fotovoltaica

El precio medio de los paneles ha bajado en 5 años en Europa hasta un 80%

La fotovoltaica va a seguir reduciendo costes

0
El motor del crecimiento del sector fotovoltaico a escala global ya no es la responsabilidad ambiental (la de ciudadanos o administraciones responsables que saben que la energía solar es limpia y viene a sustituir a los combustibles fósiles, precursores del cambio climático); el motor del éxito de la fotovoltaica es ahora la competitividad. Lo ha dicho José Donoso, el director de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), durante la presentación del «Informe Anual 2015», informe en el que la asociación radiografía el sector.
La fotovoltaica va a seguir reduciendo costes

El sector solar fotovoltaico continúa reduciendo sus costes de fabricación. Entre mayo de 2009 y noviembre de 2014, el precio medio mensual de los paneles monocristalinos vendidos en Europa ha bajado alrededor del 80%, desde los aproximadamente 3,50 euros vatio de 2009 a los aproximadamente 0,80 euros vatio de noviembre del año pasado. Más aún: según UNEF, "la era de las bajadas rápidas de precios para células y módulos fotovoltaicos todavía no ha acabado". La asociación cree que "todos los tipos de módulos tienen todavía un amplio margen de mejora". Esos son algunos de los datos que incluye el «Informe Anual 2015» que hoy ha presentado en Madrid la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), un informe que repasa la actualidad del sector a escala mundial y, también, lógicamente, a escala doméstica. Aquí, de momento, repasamos los grandes números de la FV global.

Empleo
Las energías renovables emplearon en 2014 a casi ocho millones de trabajadores en todo el mundo. La FV fue la tecnología que más puestos de trabajo generó: 2,5 millones. Según UNEF, 1,6 millones de dichos empleos se generaron en China. El empleo FV también creció en Japón y Estados Unidos (en este último país se crearon 160.000 puestos de trabajo en 2014). En Europa la historia fue distinta. La Agencia Internacional de las Energías Renovables (Irena) estima que la Unión Europea (UE) perdió más de 150.000 empleos solo en 2013, último año con datos completos. En España, el sector empleaba a más de 40.000 personas en 2008, mientras que hoy solo da trabajo a unas 5.000, según UNEF.

Potencia
En lo que se refiere a los grandes números -potencia instalada en 2014; potencia acumulada-, el «Informe UNEF» habla de "año récord". Y es que nunca antes se instalaron tantos megavatios fotovoltaicos en un solo año: 40.134, o sea, tres mil más que en 2013. La asociación del sector fotovoltaico nacional tiene claro el por qué del éxito: "esto es posible -dice en su informe- gracias a la rápida reducción de costes y a la competitividad del conjunto de la industria fotovoltaica internacional, de la que las empresas españolas siguen siendo un referente". Así las cosas, a 31 de diciembre de 2014, el mundo acumulaba 178.391 megavatios de potencia solar fotovoltaica acumulada.

España
Lejos de esos registros históricos se mueven los números de la FV made in Spain. Según UNEF, en 2014 (último dato cerrado), España solo añadió 22 megavatios a su parque solar fotovoltaico nacional. Eso sí: 17 de ellos fueron sin subvención, prima o ayuda alguna. Algunos más -concretamente 2.400- instaló Reino Unido, que se ha colocado a la cabeza del sector en Europa. La soleada Alemania sumó a su cuenta 1.900 megavatios solares más (y se aproxima a los 40.000 megavatios). Francia añadió el año pasado a su parque FV nacional novecientos megas (900 MW); Italia, 400. En todo caso, en 2014, en Europa solo se conectaron siete gigavatios, frente a los 10,5 gigas enchufados en 2013, o los 17,7 de 2012.

Números
Allende las fronteras de la UE, soplan otros vientos (o brilla más el sol). Para empezar -explica UNEF-, "China, Japón y Estados Unidos repiten como principales destinatarios de la inversión fotovoltaica". En 2014, el gran gigante asiático sumó a su parque FV nacional 10.600 megavatios (10,6 gigas); Japón no le anduvo mucho a la zaga (9.700 MW). Estados Unidos se situó en tercer lugar, con 6.500 megas; Corea del Sur se fue hasta los 900 (como Australia, que añadió a su cuenta, también, nueve gigas); y, por fin, Suráfrica y la India se apuntaron 800 megas cada una. Así las cosas, el mundo ha superado los 178 GW (4,6 son españoles, más o menos los mismos que aporta el muy soleado Reino Unido).

Previsiones
Según el «Informe Anual 2015» de UNEF, las agencias internacionales "mantienen sus expectativas, pronosticando unos 540 gigavatios de potencia instalados para 2020, con un ritmo de instalación nunca menor a los 47 gigavatios por año". Algunos movimientos parecen confirmar esas previsiones. Hace apenas unos meses, el gobierno chino -explica UNEF- ha decidido aumentar el "objetivo de instalación anual" hasta los 17.800 megavatios. En sus antípodas geográficas, pero en la misma línea de crecimiento, Chile, que instaló en 2014 alrededor de 400 megavatios (es decir, veinte veces más que España), podría alcanzar los 9.000 megas en 2020.

Añadir un comentario