fotovoltaica

Green Building Council España se suma a la Alianza por el Autoconsumo

0
El Consejo de la Edificación Verde de España ha anunciado hoy que se une a la recién nacida Alianza por el Autoconsumo, una plataforma que han formado organizaciones sociales, sindicales, de consumidores, empresariales y profesionales y que apuesta por derogar el impuesto al Sol y desburocratizar la tramitación administrativa a la que se ven sometidas ahora estas instalaciones.
Green Building Council España se suma a la Alianza por el Autoconsumo

El autoconsumo solar fotovoltaico es una solución de ahorro -de energía (luego dinero)- perfectamente legal a día de hoy; una solución de ahorro que, además, resulta muy rentable en muchos casos (sobre todo en naves industriales y agropecuarias, y, en general, en instalaciones de cierto tamaño). Sin embargo, lo alambicado de la burocracia que rodea a esta solución de ahorro y el impuesto al Sol continúan alejando esta opción de muchos consumidores, que, de haber menos papeleo de por medio y, sobre todo, de no haber impuesto, se habrían decidido ya por instalar unas placas solares sobre el tejado de su casa. Pues bien, para convencer al Ejecutivo de lo inútil de la esclerosis burocrática y de que en el autoconsumo no solo hay ahorro, sino también empleo y crecimiento económico, ha nacido esta Alianza ciudadana, que presentó sus credenciales el pasado jueves -avalada ya por más de cuarenta organizaciones- y que no cesa de ganar acólitos.

GBCe
Hoy ha sido el Consejo de la Edificación Verde de España (Green Building Council España, GBCe) el que ha anunciado su adhesión. Lo ha hecho a través de un comunicado en el que repasa las reivindicaciones de esta plataforma ciudadana multidimensional: hay en ella sindicatos, asociaciones empresariales, de consumidores, cooperativas, ecologistas y colectivos profesionales, todos ellos, partidarios de una regulación que consideran debe favorece "el desarrollo del autoconsumo y su reconocimiento como un derecho ciudadano". A continuación, Energías Renovables reproduce lo esencial del comunicado que ha difundido el GBCe, comunicado en el que hace pública su adhesión a la Alianza, suscribe el manifiesto de esta -"Con el autoconsumo ganamos todos"- y repasa las claves del ideario de esta plataforma social pluridimensional.

«Las tecnologías para la generación de electricidad con energía renovable han avanzado hasta el punto en que permiten a cada individuo, comunidad o empresa abastecerse con su propia energía limpia, facilitando el ejercicio del derecho ciudadano a participar activamente en el mundo de la energía. Pero para que esto sea posible se tiene que dar un marco favorable para su desarrollo

La Alianza por el Autoconsumo está formada por representantes de todos los sectores de la sociedad: organizaciones ecologistas, de consumidores, empresariales, sindicatos y colectivos sociales. Todas estas entidades buscamos un cambio regulatorio que desbloquee las trabas, tanto económicas como administrativas, que actualmente existen para el autoconsumo, reclamando una regulación adecuada que garantice el derecho individual y colectivo a generar energía para consumo propio con fuentes renovables

Un marco favorable para su desarrollo
La Directiva 2009/28/CE marca la necesidad de promover un cambio en nuestro modelo energético. Un cambio de modelo que no termina en los objetivos comprometidos para 2020, sino que continuará con el conocido como Paquete de Invierno (Winter Package) y la propuesta de revisión de la Directiva Europea de Renovables, haciendo que nuestro país deba favorecer la integración de energías renovables en el sistema energético durante las tres próximas décadas para alcanzar los objetivos actuales y futuros.

En este contexto, la Alianza -y el GBCe como miembro de la misma- reclama que se reconozca el derecho a autoconsumir energía eléctrica sin ningún tipo de cargo o peaje sobre la energía autoconsumida; que se habilite la posibilidad de que varios consumidores compartan instalación de autoconsumo; que se adopte el régimen sancionador en función del verdadero impacto del autoconsumo en el sistema eléctrico y que se defina una tramitación administrativa simplificada y adecuada a las características de las instalaciones.

