Autoconsumo fotovoltaico en zonas rurales

0

Como ya se ha difundido ampliamente, la penetración de la energía solar fotovoltaica en España hace que se haya generado solamente un 3,1% de toda la electricidad en España, mientras que desde instancias reconocidas se augure que podría llegar a ser del orden de un 30%. Una gran parte de ese futuro desarrollo se va a basar en el autoconsumo fotovoltaico, y una de las grandes esperanzas se debe de centrar en las instalaciones en zonas rurales, ya que puede y debe ser una alternativa a los actuales sistemas de generación de energía eléctrica y una mejora significativa de la eficiencia energética.

Las oportunidades que este sistema aportaría a la sociedad, son fundamentalmente, las de crear mecanismos que sin duda:
• abaratarán el coste de la energía en los hogares, comercios e industrias usuarias del autoconsumo en zonas rurales
• la garantía de poder cumplir con los compromisos europeos de desarrollo de las renovables (el ya famoso 20-20-20) y de los nuevos objetivos establecidos en el COP21
• atenuar la dependencia energética de los combustibles fósiles, con un mayor equilibrio de la balanza de pagos
• crear un escenario de “democratización energética”, que redundará en el bienestar de los ciudadanos.

Las tecnologías de biomasa, eólica y solar fotovoltaica pueden cubrir ya hoy el espectro del autoconsumo de energía, aunque la fotovoltaica  parece destinada a cubrir la mayor parte de la potencia demandada  en los próximos años.

La instalación de sistemas de autoconsumo fotovoltaico cobra más fuerza, ya que las pequeñas fincas productivas y los residentes de zonas rurales están cada vez más interesados en instalar en sus propiedades sistemas eléctricos de autoconsumo, debido al descenso de los precios de instalación de los últimos años, con costes por debajo de los 10 céntimos de euro por kWh.

Bombeo con instalaciones fotovoltaicas
Este tipo de instalaciones resuelve las nuevas necesidades de los regantes para disponer del agua para riego de una forma mucho más económica, ya que todo lo que suponga mejorar el abastecimiento y disponer del uso de agua para riego es todo un progreso para estos agricultores y también para todas las regiones.

Existen cantidades ingentes de terrenos en los que se podría facilitar el aprovechamiento de las tierras labradas en regadío, eso sin hablar de las tierras labradas de secano. Por lo tanto las posibilidades que tendría el bombeo de tierras labradas serían infinitas.

La energía solar fotovoltaica en el medio rural colabora en la lucha contra el cambio climático
La apuesta por las energía solar fotovoltaica en el medio rural como medio de lucha contra el cambio climático y las políticas activas de lucha en esta materia suponen una oportunidad de futuro para el desarrollo de los territorios rurales, ya que en este sentido, la apuesta por las energías renovables puede estimular la diversificación económica y la generación de nuevos empleos, mejorando la gestión de tierras agrarias, aumentando la eficiencia de la maquinaria agrícola, y dando salida económica a subproductos agropecuarios a través de su valorización energética. Por lo tanto, las instalaciones de energía solar fotovoltaica, son una buena solución para instalaciones aisladas de la red que tienen que producir su propia electricidad, en muchos de los casos con generadores diésel.

Acciones para el desarrollo de autoconsumo rural
Aunque la energía solar fotovoltaica es de sobra conocida, además de los perjuicios notables que está produciendo la aplicación de peajes en el autoconsumo, existen una serie de prejuicios, difundidos ampliamente en el pasado, que han dado una mala imagen al sector, siendo necesario la realización de una serie de acciones para el normal desarrollo de la misma:

• Difundir esta tecnología entre los agricultores y ganaderos para que comprendan que la energía solar fotovoltaica soluciona muchos de sus problemas energéticos y de necesidades de electricidad.
• Animar más a los profesionales de la energía solar fotovoltaica, para que difundan la gran oportunidad que supone para las zonas rurales, ofreciendo sus servicios a los agricultores y habitantes de zonas rurales.
• Detallar las diferentes soluciones rentables de la energía solar fotovoltaica en las zonas rurales, tanto las conectadas a red, como las aisladas.
• Fomentar la innovación en la energía solar fotovoltaica autónoma o conectada a red, implicando a las administraciones autónomas y a las locales.

Esperemos que además de estas acciones, el futuro Gobierno, realice los cambios necesarios en el sector, para que la energía solar fotovoltaica continúe siendo un vector de crecimiento.

Añadir un comentario