biomasa

Más de medio millón de euros para calderas de biomasa en edificios públicos de Barcelona

0
Hace diez días, el Butlletí Oficial de la Província de Barcelona publicaba la convocatoria de subvenciones para entes locales que instalen placas solares fotovoltaicas de autoconsumo y calderas y/o redes de calor municipales con biomasa. De los 750.000 euros presupuestados, 570.000 se destinan a la segunda partida, donde se premia especialmente el uso de astilla en redes de calor. Con ello Barcelona consolidará su liderazgo estatal entre las provincias con mayor número de calderas de biomasa.

Más de medio millón de euros para calderas de biomasa en edificios públicos de Barcelona

Aparte de la justificación de las ayudas relacionadas con la energía solar fotovoltaica, la Diputación de Barcelona busca con esta convocatoria “dotar al territorio de calderas y/o redes de calor alimentadas con astilla forestal, pellets o leña que alimenten un mayor número de edificios municipales”. Otro objetivo es mejorar la eficiencia y las emisiones de las calderas existentes en redes de calor.

Para esto último especifican que se deben emplear astillas que cumplan con las características de las clase A1, A2 y B1 según la norma ISO17225:4:2014. La clase A1 garantiza que la astilla procede de biomasa forestal con un contenido de agua máximo del 25 por ciento y un contenido de cenizas máximo del uno por ciento. Las A2 tienen un mayor contenido de cenizas y de agua. La B1 puede proceder de madera verde, pero con restricciones a la concentración de nitrógeno, azufre, cloro y metales pesados.

Ayudas para consolidar una situación de liderazgo en calderas
En cuanto a las calderas de nueva implantación, la potencia nominal tendrá que ser igual o mayor a 70 kilovatios y utilizar como biocombustibles astilla forestal, pélets o leña. También entran en este apartado redes de calor que suministren a equipamientos municipales de titularidad pública. El plazo para la presentación de solicitudes concluye el 5 de junio.

Este tipo de ayudas permiten situar a la provincia de Barcelona en el primer lugar de España en calderas de biomasa instaladas. Al menos así lo era en 2010. Hace menos, un par de años, la Diputación publicó datos que como los de 2010 estaban basados en los del Observatorio Nacional de las Calderas de Biomasa, en los que se contabilizaban mil calderas con una potencia total de 90 megavatios.

Un 22 por ciento de estas instalaciones (106 calderas y 24 megavatios) se corresponden con edificios de titularidad pública. Algunos de ellos son equipamientos situados en espacios naturales protegidos. Para ellos la Diputación creó en su día una línea de ayudas específica que también incluía viviendas, empresas y explotaciones agro-ganaderas y forestales que estuvieran dentro de estos espacios.

Añadir un comentario