El autoconsumo permitiría una generación limpia y distribuida, implicando de forma activa a la ciudadanía en el cambio de modelo energético y haciendo a particulares, administraciones y empresas más conscientes de su propio consumo energético.

Numerosos beneficios ambientales, económicos y sociales
Los beneficios ambientales de esta modalidad de generación son claros, siempre y cuando se desarrolle con energías renovables. De esta forma se evitarían emisiones de gases de efecto invernadero y se mejoraría la calidad del aire. Adicionalmente, el autoconsumo evita las pérdidas del sistema que se producen entre la instalación de generación y el punto de consumo.

A nivel económico, España depende de las importaciones energéticas en más del 70%, veinte puntos porcentuales más que la media de la Unión Europea. Un mayor desarrollo del autoconsumo contribuiría a reducir la importación de combustibles fósiles, equilibrando así la balanza comercial y mejorando la soberanía energética. El autoconsumo, además, es solidario con todos los consumidores, al contribuir a reducir el precio de la electricidad y la factura de la luz y al generar competencia en el sistema eléctrico.

Los autoconsumidores también contribuyen al mantenimiento de los costes del sistema, pagando el término fijo completo y el variable en función de la energía que finalmente consuman de la red. Esta forma de generación posee también múltiples beneficios sociales. No solo convierte a los ciudadanos en actores clave para acelerar el cambio de modelo energético en línea con la urgencia dictada por el cambio climático, sino que su desarrollo creará empleo directo, cualificado y local, favoreciendo el desarrollo tecnológico nacional y la innovación».

Esos son los principios sobre los que se sostiene la Alianza por el Autoconsumo
Y, en aras de la consecución de esos objetivos, la Alianza se propone llevar a cabo iniciativas para concienciar a la ciudadanía y a la clase política de que esta modalidad es un derecho ciudadano con múltiples beneficios, de forma que desaparezcan las trabas y barreras que hoy la frenan. La Alianza tiene una amplia representación de la sociedad civil y está abierta a todas aquellas otras que compartan los principios recogidos en el manifiesto “Con el autoconsumo ganamos todos”, cuya presentación, el pasado jueves, marcó el inicio de sus actividades.

El Consejo de la Edificación Verde de España
El GBCe es una asociación sin ánimo de lucro en la que están integradas administraciones públicas (como la Empresa Municipal de la Vivienda de Toledo), centros de investigación (como el Instituto Tecnológico de la Construcción), instituciones académicas (como las universidades politécnicas de Cataluña y Madrid), asociaciones profesionales (como el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España); colectivos empresariales (como la Asociación Española de Promotores Públicos de Vivienda y Suelo) y otras entidades, como la Asociación de Periodistas de Información Ambiental o la Fundación Gas Natural. World Green Building Council reconoce a Green Building Council España (GBCe) como la única organización española que realmente incorpora los principios de participación democrática y el Código de Conducta aprobado por WGBC, y por lo tanto es la única asociación legitimada en España como Consejo de la Edificación Verde.

El GBCe declara como "fines y objetivos fundamentales, en línea con los fines del WGBC", los siguientes
• constituirse en interlocutor en todo lo relativo a la sostenibilidad en la edificación en nuestro país;
• proporcionar al sector metodologías y herramientas actualizadas y homologables internacionalmente que permitan de forma objetiva la evaluación y certificación de la sostenibilidad de los edificios, adaptadas a las necesidades españolas en general y a las de áreas geográficas concretas en particular; 
• desarrollar actividades de cooperación e investigación en los ámbitos nacional e internacional en la búsqueda de mejoras en el campo de la edificación sostenible mediante el desarrollo y gestión de herramientas y métodos fiables y actuales que permitan la valoración y certificación de la calidad ambiental de la obra, en sus diversas fases (diseño, materiales, construcción y vida útil); 
• colaborar con las administraciones públicas, universidades, corporaciones profesionales, entidades y asociaciones nacionales e internacionales en la difusión de los principios y las buenas prácticas en el diseño y construcción de edificios sostenibles; 
• y contribuir a la transformación del mercado hacia una edificación más sostenible.


Añadir un comentario