termosolar

Con el apoyo adecuado, la termosolar sería competitiva en diez años  

2
Con el esfuerzo sostenido de los centros de investigación y las empresas españolas, para el año 2020-2025 las tecnologías solares de concentración no necesitarán apoyo económico para se competitivas en el mercado libre. Esta es una de las principales conclusiones de la Jornada Solgemac, celebrada recientemente en el Ciemat, en Madrid.
Con el apoyo adecuado, la termosolar sería competitiva en diez años  

“España es líder en el desarrollo tecnológico en energía solar concentrada: empresas españolas son las que construyen las plantas más novedosas en el mundo y es un acierto celebrar estas jornadas en el Ciemat, donde surgieron estas tecnologías”, Con estas palabras abrió Ramón Gavela, Director General Adjunto y Director del Departamento de Energía del Ciemat, la Jornada “Tecnología en Receptores Volumétricos” celebrada el 4 de abril en el Ciemat.

Organizada por el Ciemat-PSA, la Jornada se enmarca en el programa “Aprovechamiento térmico de la energía solar de manera gestionable, eficiente y modular en sistemas de alta concentración”, financiado por la Comunidad de Madrid y el Fondo Social Europeo. En Solgemac participa un consorcio formado por seis grupos de investigación (Imdea-Energía, Universidad Rey Juan Carlos, Ciemat-SSC (Sistemas solares de concentración), Ciemat-DQ (División de Química), Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), Universidad Autónoma de Madrid, y dos empresas colaboradoras (Torresol Energy Investment e Hynergreen Technologies).

El proyecto tiene por objeto sentar las bases científicas y tecnológicas que permitan abordar el desarrollo de nuevos sistemas de aprovechamiento térmico y químico de la energía solar concentrada de una forma más eficiente, gestionable y modular.  En este sentido, todas las tareas que se están llevando a cabo están enfocadas a mejorar alguno de estos tres aspectos de los sistemas termosolares: 

•  La modularidad, mediante el uso de pequeños sistemas de generación distribuida, que permitan una mejor integración en territorios de alta urbanización, como la Comunidad de Madrid, sin consumo de agua y con un menor impacto en el terreno: sistemas disco-Stirling, sistemas modulares multitorre, solarización de microturbinas.
•  Los sistemas de almacenamiento de energía, de forma que permitan adaptar el suministro a la demanda en estos sistemas termosolares de generación distribuida;
•  Y la integración de los esquemas: comparativa de opciones tecnológicas e integración de los diferentes dispositivos y sistemas de concentración, receptores y acumuladores.

La modularidad en la generación lleva necesariamente asociada la obligatoriedad de utilización de sistemas más eficientes en el aprovechamiento de la radiación solar concentrada y, por tanto, se necesita seguir trabajando en el diseño de nuevos receptores y reactores capaces de operar con mayores flujos de radiación solar concentrada y temperatura.

Una de las conclusiones principales extraídas de esta Jornada es que, con el esfuerzo sostenido de los centros de investigación y las empresas españolas, se espera que para el año 2020-2025 las tecnologías solares de concentración no necesitarán apoyo económico para se competitivas en el mercado libre.

Añadir un comentario
Diana
Discrepo de el anterior comentarista. El motor Stirling y los principios de la termodinámica que lo sustentan serán fundamentales en el futuro del desarrollo e implantación de la energía solar
Jose Luis
Si tenemos que basar las esperanzas de la termoslar en el disco Stirling vamos por mal camino