geotérmica

El primer edificio residencial de Europa que recibe el sello LEED Platinum lo ha construido una cooperativa española

0
Una promoción inmobiliaria (cooperativa) sin "florentinos", un banco sin usura, una formidable instalación geotérmica sin subvenciones. Así comenzaba el reportaje "Geotermia sin", que publicamos (en papel) en la edición de marzo del año 2013. ¿Motivo de la publicación de aquella historia? Una cooperativa de jóvenes de Tres Cantos (Madrid) había decidido embarcarse en la construcción de 80 viviendas y había optado por un sistema geotérmico para climatizarlas. Pues bien, el prestigioso United States Green Building Council Institute acaba de distinguir esa promoción inmobiliaria con su máxima calificación energética y medioambiental, LEED Platinum, un sello de alcance mundial.
El primer edificio residencial de Europa que recibe el sello LEED Platinum lo ha construido una cooperativa española

"Es la primera vez que en España y en Europa se concede el LEED Platinum a un edificio de viviendas, que, a mayor abundamiento, lejos de ser la sede de una potente multinacional, es una modesta cooperativa autogestionada; lo que significa que la construcción sostenible es posible, tal y como dijisteis vosotros en el primer artículo que nos publicasteis hace tres años: Geotermia sin... Lo que entonces era un proyecto hoy es una realidad exitosa". Son las palabras, de recuerdo y amables, que nos envió hace unos días Antonio Martínez Ovejero, secretario de la junta rectora de una cooperativa que ha hecho posible lo posible: levantar "un edificio sostenible de 80 viviendas en Tres Cantos (Madrid), basado en un sistema exclusivo de suministro de calefacción, refrigeración y ACS, obtenido por geotermia de baja temperatura".

Antonio nos envió esas líneas, por correo electrónico, hace unos días, para contarnos que, a lo largo del último año, "nos hemos presentado a un par de concursos de edificios residenciales de construcción sostenible y hemos conseguido tanto el premio de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid, como el de la Comunidad de Madrid (Consejería de Economía, Empleo y Hacienda), pero lo más importante -nos contaba el veterano cooperativista- es que hemos obtenido la calificación LEED Platinum, que es la máxima que el sistema norteamericano, en la práctica internacional LEED, concede a un edificio sostenible". Sí, construir en España, en mitad de la peor crisis económica del último medio siglo, sin subvenciones de ninguna clase, en Modo Cooperativa y en clave sostenible... es posible. Y lo es... sin ser multimillonario.

Arroyo Bodonal se define hoy como "una cooperativa constituida hace trece años con objeto de promover viviendas sostenibles para jóvenes, en la Avenida de Madrid, 19, de Tres Cantos, en régimen de autogestión, a precio asequible". Entre 2.200 y 2.300 euros el metro cuadrado, "algo similar a lo que vale esa misma vivienda en Tres Cantos, pero sin geotermia", nos contaba hace años el secretario de la Junta Rectora de la cooperativa, Ovejero, que venía a decirnos que lo bien hecho no cuesta más (al menos, si es ejecutado en Modo Cooperativa). El edificio -nos cuenta hoy Antonio- se terminó hace aproximadamente un año y los cooperativistas han ido ocupando sus viviendas: "a lo largo de estos meses -explica-, las instalaciones han funcionado con notable éxito, incluso por encima de las previsiones programadas".

La prueba del algodón... el verano pasado
"El verano pasado -explica Martínez Ovejero-, con la ola de calor más dura de los últimos 30 años, el sistema de geotermia, en exclusiva, hizo frente a la refrigeración por suelo radiante obteniendo un resultado de confort excelente, ya que el edificio carece de gas o aparatos de aire acondicionado". En la cooperativa calculan que el ahorro producido por el sistema geotérmico (que proporciona calefacción, aire acondicionado y agua caliente sanitaria, ACS) supera los 100.000 euros al año, un ahorro que oscilaría entre el 75,64% si nos atenemos a los criterios establecidos por el Código Técnico de la Edificación, y el 48%, si el criterio es el del Leadership in Energy & Environmental Design del United States Green Building Council, que es el organismo que acaba de distinguir a Arroyo Bodonal con su sello más Top: el sello Platinum.

De acuerdo que ahorra... pero, ¿y el confort?
La cooperativa Arroyo Bodonal ha hecho ya un primer balance económico: "el gasto de electricidad medio por vivienda en calefacción, climatización y agua caliente sanitaria, entre mayo y diciembre de 2015 fue de 37,02 euros al mes". Este ratio -explican- ha sido calculado exclusivamente a partir del importe real de la facturación de energía eléctrica que ha alimentado al sistema geotérmico, en estos ocho meses: "están excluidos los ahorros producidos en el suministro eléctrico de la iluminación LED exterior e interior". Los ahorros irán evolucionando y dependiendo del precio de la electricidad. Eso sí -cuentan-: "es importante señalar que el sistema de climatización-refrigeración el verano pasado ha hecho frente, en solitario, a la ola de calor más fuerte (40-42ºC) de los últimos 30 años, manteniendo una temperatura media en las viviendas, en torno a los 22-23ºC)".

