eólica

El puerto de la ciudad alemana de Cuxhaven, nudo clave para la eólica marina

0
El grupo internacional Rhenus acaba de anunciar que "ha afianzado Cuxport, puerto situado en la localidad alemana de Cuxhaven, como pieza clave de sus operativas especiales para el sector eólico". Rhenus está utilizando Cuxport "como base para el almacenamiento intermedio de equipos y materiales, trabajos de ensamblaje y transporte de los componentes gracias a que este puerto tiene un calado máximo de 15,9 metros y un acceso al Mar del Norte sin necesidad de esclusas".
El puerto de la ciudad alemana de Cuxhaven, nudo clave para la eólica marina

Los puertos del norte de Alemania, concretamente los de Nordenham, Wilhelmshaven y en Cuxhaven, se han convertido en verdaderas plataformas clave para la gestión de grandes turbinas, palas o piezas de mástiles que superan las habituales medidas y pesos, según Rhenus. Prueba de ello –informa la empresa– es la presencia de Rhenus en la última feria internacional Husum WindEnergy, celebrada en Hamburgo. En ese foro, la compañía presentó sus proyectos para el sector éolico, tanto para parques marinos como terrestres. En ese sentido, y según el gerente de Rhenus Midgard en Wilhelmshaven, Matthias Schrell, “nos hemos adaptado a las necesidades de los fabricantes de turbinas eólicas aprovisionando a las plantas de producción con procesos eficientes y realizando los traslados offshore de los componentes a través servicios marítimos” (Rhenus trabaja para la compañía JADE Werke GmbH, la cual produce estructuras de cimentación para las turbinas eólicas que están formadas por módulos que pueden llegar a pesar más de 1.000 toneladas, por lo que en su momento se realizó la ampliación de los muelles del puerto de Wilhelmshaven hasta los 150 metros y con capacidades para gestionar cargas pesadas, según informa Rhenus).

Un calado de casi 16 metros
En otro de los puertos clave para la eólica marina alemana, el de Nordenham, también situado en el norte, Rhenus ha gestionado el envío de cables marinos, destinados a la interconexión de las turbinas de los parques eólicos entre ellas y con tierra firme. Además, el operador logístico también se ha encargado de envíos de 100.000 toneladas de material para la fabricación de los monopostes de las turbinas a través de la desembocadura del río Weser. Sin embargo –añade Rhenus–, "el verdadero centro neurálgico de esta actividad está siendo el puerto de Cuxhaven, a través del gestor de servicios portuarios Cuxport, en el que Rhenus participa". Así, y entre otros acuerdos, Rhenus ha firmado uno con la compañía energética E.ON para desarrollar el parque eólico de Amrumbank, situado en el Mar del Norte, a setenta kilómetros de la costa alemana. Esta terminal multiuso, Cuxport, sirve como base –señala Rhenus– para el almacenamiento intermedio de equipos y materiales, trabajos de ensamblaje y transporte de los componentes: "ello es posible gracias a que este puerto tiene un calado máximo de 15,9 metros y un acceso al Mar del Norte sin necesidad de esclusas".

Europa, Asia y América
A Cuxhaven también llegarán 45 palas de aerogeneradores desde el puerto chino de Qinhuangdao. El primero de esos embarques llegó en octubre al puerto alemán a bordo del buque MS Catalonia. Rhenus se encarga, además, de su almacenaje temporal y su reenvío posterior, en este caso a parques eólicos terrestres en la misma Alemania e Italia. Pero el negocio de la energía eólica también se expande a Estados Unidos, según esta multinacional de la logística. De hecho, Rhenus está gestionando en la actualidad el envío de aerogeneradores de la compañía Kenersys desde Europa hacia Nueva Inglaterra. La compañía se encarga no solo de la carga del equipamiento (turbinas, torres, palas y maquinaria) sino también de la descarga en el puerto de destino y la gestión de documentación oficial. El Grupo Rhenus, que declara "una cifra de ventas de aproximadamente 3.300 millones de euros", presume de estar entre las empresas logísticas líderes en el mercado europeo. La compañía cuenta con 19.000 empleados en 350 localizaciones.

Añadir un comentario