhaus para el cumplimiento de la normativa europea
La Directiva Europea 2010/31 exige a los estados miembros de la Unión que todos sus edificios públicos sean Edificios de Consumo Casi Nulo a partir del 31 de diciembre de 2018 y todos los edificios, sin excepción, lo sean a partir del 31 de diciembre de 2020. Por ello -apuntan desde la Plataforma-, urge legislar para garantizar en España la edificación energéticamente eficiente. La Plataforma PEP ha presentado alegaciones ante el nuevo proyecto del Real Decreto por el que se modifica el Código Técnico de la Edificación (CTE) para tratar de avanzar hacia un nuevo CTE más completo y eficiente.

El objetivo de la Plataforma no es que el nuevo CTE adopte totalmente y per se los conceptos prestacionales del estándar Passivhaus para la construcción de ECCN, uno de los más exigentes del mercado, o la rehabilitación de otros existentes para aumentar su eficiencia energética, pero sí que los aproxime o, en cualquier caso, que no existan puntos de obstaculización o incompatibilidades directas entre ambos, a fin de permitir la aplicación del patrón en el proyecto, desarrollo y construcción de ECCN en España.

Qué es un edificio de consumo de energía casi nulo
El artículo 9 de la Directiva 2010/31/UE de 19 de mayo de 2010 relativa a la eficiencia energética de los edificios dice lo siguiente
Edificios de consumo de energía casi nulo
1. Los Estados miembros se asegurarán de que: 
a) a más tardar el 31 de diciembre de 2020, todos los edificios nuevos sean edificios de consumo de energía casi nulo, y de que

b) después del 31 de diciembre de 2018, los edificios nuevos que estén ocupados y sean propiedad de autoridades públicas sean edificios de consumo de energía casi nulo.

Los Estados miembros elaborarán planes nacionales destinados a aumentar el número de edificios de consumo de energía casi nulo. Estos planes nacionales pueden incluir objetivos diferenciados de acuerdo con la categoría del edificio.

2. Además, los Estados miembros, siguiendo el ejemplo encabezado por el sector público, formularán políticas y adoptarán medidas tales como el establecimiento de objetivos, para estimular la transformación de edificios que se reforman en edificios de consumo de energía casi nulo, e informarán de ello a la Comisión en sus planes nacionales, a los que se refiere el apartado 1.

3. Los planes nacionales incluirán, entre otros, los siguientes elementos:
a) la aplicación detallada en la práctica por el Estado miembro de la definición de edificios de consumo de energía casi nulo, que refleje sus condiciones nacionales, regionales o locales e incluya un indicador numérico de uso de energía primaria expresado en kilovatios hora por metro cuadrado al año (kWh/m2 al año). Los factores de energía primaria empleados para la determinación del uso de energía primaria podrán basarse en valores medios anuales nacionales o regionales y tener en cuenta las normas europeas pertinentes.

b) unos objetivos intermedios para mejorar la eficiencia energética de los edificios nuevos en 2015 a más tardar, con vistas a preparar la aplicación del apartado 1;

c) información sobre las políticas y medidas financieras o de otro tipo adoptadas en el contexto de los apartados 1 y 2 para promover los edificios de consumo de energía casi nulo, incluidos los detalles de las exigencias y medidas nacionales sobre el uso de energía procedente de fuentes renovables en edificios nuevos y en edificios existentes en los que se estén haciendo reformas importantes en el contexto del artículo 13, apartado 4, de la Directiva 2009/28/CE y de los artículos 6 y 7 de la presente Directiva. 

Sobre la Plataforma de Edificación Passivhaus
La Plataforma de Edificación Passivhaus (PEP) se define como "asociación sin ánimo de lucro que promueve la construcción de edificios altamente eficientes". Fundada en 2008, la Plataforma supuso en España un salto cualitativo hacia los edificios de consumo de energía casi nulo dos años antes de que la Directiva Europea marcara 2020 como objetivo para la consecución de estos edificios de muy alta eficiencia energética. En la actualidad la asociación cuenta con más de 700 socios repartidos por toda la geografía española.

Añadir un comentario
Patricia
Vivimos en un tiempo de extremo consumismo que nos llevará a la destrucción del planeta, la gente no está concienciada y los gobiernos no están por la labor de usar energñia renovables (dejarían de ganar millones con los contratos de las empresas eléctricas). Parece que los pobres son los mas concienciados con el tema de la contaminación , ya no solo para ahorrar dinero sino que suelen ser los mas concienciados con el tema medo ambiental.
internete
Hay unos numeros en el articulo que no me cuadran... Dice que 100.000 arboles absorven un millon de toneladas de co2 al año... Esto es: 10 toneladas por arbol y año... Si desprecian el oxigeno y solo se quedan con el carbono del co2, esto significa que un arbol crece en peso 3 toneladas al año?... No se lo cree nadie esto... Yo le quitaria al menos un orden de magnitud y aun asi me parece mucho co2 absorvido por arbol...
Suso
¿En qué quedó la propuesta legislativa de phodemos de poder optar por un contrato eléctrico con dos potencias diferenciadas, una para invierno y otra para verano? Era superinteresante y suponía una ahorro inmediato, en un importante porcentaje para el consumidor.