Único en Europa
Así las cosas, Arroyo Bodonal -viviendas de clase A, la calificación energética Top de España- se ha hecho merecedor además del prestigioso sello LEED Platinum, convirtiéndose en el primer edificio residencial de Europa que obtiene esa distinción, que da el Consejo de la Edificación Verde de los Estados Unidos (US Green Building Council). En fin, una cooperativa sin -sin "florentinos", sin usura (financió la operación Triodos), sin subvenciones (las tramitaron, pero nunca llegaron)- que ha logrado el mayor reconocimiento mundial que cabe obtener en materia de edificación sostenible. Ni en España ni en Europa hay un solo edificio residencial que lo haya conseguido. En España, aparte de Arroyo Bodonal, hay edificios que también han logrado el sello LEED Platinum, pero son institucionales o sedes corporativas de multinacionales, como Starbuks, Repsol o Inditex.

Reproducimos a continuación el dossier técnico facilitado por la Cooperativa Autogestionada Arroyo Bodonal
Ochenta viviendas sostenibles (71 libres y 9 Viviendas con Protección Pública Básica). Calificación LEED Platinum, la máxima de las cuatro que otorga el United States Green Building Council Institute (normal, plata, oro y platino). Según el dossier, la experiencia de construcción sostenible de Arroyo Bodonal SCM demuestra "que un nuevo tipo de construcción es posible, en línea con las Directivas de edificios de consumo de energía casi nulo promulgadas por la Unión Europea". El Proyecto y la Dirección Facultativa de la obra han sido realizados y ejecutada por el arquitecto Carlos Nieto Gómez (ACRE Arquitectura). La operación ha sido financiada por Triodos Bank. "Todo ello -insisten desde Arroyo Bodonal-, a pesar de no haber recibido un solo euro en concepto de ayuda económica por ninguna de las administraciones y entidades públicas potencialmente concernidas".

La construcción y el diseño de las 80 viviendas de Arroyo Bodonal tienen como referencia los «Edificios de consumo de energía casi nulo», contemplados en las Directivas de la UE: 2010/31 y 2012/27. Sus directrices y recomendaciones de ahorro, eficiencia energética y sostenibilidad han sido desarrolladas, en una u otra forma, en este proyecto:
• La ubicación física y orientación del edificio y la urbanización es S-SE; todas las viviendas dan, al menos a dos fachadas;
• envolvente (fachada ventilada, doble aislamiento y cristalería del alta eficiencia energética);
• utilización exclusiva de la geotermia de baja entalpía para calefacción, climatización y ACS:

Captación geotérmica
47 pozos, a 137 metros de profundidad media; 6.500 metros lineales de perforación; con tubo PEX. 430 kilovatios de potencia geotérmica instalados; ocho bombas de calor funcionando en cascada (8), cinco de ellas generando frío-calor (5), exclusivamente para climatización; las otras tres se usan para producir agua caliente sanitaria (3), aunque pueden utilizarse también para climatización. Suelo radiante para calefacción y climatización, con tubo PEX. El suelo de las viviendas (50% mármol, 50% tarima de fibra de bambú); la tarima de bambú combina su alta resistencia al deterioro por uso con la más elevada conductividad térmica proporcionada por una tarima vegetal; que además es altamente renovable, desde la perspectiva de su reposición medioambiental.

Más sobre la dimensión energética
Arroyo Bodonal ha dispuesto sistemas de control de la temperatura en cada una de las dependencias de la vivienda; sistemas de ventilación mecánica automatizada en cada vivienda con recuperación de calor e incremento de la calidad del aire; sistemas de iluminación comunitaria LED (light emitting diode, diodos emisores de luz) en garajes, escaleras y dependencias exteriores; las viviendas se entregaron con cocinas amuebladas dotadas de electrodomésticos de alta eficiencia energética (A++, como mínimo); las lavadoras y los lavavajillas son bitérmicos; el agua caliente se suministra a través de la geotermia; los ascensores son de recuperación cinética; se ha dispuesto asimismo una preinstalación y reserva de espacio para equipamientos de recarga de las baterías para coches eléctricos en los garajes.

Agua
Arroyo Bodonal ha sido dotado de jardines con plantas de muy bajo consumo hídrico (tomillo, romero, retama, lavanda, jaras, adelfas, durillo, etcétera). Asimismo, se ha dispuesto un sistema de recogida y reutilización de aguas de lluvia para riego mediante aljibe, y una instalación de depuración de aguas grises procedentes de lavabos, bañeras y duchas para su reutilización en las cisternas de los inodoros y la limpieza de los garajes.

Calificación energética y disminución de emisiones de CO2 respecto a un edificio convencional
El edificio tiene la Calificación Energética A. Dado que las características del edificio convencional con el que se compara son distintas en España que en Estados Unidos, los ratios de ahorro son también distintos. Según el Código Técnico de la Edificación/Calener (España), el ahorro energético sería del 75,64 %, (531.371 kilovatios hora anuales); disminución de emisiones de CO2: 73,20%, (121.485,7 kilogramos anuales). Según LEED, el ahorro energético sería del 48 %. El ahorro producido por el sistema de climatización-calefacción y ACS está comprendido entre 111.996,45 y 101.571,60 euros/año. El gasto de electricidad medio por vivienda en calefacción, climatización y ACS, entre mayo y diciembre de 2015: 37,02 euros/mes. Este ratio -explican desde la cooperativa- ha sido calculado exclusivamente en base al importe real de la facturación de energía eléctrica que ha alimentado al sistema geotérmico, en estos ocho meses. La demanda de cálculo del edificio en el escenario más desfavorable: 24 vatios por metro cuadrado.

No te pierdas
Otra historia, otra victoria

Añadir un comentario