eólica

La eólica europea incrementó el año pasado en un 22% sus inversiones en Europa

0
La patronal eólica del Viejo Continente -WindEurope- acaba de publicar un informe que revela que las inversiones -construcción, operaciones de refinanciación, adquisiciones y obtención de fondos para proyectos eólicos marinos y terrestres- alcanzaron aquí el año pasado los 43.000 millones de euros, lo que ha supuesto un incremento de 22 puntos con respecto a los registros de 2015 (35.000 millones de euros). [En la imagen, detalle de la portada del informe].
La eólica europea incrementó el año pasado en un 22% sus inversiones en Europa

El informe hecho público ayer -titulado WindEurope’s Financing and Investment Trends 2016- revela que la financiación de proyectos eólicos alcanzó en Europa los 27.600 millones de euros en 2016 y que, en lo que se refiere a la eólica marina, el sector batió su máximo histórico, hasta situarse en los 18.200 millones de euros (M€). Por el contrario, la inversión en eólica terrestre cayó un 5%, hasta quedar en los 9.400 M€. Se trata del primer descenso que registra este segmento en los últimos cinco años. El mercado británico ha sido en 2016 el más activo de todos los europeos, hasta el punto de que ha movido 12.700 millones de euros (eólica marina y terrestre). Por detrás se ha situado el alemán, con 5.300 M€.

Más inversores privados acudieron al viento que a la nuclear, el gas o los combustibles fósiles
El consejero delegado de WindEurope, Giles Dickson, ha recalcado que la eólica ha constituido el sector energético que más inversiones ha recibido en 2016: "la competitividad de nuestra industria y la percepción de la minimización de los riesgos -señala Dickson- han atraído a más inversores interesados en diversificar sus carteras. La reducción de costes en toda la cadena de valor de la industria se está traduciendo en que los inversores pueden financiar más potencia por menos dinero", ha añadido. Dickson se ha mostrado sin embargo preocupado por las diferencias geográficas que está mostrando la inversión en Europa: "el 80% de las nuevas inversiones se ha producido en solo cuatro países: Reino Unido, Alemania, Bélgica y Noruega".


El consejero delegado de WindEurope lamenta que catorce estados miembros no anunciaran inversión alguna en el sector eólico en todo el año: "a muchos países les está costando transitar hacia el modelo de las subastas. Además, solo siete estados miembros de la Unión tienen políticas claras de lucha contra el cambio climático más allá de 2020". La falta de claridad en lo que se refiere a la regulación en otras naciones está conduciendo -a inversores y desarrolladores de proyectos- a otros mercados. Una solución pueden aportarla -considera Dickson- los Planes de Acción Nacional de Energía y Clima que exige el Paquete de Energía Limpia de la Unión Europea, "que pueden ser cruciales para impulsar una inversión sostenida".

 

El informe de WindEurope señala también otras tendencias
Compañías como Dong Energy, Innogy o Senvion han emitido activos por valor de 5.200 millones de euros, "el nivel más elevado de los últimos siete años", aprovechándose -explica el informe- de la fuerte demanda de activos regulados con retornos estables que se ha registrado en un marco financiero presidido por tipos bajos de interés. Otra tendencia que refleja este informe es el dinamismo del mercado secundario: operaciones de refinanciación, o compraventa de actores menores, que están siendo incorporados ahora en fases tempranas de la financiación de los proyectos. Dickson considera una buena noticia ese crecimiento, el del mercado secundario, y vaticina que gracias a él "los promotores podrán reducir aún más los costes".

El consejero delegado de WindEurope también considera lógicamente positiva la rebaja del perfil de riesgo financiero que está experimentando el sector, que se muestra cada vez más tecnológica y financieramente sólido. "Los bancos y los fondos de inversión -explica Dickson- han visto al sector eólico como una oportunidad de hacer caja de manera estable. Tres de las diez mayores adquisiciones eólicas terrestres fueron protagonizadas en 2016 por inversores institucionales. La madurez del sector, el tamaño adecuado de los ativos y unos perfiles de riesgo optimizados están ayudando a atraer a todos esos inversores". Según WindEurope, esos inversores adquirieron en 2016 el 36% de las desinversiones en eólica terrestre y el 27% de las marinas.

Un vistazo a 2017
• El informe de WindEurope señala que, durante el primer trimestre de 2017, el sector eólico ha invertido en Europa 1.800 millones de euros: en nuevos proyectos, proyectos en fase de construcción y proyectos en fase de operación.
• La asociación de la industria eólica europea prevé por otro lado una bajada de la inversión en 2017, consecuencia de la transición hacia el modelo de subastas de potencia, que va a ralentizar el despliegue de la eólica "en los principales mercados".
• Los mercados de refinanciación ya establecidos, como Francia, Alemania y el Reino Unido, seguirán siendo muy activos. WindEurope vislumbra el desembarco en España de inversores a la caza de activos que van a presentar precios rebajados y de rentabilidad a largo lapso.
• La tendencia a la baja de las tasas de interés se desacelerará.

Añadir un comentario