Fotovoltaica: revisiones, pronósticos y mercados reales

0

Antes de nada espero que todos hayáis disfrutado de un buen verano. En cuanto a calor, desde luego no podemos quejarnos, al menos los de la meseta, porque sigue siendo duro al escribir estas líneas, ya al final de agosto, cuando, ¡oh sorpresa!, leo alborozado en nuestra revista que en el punto 20 del acuerdo entre PP y CD’s se expresa la decisión de retirar las trabas para el autoconsumo de electricidad. (Espero que se refieran también a la auto generación en nuestros domicilios, porque a lo otro ya nos dejaban). Y ahora, ¿el malo de la película será el PSOE impidiendo un gobierno con tan noble objetivo? Esto lo sabremos pronto, pero no deja de ser una faena seguir así después de tantos meses.

Curiosamente andaba analizando un interesante documento de Solar Power Europe, lo que antes vino a ser EPIA, y que fiel a la tradición sigue encargando estudios de situación y evolución de mercados para…, bueno, no se muy bien para qué, pero se hace en casi todos los sectores. En el caso del nuestro ha servido para comprobar que los pronósticos fallan incluso más que las encuestas de los resultados electorales.

Me han llamado la atención muchas cosas. En el campo de los hechos, para los pocos que no lo sepáis, me parece fascinante que el mayor mercado europeo en 2015 fuera Reino Unido ¡con 3,7GW en un año! Y más de 9 acumulados. ¿Sabrá esto el Sr. Nadal? ¿Cómo lo interpretará? ¿Habrá sido el “Brexit” una consecuencia indeseada provocada por la locura fotovoltaica de los británicos? Quien sabe.

Desde luego se confirma que, por el momento, como yo solía decir hace años, el mercado FV es el sumatorio de “n” mercados, cada unos de su padre y de su madre. Y fruto de esa diversidad regulatoria e “incentivadora”, o en nuestro caso dificultadora, pasa lo que pasa. Por ejemplo, que España, siendo el país europeo de mayor potencial, se encuentre a nivel de contribución al sistema por debajo de la República Checa, en 8º lugar pero perseguido muy de cerca por Rumanía y ¡RU! ¿Os lo podéis creer? En el norteño país de la lluvia, las nieblas y largos inviernos ya producen más electricidad con el sol que nosotros.

Pero vendrán las buenas noticias: a pesar del enorme crecimiento de las grandes plantas, gracias a los bajos costes de generación, se estima que en el 2020 las instalaciones en cubiertas, es decir, pequeñas, serán el 43% del volumen total. Y a ese pronóstico me sumo. En el documento se habla de un mal escenario para España pero un mercado de 1,7GW acumulados hasta 2020. Y creo que podemos conseguirlo. Y mucho más si se eliminan las barreras.

Este verano he visitado a unos 50 instaladores por casi toda la geografía española. Algunos llegaron a ser grandes empresas y ahora sobreviven con ingenio, diversificación, abriendo nuevas posibilidades y vendiendo aires acondicionados o lo que se pueda. Otros empezaron después de la crisis y saben que esto no es fácil, pero tenemos una base que no existía antes de nuestro famoso “boom”. Lo siguiente será un mercado de verdad. Y por muchos años.

Añadir un comentario