ahorro

Consejos a tener en cuenta antes de comprar una bombilla

1
Con motivo del Día Mundial de los Derechos del Consumidor que se celebra el 15 de marzo, Osram, uno de los fabricantes líderes en iluminación, recuerda la importancia de que la información contenida en los embalajes de las bombillas sea clara para el consumidor. Prestarla atención puede ayudarnos a elegir bien.
Consejos a tener en cuenta antes de comprar una bombilla

Francisco Carlavilla, director de Retail de Osram, explica la utilidad de comprender algunos de los conceptos que figuran en la etiqueta y que son obligatorios según la normativa europea:

– La clasificación energética se refiere al consumo de electricidad. Las bombillas de clase A son las que menos consumen y las de clase G las que más.

– La temperatura de color, expresada con la letra K, ya que se mide en grados Kelvin, indica si el tono de luz es blanco cálido (warm white ~2700K), blanco frío (Cool white ~4000K), etc.

– Los lúmenes indican la cantidad de luz que emite la bombilla en todas direcciones y se empiezan a utilizar en lugar de la potencia para homogeneizar las comparaciones: por ejemplo, una bombilla incandescente de 60W tiene 710 lúmenes (lm), mientras que una bombilla de bajo consumo con 850 lm sólo consume 15W y una de led, con 806 lm sólo consume 12W. De esta manera, comparamos la cantidad de luz que da la bombilla, y en función de la tecnología de la misma, a igual cantidad de lúmenes, el consumo varía considerablemente.

– Antes de comprar no sólo hay que valorar la duración de la bombilla, que viene expresada en horas, sino que debe tenerse en cuenta si la bombilla puede funcionar, o no, con regulador de intensidad y el número de encendidos que puede alcanzar, lo que influirá a la hora de decidir si instalarla en una estancia donde la luz permanezca encendida durante un tiempo prolongado, o si por el contrario, va destinada a un lugar donde se encienda y apague con frecuencia, como pueda ser un cuarto de baño o un pasillo.

– Según el entorno en el que vayamos a instalar la bombilla, por ejemplo jardines o lugares muy fríos, debemos comprobar en el embalaje la temperatura de exposición para asegurarnos de su rendimiento.

– El índice de reproducción cromática (Ra) nos informa sobre la capacidad para reproducir los colores con un valor máximo de 100, siendo recomendable en el hogar un Ra ≥80.  

– Cuando se reemplace una bombilla estropeada por otra nueva, debe desecharse en el punto limpio la vieja bombilla cuando se trate de una fluorescente o LED.

Según Carcavilla, “en el caso de las lámparas Osram, los embalajes de las bombillas dan toda esta información”.

Añadir un comentario
I.Maule
fundamental calcular el precio del lumen-hora, no solo el lumen. todosobreenergia.com