ahorro

El proyecto ‘Ni un hogar sin Energía’ llega a más familias y nuevos barrios en su segunda edición

0
El proyecto para hacer frente a la pobreza energética impulsado por Ecodes y el Ayuntamiento de Zaragoza celebra su segunda edición incorporando nuevos colaboradores como Fundación Bancaria La Caixa a través de su Obra Social, Cruz Roja, Balay Electrodomésticos, Clover LED y Efinetika para conseguir reducir la factura energética de 40 familias zaragozanas.
El proyecto ‘Ni un hogar sin Energía’ llega a más familias y nuevos barrios en su segunda edición

La pobreza energética en Aragón alcanzó en 2012 al 19% de la población, y se estima que actualmente está por encima del 20%.  El proyecto ‘Ni un hogar sin Energía’ tiene como objetivo contribuir a paliar esta situación demostrando cómo un cambio de hábitos en el consumo de energía y medidas de eficiencia energética sencillas pueden reducir las facturas energéticas atajando esta creciente necesidad social al mismo tiempo que se consigue una reducción de emisiones de CO2.

En la primera edición del proyecto en 2013 participaron 15 familias de los barrios de San Pablo y la Magdalena. Y se consiguió una reducción media del 35%  en sus facturas energéticas, además de una mejora en las condiciones de temperatura y humedad de las viviendas repercutiendo en la mejora de la salud de sus habitantes.

El éxito del proyecto ha hecho que el Ayuntamiento de Zaragoza haya duplicado la financiación para esta segunda edición. Además, otras entidades y empresas se han ido sumando al proyecto consiguiendo que en 2014 el proyecto pueda llegar hasta 40 familias y nuevos barrios como Actur y Delicias.

Ente los colaboradores se encuentran Fundación Bancaria La Caixa a través de su Obra Social, que aporta fondos para el desarrollo del proyecto; Balay Electrodomésticos y Clover LED, que aportan equipos para mejorar la eficiencia energética de los hogares; Efinetika que apoya expertos en auditorías energéticas y Cruz Roja, que aporta voluntarios para apoyar a Ecodes en el trabajo de campo con las familias. El proyecto forma parte de las diferentes iniciativas que el Ayuntamiento de Zaragoza está poniendo en marcha para hacer frente a la pobreza energética.

Las lecciones aprendidas permitirán iniciar el desarrollo de una serie de herramientas y recursos para que el proyecto pueda ser replicado fácilmente por entidades sociales  de diferentes ciudades que trabajan con colectivos en esta situación.

El proyecto es una muestra de que, en tiempos de crisis económica, social y ambiental, el trabajo en red de diferentes entidades y empresas permite impulsar iniciativas innovadoras que logran hacer frente a la pobreza energética uno de los problemas que acucia cada vez a un mayor número de familias españolas.

Tags: Eficiencia , CO2
Añadir un comentario