ahorro

Happening: cómo lograr que la eficiencia energética se imponga en los bloques de viviendas

0

La bomba de calor es una tecnología idónea para incorporar electricidad renovable en la producción de calor en los edificios, mediante paneles fotovoltaicos. A pesar de sus ventajas, su instalación en los bloques de viviendas es marginal. El proyecto europeo Happening busca revertir esta situación y propone un paquete de soluciones altamente versátil, escalable y replicable que permitirá reducir hasta la mita el consumo actual en estos edificios.

Happening: cómo lograr que la eficiencia energética se imponga en los bloques de viviendas

Respaldado con fondos del programa Horizonte 2020 de la Unión Europea para la investigación y la innovación, el proyecto Happening tendrá una duración de 42 meses y cuenta con un presupuesto total de 2,9 millones de euros. El consorcio lo forman doce entidades de cuatro países europeos:  Tecnalia, Girotze, Barrizar y Green Building Council España (España), EURAC, Tecnozenith, INNOVA y RINA-C (Italia); AEE y GWS (Austria) y Fraunhofer (Alemania).

La Asociación Nacional de Empresas de Servicios Energéticos, Anese, va a asesorar a todas las partes implicadas para impulsar la garantía de ahorros energéticos y la eficiencia energética. Del mismo modo, contribuirá a diseñar el modelo de negocio que se llevará a cabo por el proyecto. Es decir, que la tecnología que se implante tenga un modelo de negocio sostenible y que facilite su implementación en el cliente final del sector residencial.

Tecnología al servicio de las personas

La solución tecnológica propuesta por Happening se basa en bombas de calor descentralizadas, compartidas por varios o todos los residentes en un edificio, de tal manera que resulta una solución fácil de montar para instaladores, de baja intrusión para las personas ocupantes y fácilmente adaptable a un gran número de situaciones de edificios diferentes. Los participantes en la iniciativa explica que "rsto supone un ahorro económico a cada particular, una mejora del confort interior y una disminución importante de las emisiones de CO2 del edificio, contribuyendo así a la descarbonización y a la consecución de los objetivos climáticos de la UE".

Esto se complementa con el desarrollo de procesos de planificación, implementación y operación muy sencillos, con el fin de facilitar el trabajo durante la fase de planificación, garantizar una instalación de alta calidad y un funcionamiento eficaz, y reducir los esfuerzos y costes dentro de todo el proyecto de adaptación. El desafío de la competitividad de costes se aborda mediante el desarrollo de nuevos modelos financieros y empresariales.

“Se espera que la incorporación de nuevos actores, como expertos financieros, y modelos de financiación al mercado de la rehabilitación traiga el cambio de paradigma necesario e impulse las inversiones en el sector de la adaptación de edificios residenciales al cambio climático. La difusión del rendimiento medido y las características del sistema de Happening será uno de los resultados clave del proyecto”, explica Irantzu Urcola, miembro de la división de Energía y Medioambiente de Tecnalia y coordinadora del proyecto.

Tres proyectros piloto
La iniciativa se va a materializar en tres proyectos piloto ubicados en tres emplazamientos con una climatología y características muy diferentes (en España, Italia y Austria), para demostrar la idoneidad de un paquete de soluciones altamente versátil, escalable y replicable para la modernización de sistemas energéticos de edificios.

En España, el lugar elegido para llevarlo a cabo es un edificio de seis viviendas cuyos propietarios son particulares, situado en la localidad vizcaína de Ispaster. En este lugar, de climatología propia de la costa cantábrica, con inviernos fríos y veranos suaves, se instalarán soluciones individuales de climatización. Los otros dos proyectos piloto se desarrollarán en un bloque de diez viviendas en Verzuolo, Italia, y en uno de 19 en Graz, Austria.

Se estima que el paquete de soluciones que propone el proyecto Happening permitirá un porcentaje de entre el 70 y el 75% de energía renovable, un 30-50% de ahorro de energía primaria y gases de efecto invernadero (GEI), una reducción del tiempo de planificación en un 50%, del tiempo de instalación/operación en un 30% y del tiempo de amortización para las empresas de servicios energéticos (ESE) e inversores a menos de 8 años, en comparación con la mejor solución disponible actualmente.



Actualmente, los edificios son responsables del 40% de la demanda de energía y del 36% de las emisiones de CO2 en Europa. La descarbonización de los edificios existentes desempeña un papel clave para alcanzar los objetivos climáticos marcados por la Unión Europea para 2050. Sin embargo, las tasas actuales de rehabilitación energética del parque edificado son del orden del 1%.

Añadir un comentario