ahorro

Conseguir edificios más eficientes es un enorme catalizador de empleo

0
La continua escalada del precio de la luz nos ha recordado la importancia de que nuestras viviendas estén preparadas energéticamente para ser más eficientes. Sin embargo, rehabilitar nuestras casas no sólo nos ayudará a reducir la factura de electricidad, sino que puede convertirse en un catalizador en la creación de empleo en el sector de la construcción, una industria que aún no se ha recuperado del todo de la crisis económica de 2008 ni del parón de la Covid-19.
Conseguir edificios más eficientes es un enorme catalizador de empleo

Según un reciente informe publicado por el Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud de CCOO (ISTAS-CCOO), la rehabilitación de viviendas puede crear hasta 460.000 empleos anuales para 2030 si se acometen mejoras energéticas en 2,8 millones de viviendas durante esta década. Eso supondría incrementar los objetivos establecidos por el gobierno en la “Estrategia a largo plazo para la rehabilitación energética en el sector de la edificación en España (ERESEE)”, que se plantea como meta la rehabilitación profunda de la envolvente térmica de 1,2 millón de viviendas a 2030.



“Cualquier plan público tendría que ir acompañado, en la situación en la que estamos en España de emergencia social y desempleo, de un análisis del empleo potencial que va a crear y además incorporar medidas estratégicas que maximicen ese potencial de empleo que se puede crear", asegura Begoña María-Tomé, coordinadora de Cambio Climático y Energía de ISTAS y autora del informe.

A la cola de Europa

España lleva muchos años a la cola en la rehabilitación energética de viviendas en Europa, asegura Alex Hinojal, socio arquitecto de Efinorte, una empresa especializada en eficiencia energética que opera en el norte de España, y director de Hinojal Arquitectos. Sin embargo, durante los últimos cinco años, se ha producido un cambio en la percepción que las comunidades de propietarios tienen de este tipo de actuaciones en sus edificios. “Antes a mí me veían como el enemigo porque les iba a hacer gastar para mantener su edificio y ahora te ven como un experto energético que les va a hacer ahorrar energía, calefacción y refrigeración, y por tanto va a aportarles beneficios a su vida”, asegura el arquitecto.

El propio Hinojal ha visto cómo el interés ha incrementado también la demanda y, con ello, ha tenido que ampliar su estudio de arquitectura con varias nuevas contrataciones. "Hemos tenido bastante movimiento a nivel de contratación de personal, incluido un arquitecto más y un ingeniero", asegura.  

Guillermo Elena Suárez, arquitecto y socio de Ges arquitectos, también ha percibido un mayor interés en la rehabilitación desde hace “bastantes años”, aunque la pandemia ha supuesto un nuevo giro de tuerca. “Una de las cosas que ha tenido la pandemia es que hemos tenido conciencia de cómo tienen que ser nuestras casas”, explica el arquitecto.

Elena Suárez espera un nuevo impulso en el sector durante los próximos años al calor de los fondos europeos y nacionales que se han previsto para ello. Así el “Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española”, aprobado por el gobierno para movilizar los fondos europeos NextGenerationEU, contempla una partida de 6.820 millones de euros para la rehabilitación de edificios. El primer reparto, de 1631 millones de euros, se aprobó el pasado mes de julio, de los cuales 1.151 millones irán destinados a la rehabilitación de viviendas y barrios y el resto, 480 millones, a la rehabilitación de edificios públicos. “El gran problema de la rehabilitación es el dinero y los trámites. Y por primera vez en muchos años tenemos la gran oportunidad de que va a llegar muchísimo dinero de Europa”, recuerda el arquitecto.

Además, el potencial y la necesidad de acometer mejoras en la eficiencia de los edificios es muy elevada. “El parque edificatorio en España es muy antiguo. Casi el 90% de los edificios necesita algún tipo de actuación”, asegura Elena Suárez. El parque residencial español está compuesto por aproximadamente 25 millones de viviendas, la mayoría de ellas, un 60%, construidas antes de que se establecieran exigencias mínimas de aislamiento térmico en 1979.

Cómo dinamizar el sector

Mario Sánchez Herrero, director de Ecooo, empresa social especializada en la instalación de sistemas de autoconsumo fotovoltaico, cree, sin embargo, que la demanda está aún muy lejos de los planes propuestos por el gobierno. “La intervención sobre la envolvente, sobre los cerramientos, eso no está aún en la cabeza de la gente”, asegura. 



Para Sánchez Herrero, la clave para dinamizar el sector debe centrarse en ofrecer subvenciones a coste cero para sectores de población que no puedan permitirse este tipo de reformas con el objetivo de crear una industria fuerte. “La demanda se genera a base de regalarles la rehabilitación a quienes realmente les va cambiar la vida y que en cualquier caso nunca se lo iban a poder permitir”, asegura. “Así se puede crear un sector muy potente que ya puede dirigirse a los barrios de clase media y de clase superior para hacer una propuesta de valor en la que ya se han alcanzado economías de aprendizaje que les permitan ser empresas potentes”, continúa.

Ahorro en energía y en emisiones
La rehabilitación de viviendas no es sólo importante a la hora de afrontar la pobreza energética, sino en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. Según la Unión Europea, los edificios suponen un 40% del consumo final de energía en el continente. En el caso de España, las emisiones directas generadas por la combustión de combustibles fósiles en el sector residencial, comercial e institucional supusieron un 8% del total de las emisiones del inventario de gases de efecto invernadero de España y el 14% de las emisiones totales en difusos en 2017, según datos del Ministerio para la Transición Ecológica.

Así, según el informe de ISTAS, la rehabilitación de esos casi 3 millones de viviendas supondría un ahorro energético de 10.872 GWh anuales, equivalente al consumo energético de 1,7 millones de hogares y una reducción de emisiones de 3,3 millones de toneladas de dióxido de carbono.







Añadir un comentario
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).