ahorro

La primera promoción de vivienda pública de alquiler de España que obtiene el prestigioso sello de eficiencia energética Passivhaus está en Navarra

0
El vicepresidente y consejero de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos del Gobierno navarro, José María Aierdi, y el fundador y director del Passivhaus Institut alemán, el físico Wolfgang Feist, colocaron ayer la placa del sello de máxima eficiencia energética más internacionalmente reconocido en vivienda pasiva -sello Passivhaus- en la primera promoción del Plan de Vivienda de Alquiler de la Comunidad Foral, el Navarra Social Housing. "Navarra consolida así -informa el Gobierno foral- su liderazgo en el terreno de la construcción sostenible y la implantación de los Edificios de Consumo Casi Nulo, concretamente certificados bajo el estándar Passivhaus".
La primera promoción de vivienda pública de alquiler de España que obtiene el prestigioso sello de eficiencia energética Passivhaus está en Navarra

Esta primera promoción del plan de vivienda del Gobierno de Navarra es un ejemplo -ha dicho el vicepresidente navarro- de la respuesta "que la arquitectura y la edificación pública deben dar ante el cambio climático y la transición energética, el fenómeno de la pobreza energética y el reto de garantizar el acceso a la vivienda asequible y de calidad como un derecho social básico”. La promoción, de alquiler, ha sido impulsada desde la sociedad pública Nasuvinsa y acaba de finalizar en la localidad de Mutilva / Mutiloa. Navarra Social Housing, que ese es el nombre que recibe la promoción, obtiene así la segunda certificación Passivhaus que se hace en el Estado en vivienda pública (solo hay otra, en un solo edificio, del barrio bilbaíno de Bolueta). El sello Passivhaus -informa el Gobierno foral- es uno de los más exigentes en materia de construcción de Edificios de Consumo Casi Nulo, edificios cuya demanda energética conlleva ahorros de entre el 50% y el 80% en los consumos. El Ejecutivo navarro informa además de que, simultáneamente, "en promoción privada de vivienda, en estos momentos apenas hay 7 bloques residenciales en el Estado que cuentan con certificación Passivhaus, uno de ellos el edificio Thermos ubicado en el barrio pamplonés de Lezkairu".

Las 42 viviendas Passivhaus de alquiler en Mutilva, cuya construcción acaba de finalizar (su arrendamiento se adjudicará el mes que viene), constituyen la primera promoción de las 524 viviendas de protección oficial (VPO) que integran el Plan de Vivienda de Alquiler que el Gobierno de Navarra puso en marcha hace tres años, con una inversión de 80 millones de euros financiados al 50% por el Banco Europeo de Inversiones (BEI), y cuya primera fase de 185 viviendas se encuentra en estos momentos en fase de obra (las demás -informa el Gobierno navarro- están ya en proceso de redacción de proyecto arquitectónico).

Además de esta promoción de Mutilva, la construcción de esta primera fase del plan Navarra Social Housing está ejecutándose en los barrios de Erripagaina y Ardoi, mientras que la segunda fase se extenderá a Barañáin / Barañain y Sarriguren, así como también fuera de la Comarca de Pamplona, concretamente con sendas promociones en Tudela, Estella-Lizarra, Bera y Garralda, además de un bloque de apartamentos para personas mayores en el barrio pamplonés de Azpilagaña.

José Mª Aierdi, vicepresidente de Navarra: “la apuesta por adelantarnos en la implementación de los Edificios de Consumo Casi Nulo tiene plena justificación por razones competitivas en el sector de la edificación o medioambientales por la necesidad de abordar la adaptación al cambio climático y la transición energética, pero sobre todo es para nosotros un compromiso social, por hacer del ahorro energético y de la máxima exigencia en la calidad constructiva un derecho ciudadano. La apuesta por las viviendas pasivas está íntimamente vinculada con el derecho a la vivienda y con la política de vivienda como factor clave de igualdad y cohesión social”

El fundador del Passivhaus Institut, Wolfgang Feist, "se ha mostrado sorprendido, en su primera visita a la Comunidad Foral -informa el Gobierno-, por la apuesta que una comunidad como Navarra, tanto desde el impulso público como del sector privado, ha emprendido por estar en la vanguardia de la edificación sostenible europea". Durante su estancia en Navarra, el profesor Feist ha participado, además, en un curso técnico de formación especializada en eficiencia energética y estándar Passivhaus promovido por la ingeniería navarra OnHaus y en una mesa redonda de debate sobre arquitectura y edificación sostenible organizada por la Universidad de Navarra.

Reunión de trabajo en el Palacio de Navarra
Antes del acto de la colocación de la placa con el sello, los responsables del Passivhaus Institut fueron recibidos en el Palacio de Navarra por el vicepresidente Aierdi, el director general Eneko Larrarte y el responsable de Nasuvinsa Alberto Bayona, con quienes mantuvieron una reunión de trabajo para repasar las diferentes políticas que está desarrollando el Gobierno foral tanto en materia de edificación sostenible en las promociones públicas de vivienda como en las intervenciones de rehabilitación y regeneración urbana en la ciudad consolidada bajo los criterios de máxima eficiencia energética. El Passivhaus Institut y el Gobierno de Navarra han acordado, en este ámbito, mantener una "colaboración permanente para el desarrollo de políticas relacionadas c con la sostenibilidad urbana y la recuperación de la ciudad consolidada".

El Passivhaus Institut es una entidad fundada en 1996 en la ciudad alemana de Darmstadt con el objetivo de promocionar y controlar internacionalmente este estándar constructivo, que ocho años antes habían configurado los profesores Bo Adamson, doctor en la Universidad sueca de Lund, y Wolfgang Feist, entonces físico del Instituto alemán de Vivienda y Medio Ambiente, tras numerosas investigaciones.

El patrón Passivhaus se basa en idear construcciones que cuenten con un gran aislamiento térmico, un riguroso control de las infiltraciones y una máxima calidad del aire interior, alimentado con ventilación mecánica, para reducir al mínimo la necesidad de energía para calentar o enfriar el edificio. De hecho, las últimas construcciones Passivhaus han logrado no sólo un consumo cero, sino incluso generar más energía de la que consume el edificio.

Artículos relacionados
¿Sabes cuáles son las cinco grandes ventajas de edificar conforme a los criterios Passivhaus?

El edificio certificado con el sello Passivhaus más alto del mundo estará en Bilbao

La correcta rehabilitación del parque edificatorio español podría reducir hasta en un 92,5% el consumo energético del país

Añadir un comentario