ahorro

El ecobarrio BedZed, un ejemplo de ecourbanismo

0
El concepto de ecourbanismo parte del principio de que no se puede controlar la influencia y el impacto de una ciudad a nivel medioambiental sólo con parámetros clásicos de urbanismo tales como concentración, dispersión, expansión o compacidad. Se necesita más. Por ejemplo, un uso masivo de renovables.

El ecobarrio BedZed, un ejemplo de ecourbanismo

La sostenibilidad urbana requiere que se adapten los conceptos de urbanismo y de planificación al imperativo ecológico: hábitat saludable, gestión integrada de los sistemas de transportes, equipamientos y espacios públicos, gestión de la clasificación de los residuos, que permiten hacer frente al desafío de reducir la huella ecológica de las ciudades sobre el ecosistema, asegurando así una mejor calidad de vida. Entonces, el urbanismo ecológico constituye otra forma de considerar la relación entre el entorno urbano y la naturaleza.

Y en ese ecourbanismo las energías renovables pueden integrarse como anillo al dedo. Especialmente la energía solar. Tanto activa (colectores solares térmicos o paneles fotovoltaicos) como solar pasiva. El mero hecho de orientar las fachadas al sur contribuye a calentar una vivienda, sin necesidad de ningún dispositivo. Y, además, no requiere ningún aporte energético externo.

Ecobarrios
El concepto del ecourbanismo es indisociable del desarrollo de los ecobarrios. Un ecobarrio es un proyecto de ordenación urbana que respeta los principios del desarrollo sostenible y que se adapta a las características de su entorno. El ejemplo del ecobarrio de BedZed, en Sutton (Inglaterra) es muy ilustrativo. Inaugurado a principios de este siglo, BedZed (Beddington Zero fossil Energy Development) es una muestra de un urbanismo que pretende acercar sus consumos energéticos a cero y ser  neutro en la emisión de carbono.

Este ecobarrio, cuya construcción costó 17 millones de euros, se ubica en una zona residencial a 40 minutos al sur de Londres. Cuenta con 82 apartamentos residenciales, 1.600 m2 de espacios de trabajo, instalaciones deportivas, cafés, centros de salud, guarderías… El objetivo era crear un barrio sin consumo de energía fósil y capaz abastecerse con renovables. Y lo ha conseguido.

De forma más detallada, se trataba de no consumir combustibles fósiles, lograr un 50% de reducción de la energía dedicada al transporte y un 60% de la energía doméstica comparada con el promedio de los hogares británicos, ahorrar un 90% en calefacción, un 30% de agua, usar energías renovables, reducir la generación de residuos, aumentar la tasa de reciclaje, desarrollar recursos locales como la agricultura de proximidad. También se planteó usar materiales de construcción locales y emplear maquinaria de obra pública que limitase las emisiones contaminantes, el ruido, los residuos o el consumo de recursos en su fabricación.

El sector de la construcción está sometido a regulaciones medioambientales muy estrictas, debido a su alto impacto en el medio ambiente. Por ende, el sector de la maquinaria de construcción está también sometido a estas normas, por ejemplo con las normas anticontaminación (estándares Stage I–V). De ahí que los fabricantes de maquinaria de construcción se estén planteando el uso de otros combustibles como los biocarburantes o el hidrógeno. En el sector de la construcción, la retroexcavadora JCB 3CX4 ECO es una de esas máquinas “ecológicas” que gasta menos combustible y produce menos humo respecto a otras máquinas de su gama.

Resultados en BedZed
BedZed desarrolló un plan de movilidad verde que promueve moverse a pie, en bicicleta o en transporte público. Fue el primer barrio en el Reino Unido en desarrollar un servicio de coches compartidos. Su política de “prioridad a los peatones” incluye una mejora del alumbrado público, aceras adaptadas a las sillas de ruedas y a las sillas de bebés, y reductores de velocidad para el tráfico.

En BedZed era preciso conocer al detalle este plan de movilidad para obtener permisos para construir. Todos los edificios tienen que cumplir una serie de requisitos, por ejemplo, están construidos con materiales que almacenan el calor durante el día y lo liberan durante la noche. Los edificios están orientados al sur para maximizar su exposición al sol (captación pasiva solar). Las viviendas y oficinas cuentan con iluminación de bajo consumo y con equipos con alta eficiencia energética. Y hay 777 m2 de colectores solares térmicos en los tejados y una pequeña central de cogeneración que combina la producción de calor (en forma de agua caliente sanitaria y calefacción) y electricidad. BedZed cuenta también con un sistema de depuración orgánica del agua.

Pero BedZed es un ejemplo entre muchos, sobre todo en ciudades del centro y norte de Europa. Existen ecobarrios en Hannover (Kronsberg), Friburgo (Vauban), Estocolmo (Hammarby Sjöstad), Copenhague (Vesterbro), Helsinki (Eco-Viikki)… Ejemplos que deberían cundir y hacerse más habituales. Porque son siempre proyectos factibles.

Añadir un comentario