panorama

La subasta era eólica

0
El resto de tecnologías renovables ya había avisado: la eólica se llevaría la parte del león de la subasta de renovables celebrada el jueves 17 de mayo. Y se ha llevado hasta la parte del ratón. Forestalia ha conseguido la adjudicación de 1.200 MW, Gas Natural Fenosa se ha hecho con más de 600 y Enel Green Power con otros 500 MW. Gamesa ha conseguido 206 MW más. Todo nueva potencia eólica.
La subasta era eólica
Forestalia

El grupo aragonés Forestalia, presidido por Fernando Samper, le ha cogido el gusto a las subastas. El año pasado ya se hizo con más de la mitad de los 700 MW subastados: 300 MW eólicos y más de 100 MW de biomasa. Hoy lo ha vuelto a hacer, al resultar adjudicataria del doble de potencia que el segundo en liza. Y lo ha conseguido con unos precios tan bajos que, de nuevo, sus parques eólicos tendrán que sobrevivir sin incentivo alguno. Aunque contará durante 25 años con la “rentabilidad razonable” de la que habla la actual regulación de las renovables.

Forestalia pretende “ejecutar esa potencia en parques eólicos con aerogeneradores de GE, con la que ya ha cerrado un acuerdo de suministro y mantenimiento”. No solo eso. En el sector se asegura que GE ha ofrecido un importante apoyo financiero para que Forestalia pueda hacer ofertas inmejorables. Los nuevos parques se instalarán casi en su totalidad en Aragón. “El Gobierno autonómico, de hecho, trata de agilizar todo lo posible su tramitación para que no tenga problema con los plazos”, tal y como recoge El Economista.

El Gobierno pretendía garantizar que esas instalaciones “sean las más competitivas en costes, las más maduras en desarrollo tecnológico y, por tanto, las más baratas para todos los consumidores”. Pero la supuesta neutralidad tecnológica ha levantado ampollas en todas las tecnologías y, como cabía esperar, la eólica ha arrasado.

El Ministerio de Energía ha utilizado “un mecanismo competitivo”, de manera que resultarán adjudicadas aquellos proyectos que supongan “un menor coste para el consumidor”. Entre los grandes, Acciona no ha participado e Iberdrola, que sí lo ha hecho, se ha quedado sin ningún megavatio.

La Asociación Nacional de Productores Fotovoltaicos (Anpier), ha señalado que el Ministerio de Energía ha adjudicado los 2.000 MW de nueva potencia renovable “bajo criterios sesgados que penalizaban cualquier pretensión de generación social”. Y que tal y como reflejan los resultados, “las pequeñas y medianas iniciativas fotovoltaicas no han tenido ninguna opción, ni siquiera ofertando el máximo de los descuentos posibles”.

Añadir un comentario