ahorro

Castilla y León apuesta por el gas natural comprimido y los gases licuados del petróleo para ser más eficiente

0
El Gobierno castellano leonés -preside el popular Juan Vicente Herrera- acaba de aprobar su Estrategia de Eficiencia Energética (EEE) 2020, a la que ha dotado con 251,2 millones de euros (M€). El transporte es el principal consumidor energético en Castilla y León. Entre las medidas previstas para impulsar la eficiencia en ese sector, la Estrategia propone impulsar "la utilización de combustibles alternativos, como el gas natural comprimido, y los gases licuados del petróleo". [En la imagen, fábrica Renault de Valladolid, donde se ha fabricado durante los últimos años el vehículo eléctrico Twizzy].
Castilla y León apuesta por el gas natural comprimido y los gases licuados del petróleo para ser más eficiente

El documento elaborado por el Ente Regional de la Energía, organismo dependiente de la Consejería de Economía y Hacienda, "da continuidad, según el Gobierno regional, a los planes previos, de Eficiencia Energética, desarrollados en los periodos 2002-2007 y 2008-2012, que han permitido a la Comunidad -asegura el Ejecutivo- avanzar en esta materia hasta lograr en 2013 un ahorro energético del 20,89% en relación con los indicadores de 1990". El Gobierno regional recalca en ese sentido que "Castilla y León ha crecido económicamente en los últimos años a la vez que se ha consumido menos energía". La cantidad de energía que consume un país o región por unidad de PIB (producto interior bruto) se denomina Intensidad Energética "y esta ha bajado en Castilla y León un 33,3% desde el año 2000 al 2014".

Los estados miembros de la Unión Europea adquirieron el compromiso de reducir un 20% el consumo energético y los niveles de CO2 en el año 2020 con referencia a 1990, para mejorar la eficiencia energética. Pues bien, "este objetivo -informa el Gobierno regional-, si bien está lejos de ser alcanzado de manera global en Europa, se cumple en Castilla y León, donde en 2013 se alcanzó ya el 20,89% de ahorro energético en relación con los indicadores de 1990". Ahora, el Ejecutivo autónomo aprueba esta Estrategia de Eficiencia Energética 2020, "dirigida a reducir en más de un 32,45% el consumo de energía y en 30,24% las emisiones de CO2 en Castilla y León hasta el año 2020 en comparación con los niveles de 1990".

La estrategia ha sido sometida al proceso de información pública y se ha elaborado en consonancia con otros planes y estrategias nacionales y de la Comunidad Autónoma.

La implementación de la Estrategia. Sus medidas
La Estrategia de Eficiencia Energética de Castilla y León 2020 fija los objetivos de ahorro energético y de reducción de emisiones de CO2 que se deben ir consiguiendo en los próximos años y propone siete áreas estratégicas (7), 33 líneas de actuación y 79 medidas a aplicar. Con su aplicación se conseguirá un ahorro de energía primaria de 1.113,80 kilotoneladas equivalentes de petróleo (ktep) y se evitará la emisión de 2.522.400 toneladas de CO2.

(*) Cuantificado en el resto de áreas estratégicas.

Transporte
El transporte es el principal consumidor energético en Castilla y León, que es una de las regiones más vastas de Europa. La Estrategia ayer aprobada declara su intención de modificar "los sistemas de movilidad de personas y mercancías hacia modelos más eficientes". Así, asegura que impulsará "el cambio racional hacia el transporte público reduciendo el privado, la mejora en las tecnologías actuales, el cambio en las técnicas de conducción y la utilización de combustibles alternativos, como el gas natural comprimido, y los gases licuados del petróleo".

El comunicado difundido ayer por el Ejecutivo regional asegura que "existe además un plan para el desarrollo y uso del vehículo eléctrico y del híbrido".

Industria
En el sector industrial, el Gobierno regional quiere fomentar "la sustitución de equipos e instalaciones por la mejor tecnología disponible", lo que podrá conllevar -estima el Ejecutivo- un ahorro energético próximo al 30%. Además, la Administración apoyará la implantación de sistemas de Gestión Energética ISO-50001 "que permiten una gestión eficiente de la energía y la mejora continua del proceso productivo", y promoverá "el aprovechamiento de energías residuales para su transformación en energía útil".

En el sector de la edificación
La Estrategia castellano leonesa establece "medidas de apoyo para mejora en los sistemas de climatización, iluminación y otros equipos consumidores de energía, así como para la rehabilitación de la envolvente térmica". Además, también fija "incentivos para los edificios de consumo de energía casi nulo". Estas medidas -informa el Gobierno- se apoyan en la certificación energética de edificios, "herramienta que evalúa el consumo de energía del edificio y permite valorar la idoneidad de implantación de las mejoras".

El Gobierno regional asegura que quiere predicar con el ejemplo

La Administración autonómica reconoce que su consumo energético "no es significativo si se compara con el total de la Comunidad Autónoma", pero explica que, en todo caso, "tratará de ir por delante, para demostrar a empresas y otras instituciones la importancia del ahorro energético". Así, anuncia que, entre otras medidas, se propone llevar a cabo "la sustitución de la iluminación interior, la implantación de sistemas de gestión energética o la elaboración de guías de buenas prácticas que faciliten y promuevan el ahorro energético".

En las entidades locales: farolas y demás
La eficiencia energética en las entidades locales -informa el Gobierno- se acrecentará sobre todo "mejorando las instalaciones de alumbrado exterior, sustituyendo los equipos que consumen energía en depuración de aguas y gestión de residuos; además, se implantarán sistemas de Gestión energética tipo ISO-50001 para planificar los objetivos de reducción energética".

Seguimiento
La Estrategia de Eficiencia Energética 2020 -informa el Gobierno- tiene su propia metodología de seguimiento "con indicadores y criterios revisables periódicamente, con el fin de tomar las medidas más adecuadas en cada momento y seguir avanzando en sus objetivos, como documento vivo, que, anualmente, mediante una serie de ratios y controles de seguimiento, permitirá modificar o reforzar las medidas de mejora identificadas para ir viendo el grado de cumplimiento que se ha previsto".

Inversión y protagonistas
La inversión total asociada se estima en 799,1 millones de euros (M€), de los que 547,9 M€ (68,6%) será inversión privada y 251,2 M€ (31,4%) será pública, donde 192,4 millones de euros corresponden a la Administración central a través de los Programas gestionados por el IDAE, organismo adscrito al Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.

Diecisiete serán las entidades gestoras responsables de la aplicación de los fondos públicos (17), con la coordinación del Ente Regional de la Energía, que cuidará del cumplimiento de las previsiones que se han hecho en la Estrategia de Eficiencia Energética (EEE) 2020, "llevando a cabo el seguimiento permanente y continuo de los objetivos fijados e informando puntualmente de los avances y progresos".

Según los datos del Gobierno regional, Castilla y León genera el 22% de la electricidad renovable española; el 74% de la generación castellano leonesa es renovable; la producción eléctrica regional es capaz de abastecer con electricidad renovable generada en la Comunidad el 164% de la demanda eléctrica autonómica.

Añadir un comentario