panorama

Sin Gobierno no hay recortes

0
Tener un Gobierno en funciones durante la mayor parte del año ha generado parálisis regulatoria generalizada. A priori, uno diría que ello tiene consecuencias negativas para todos los sectores regulados. No obstante, si se trata de un sector en el que la regulación tiende a ser desfavorable con las fuentes de generación eléctrica más sostenibles y beneficiosa para las más contaminantes, la ausencia de regulación es una buena noticia para algunos. Es un artículo de Piet Holtrop y Daniel Pérez, socios de Holtrop SLP Transaction & Business Law, publicado en el Anuario 2016 de nuestra revista en papel.
Sin Gobierno no hay recortes

Este año no ha habido viernes trepidantes escuchando los acuerdos adoptados en el Consejo de Ministro ni fines de semana de estudio de los Reales Decretos-Leyes publicados en el BOE el sábado por la mañana. Tampoco desde Bruselas han llegado novedades referentes al procedimiento de Ayudas de Estado por el Real Decreto 661/2007.

El año 2016 empezó con una subasta de potencia eólica y de biomasa, mal organizada y con resultados circunstanciales y absurdos, y acabará con otra en ciernes. Pero también podemos decir que el año 2016 será el primero en mucho tiempo en que no se aprueba ninguna norma desfavorable contra las renovables (de momento, cuando escribimos esto aún faltan algunos días para acabar el año). Desde el Real Decreto 900/2015, de autoconsumo, no ha habido más normas contra las renovables. La causa, obviamente, es que no ha habido más normas, por la incapacidad del Gobierno para aprobarlas por estar en funciones.

Pero a pesar de esta situación de inestabilidad política y estabilidad regulatoria, ha habido algunos avances en diferentes ámbitos, de los cuales, queremos destacar cuatro.

El primero de ellos es el Impuesto sobre el Valor de la Producción de Energía Eléctrica (IVPEE). Hemos presentado ya más de 3.000 solicitudes de devolución de ingresos indebidos ante Hacienda y a la par, el Tribunal Supremo ha elevado una cuestión de inconstitucionalidad sobre el IVPEE, por considerar que, al entrar en doble imposición con el Impuesto de Actividades Económicas, podría incurrir en confiscatoriedad contraria a la Constitución. Si el Constitucional considera que hay vulneración de la Constitución, el proceso se acabará aquí y todos los que hayan recurrido contentos. Si el Constitucional considerara que el IVPEE no fuera directo, y por lo tanto no se trataría de doble imposición, sería necesariamente indirecto. En este caso sería contrario a la Directiva de impuestos especiales y los Tribunales Superiores de Justicia (TSJ) de las comunidades autonómicas podrían presentar cuestiones prejudiciales ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Algunos TSJ tienen buena trayectoria en plantear estas cuestiones prejudiciales.  

En la actualidad hay nuevas instalaciones renovables con vertido a red en España, con o sin subasta,  con aval depositado y punto de conexión solicitado. Son 19.300 MW eólicos, 15.600 MW fotovoltaicos y 1.100 MW termosolares. Hemos asesorado en la tramitación de algunas de esas instalaciones y estamos viendo que nuestro sector se vuelve a animar. Además, en 2016 Bruselas le dijo No al Gobierno en relación con las ayudas que pretendía dar a las centrales de carbón y emitió un informe muy crítico con el sistema español de ayudas al gas mediante pagos por capacidad. Decimos esto aquí porque otra manera de favorecer a las renovables sin ayudas es eliminando las ayudas a las tecnologías fósiles, para que todos puedan competir en igualdad de condiciones.

El 11 de abril de 2016 entró en pleno vigor el Real Decreto 900/2015, y sin embargo, la mayoría de instalaciones siguen sin registrarse y sin cumplir la normativa. Y más importante aún, nadie ha pagado aún el impuesto al sol, porque el Gobierno no ha aprobado la legislación de desarrollo. En febrero todos los partidos del Congreso de los Diputados a excepción del Popular, firmaron un compromiso de aprobar una nueva Ley de fomento del autoconsumo, con un articulado concreto, que eliminará las principales trabas al autoconsumo. Mientras tanto, el mundo ha seguido desarrollando el autoconsumo y el 30 de noviembre Bruselas nos ha propuesto una nueva Directiva de Renovables que realiza una apuesta clara y decidida por el autoconsumo. La regulación actual en España no cumple con Bruselas y sus aspectos no conformes ya no tienen por donde aguantarse. En España el ámbito municipal y autonómico está empezando a tomar las riendas de una apuesta decidida por el autoconsumo, con la propuesta Europea esta vez también para poder empoderar colectivos vulnerables. Por nuestra parte estamos ayudando para aliviar la gravosa tramitación de instalaciones vía SolarDirecto.com, una iniciativa conjunta con SolarTradex. Esta tramitación es una de las principales trabas existentes al autoconsumo.

Y last, but not least, tenemos que hablar de los litigios contra recortes retroactivos a las renovables. Acabamos el 2015 con la sentencia desestimatoria del Tribunal Constitucional con un voto particular, y empezamos el 2016 con un laudo Arbitral desfavorable a los inversores renovables con un voto particular y disidente. Y en verano llegó la ansiada sentencia del Supremo, que por 4 votos a favor de todo, y 3 votos particulares disidentes abogando la nulidad absoluta de la reforma, desestimó nuestras pretensiones. Ni siquiera todavía llegó el Supremo sobre las miles de nuevas reclamaciones de responsabilidad patrimonial que le han llegado recién.

Faltan las batallas decisivas: a pesar del laudo arbitral desfavorable, el número de Arbitrajes Internacionales ha seguido incrementándose por la expectativa positiva sobre su desenlace final. El Constitucional tampoco ha dicho su última palabra, pues ahora tendrá que resolver decenas de amparos respecto de una sentencia del Tribunal Supremo que ha sido dictada plagada de dudas existenciales sobre la confianza legítima que no puede conducir a otra cosa que el planteamiento de la cuestión prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Añadir un comentario