ahorro

Espuma de cemento dopada con grafeno, nuevo "cóctel" para revolucionar el aislamiento de los edificios


1
El centro vasco CIC energiGUNE, miembro de Basque Research & Technology Alliance-BRTA, se dispone a iniciar el trabajo de análisis asociado al proyecto europeo NRG-Storage, que aspira a poner en el mercado un nuevo material de aislamiento térmico de edificios más eficiente, basado en una espuma cementosa ultraligera y no inflamable, que permita el almacenamiento activo y pasivo de la energía. La labor de CIC energiGUNE se centrará en la caracterización de todos los ingredientes de los compuestos de espuma NRG.
Espuma de cemento dopada con grafeno, nuevo "cóctel" para revolucionar el aislamiento de los edificios


CIC energiGUNE, referente en almacenamiento de energía electroquímica y térmica, en uno de los 12 socios (11 europeos y uno de Argentina) del proyecto NRG-Storage, que lidera la Universidad Técnica de Darmstadt (Alemania). En el consorcio participa Tecnalia, miembro también del BRTA (Basque Research & Technology Alliance) y otra empresa vasca, Graphenea, lo que pone de manifiesto la pujanza del ecosistema vasco de innovación en este ámbito.


El desarrollo de este proyecto gira en torno a las posibilidades que los nanocompuestos porosos, integrados en las envolventes de los edificios no residenciales pueden ofrecer como canal de obtención de aislamiento y, al mismo tiempo, de almacenamiento térmico. Se trata de una opción “verde” altamente innovadora que combina la utilización de material no inflamable y ultraligero con materiales de base biológica para dar lugar a una espuma cementosa multifuncional, denominada espuma NRG.


CIC energiGUNE está particularmente involucrado en dos paquetes de trabajo del proyecto: el diseño de componentes para almacenamiento de energía térmica y la identificación de mejoras de resistencia y desarrollo de la espuma NRG. El centro vasco asumirá la caracterización de todos los ingredientes de los compuestos de este innovador material (pasta de cemento dopada con nanopartículas de grafeno y material de cambio de fase microencapsulado) para garantizar las posibilidades de reproducción de su producción y determinar las propiedades termodinámicas clave que aseguren el mejor comportamiento energético.

La línea de investigación general del proyecto se basa en la infiltración de nanoaditivos a base de grafeno, tanto en la matriz de espuma cementosa como en la fracción de base biológica, con el objetivo de mejorar la capacidad de almacenamiento térmico, la estabilidad del volumen y las propiedades mecánicas del compuesto resultante. La espuma NRG obtenida se optimizará para lograr el mejor encaje entre las propiedades de aislamiento térmico y la capacidad de almacenamiento de calor. 



Se estima que el producto final tendrá más del 25% de capacidad de aislamiento mejorada, más del 10% de capacidad de almacenamiento de energía, al menos un 10% más de estanqueidad al agua y al aire, y un aumento del coste de menos del 15% que las soluciones actuales basadas en materiales sintéticos, fibra de vidrio o lana mineral.

Añadir un comentario
Fernando
Me parece bien que hagan pruebas con grafeno y cemento. Eso si, recomiendo que en paralelo hagan pruebas al grafeno en descomposición para comprobar que no es perjudicial para la salud humana y si se puede el medio ambiente. Y así evitar una situación similar cómo la de las fibras de amianto mezcladas con otros materiales que fue una mejora en su época y ahora ...