ahorro

El interés por la etiqueta energética de la vivienda se dispara

0
La norma que ha de obligar a que todo edificio de segunda mano sea etiquetado energéticamente –como lo son ahora por ejemplo los electrodomésticos– aún no ha entrado en vigor en España (lo hará en enero), pero ya ha disparado el interés en la sociedad. Así, la Asociación Española para la Calidad en la Edificación ha informado de que "hasta la fecha, más de 15.000 propietarios nos han solicitado presupuesto para la contratación de la Etiqueta Energética de sus viviendas".
El interés por la etiqueta energética de la vivienda se dispara

Asece asegura que está sumando cada día nuevas peticiones, lo que ha impulsado a la asociación a desarrollar la denominada Red Española de Certificadores energéticos (RedCE), que define como plataforma que aglutina a todos los profesionales que intervienen en la actividad de la certificación energética y cuyo propósito es "unir la oferta y la demanda (...) y crear el espacio de interacción adecuado entre todos los miembros del sector". Asimismo, la asociación ha desarrollado un "curso especial sobre las herramientas informáticas oficiales para la certificación energética de edificios nuevos y existentes en nuestro país".

Según el vicepresidente de Asece, Sergio Muñoz Abad, los factores que determinan si una vivienda merece el certificado A (máxima eficiencia) ó el G (mínima) son el material con el que esté hecha la envolvente y su espesor, y los sistemas de generación de energía que tenga esa vivienda: iluminación, calefacción, agua caliente: "todo eso se mete en unos procesos de cálculo (...) y se saca la calificación en función de lo que consume la vivienda por esos conceptos y de las emisiones de CO2 a la atmósfera". El precio de ese estudio -señala Muñoz Abad- "no debería superar los 400 ó 500 euros por vivienda".

A día de hoy, añade Muñoz, la calidad energética del parque mobiliario español es media-baja: "si las calificaciones van desde la A hasta la G... podríamos esperar una D, una E... Valores altos ahora mismo son complicados". El vicepresidente de la asociación, en entrevista a idealista.com, señala por otra parte que un propietario que quiera subir de letra (ganar eficiencia), deberá actuar sobre los factores arriba señalados (envolventes, sistemas energéticos): "para subir un nivel podríamos estar hablando de una inversión de 2.000 euros". ¿Y la amortización? "En una vivienda aislada... cinco o seis años". La Asociación Española para la Calidad en la Edificación, que asegura ha recibido hasta la fecha más de 150.000 solicitudes, declara como su objetivo el "satisfacer la demanda de empresas y profesionales de la construcción y edificación en materia de calidad, promover la innovación y la sostenibilidad de la vivienda, mediante foros de investigacion y así contribuir a la competitividad del sector español de la construcción".

Tags: Eficiencia , CO2
Añadir un comentario