ahorro

España debería rehabilitar 250.000 viviendas cada año

0
"Con el marco regulatorio adecuado, diez millones de viviendas principales construidas antes de 2001 pueden ser transformadas en casas de bajo consumo en las próximas cuatro décadas". Lo dice el informe “Una visión-país para el sector de la edificación en España”, presentado hoy por un grupo de expertos en rehabilitación en Vitoria-Gasteiz, dentro del primer gran evento del programa de la European Green Capital.
España debería rehabilitar 250.000 viviendas cada año

El informe ha sido realizado por un equipo capitaneado por Albert Cuchí, profesor de la Universidad Politécnica de Cataluña y responsable de Formación de Green Building Council España (GBCe), y Peter Sweatman, director general de Climate Strategy & Partners (miembros ambos del denominado Grupo de Trabajo sobre Rehabilitación; véanse abajo todos sus integrantes). Pues bien, según ese documento, la apuesta por la rehabilitación del parque de edificios "supondría una inversión de hasta 10.000 millones de euros anuales, que serían aportados por el ahorro de las familias, por entidades financieras, por empresas de servicios energéticos, por empresas energéticas y por el estado, recibiendo cada fuente de inversión retornos diferentes provenientes de los ahorros de energía y de emisiones, beneficios sociales, o mejora en la calidad de las viviendas". El informe define un plan de acción para conseguir sus objetivos convirtiendo el sector de la edificación del país en el de la rehabilitación. Según este trabajo, "este cambio de 180 grados en el modelo de negocio de la edificación del país permitiría reactivar el sector y generar entre 110.000 y 130.000 empleos directos estables y de calidad entre 2012 y 2050". Los autores consideran que el tradicional negocio ligado a la producción de edificios nuevos "no resulta viable ambientalmente ni tampoco se puede esperar que vuelva a la situación anterior a la crisis económica".

Ahorro de 300.000 millones de euros
No obstante, sí que creen que el sector puede recuperar su papel dinamizador de la economía española con un marco regulatorio que ayude a su reconversión. Según el informe, de esta forma se podría conseguir un ahorro de hasta 300.000 millones de euros en eficiencia energética y en ahorros de emisiones en España hasta el año 2050. Según una estimación a enero de 2011, en España existirían en la actualidad unos 10,2 millones de edificios, en los que habría 25 millones de viviendas y 700.000 de ellas desocupadas. Construidos antes del año 2001, existen 8,5 millones de edificios residenciales, de los que el trabajo centra su atención en 14,5 millones de viviendas con unas características especialmente interesantes: de este grupo de viviendas, cerca de un 60% fueron construidas antes de 1980.

Gaste un 80% menos en calefacción y un 60% menos en agua caliente
A cambio de un adecuado marco de ordenación que facilite tanto la legislación oportuna como la articulación de los subsidios directos, la financiación con bajos tipos de interés o los beneficios fiscales a la rehabilitación, el estudio calcula que España puede alcanzar en 2050 los diez millones de viviendas rehabilitadas energéticamente –el 64% más ineficiente del parque de viviendas principales anterior a 2001– reduciendo su consumo de calefacción en un 80% y sus demandas de energía comercial para el agua caliente sanitaria en un 60%. Ello implicaría un 34% de reducción de las emisiones del sector de la vivienda respecto a 2001, lo que supone un avance determinante para conseguir, mediante otras acciones basadas en el cambio de modelo energético, la reducción del 80% de las emisiones del sector para esa fecha.

Una inversión de 160.000 millones de euros
El total de inversión requerida para alcanzar esos objetivos se estima en unos 160.000 millones de euros hasta 2050 –que se retornan con los ahorros generados antes del final del periodo del Plan– a los que los expertos añaden un 50% adicional debido al efecto arrastre de las inversiones en eficiencia energética sobre otras inversiones en mejora de calidad de la vivienda, con lo que la inversión movilizada por el plan de acción alcanzaría los 240.000 millones de euros en 38 años, una cantidad similar al Plan Estratégico de Infraestructuras y Transportes (PEIT) 2005-2020. A diferencia de lo ocurrido en el pasado, estas inversiones tendrían un impacto positivo para el gasto de los hogares y el medio ambiente. Pero, el objetivo es que también lo tengan desde el punto de vista social. “Cuando uno construye edificios nuevos, construye edificios; cuando uno rehabilita, está trabajando con gente”, incide Cuchí, que insiste en la importancia de la componente social de la rehabilitación.

Con denominación de origen
El Grupo de Trabajo sobre Rehabilitación (GTR) está integrado por Valentín Alfaya, director de Calidad y Medio Ambiente del Grupo Ferrovial; Luis Álvarez-Ude, director General de Green Building Council España; Xavier Casanovas, Director de Rehabilitación y Medio Ambiente del Colegio de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Barcelona; Albert Cuchí, profesor de la Universidad Politécnica de Cataluña. Barcelona Tech.; Francisco Javier González, profesor de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Europea de Madrid; Fernando Prats, asesor del Centro Complutense de Estudios e Información Medioambiental para el programa Cambio Global España 2020/50; Peter Sweatman, director general de Climate Strategy & Partner; y Alicia Torrego, gerente de la Fundación Conama. Este GTR, coordinado por GBCe y Fundación Conama, se creó como un instrumento de continuación de diversos congresos desarrollados durante el año 2010 que concluyeron en la necesidad de proponer un cambio en el sector de la edificación para abordar los actuales retos económicos y ambientales:  SB10Mad (Conferencia Internacional Sustainable Building, en Madrid), R+S=F (“Rehabilitación y sostenibilidad. El futuro es posible”, en Barcelona) y Conama10 (“Décimo Congreso Nacional del Medio Ambiente”, en Madrid).

Más información
www.gbce.es

Añadir un comentario