biogás

El biogás europeo frena su crecimiento

0
Un 3% en 2015 frente a un 15% en 2014. Esta es la diferencia en el crecimiento en el número de plantas de biogás en Europa entre los dos últimos años. Nunca había crecido tan poco desde que la Asociación Europea del Biogás (EBA) publica sus informes estadísticos anuales. Sin embargo, este freno al crecimiento puede estar motivado por una mayor concentración de la tecnología y los esfuerzos en las plantas de biometano, que mantienen un ritmo de crecimiento más lineal. España, que sigue en el pelotón de cola del biogás europeo, no aporta nada relevante ni en el biogás convencional ni en el biometano dispuesto a cargarse en vehículos y redes de gas.
El biogás europeo frena su crecimiento
Evolución del número de plantas de biogás en Europa

La parte de la botella medio llena del último informe Statistical Report on European anaerobic digestion industry and markets de la EBA, aparte de corresponderse con el continuo crecimiento, aunque frenado, del número de plantas de biogás está en el aumento más notorio de las de biometano. Aunque el porcentaje de crecimiento con respecto a 2014 también es menor (25% frente a 30%) en términos cuantitativos es mayor: 92 frente a las 85 de 2014.

La purificación del biogás para conseguir una calidad adecuada y emplearlo en el transporte y en las redes de gas consolida en el primer puesto europeo, que es como decir mundial, a Alemania. Sus 185 plantas de biometano (siete de ellas nuevas en 2015) suponen la mitad de todo lo instalado en el continente. Desde la EBA resaltan no obstante el crecimiento logrado por países como el Reino Unido (cuarenta y tres nuevas plantas), Francia (doce nuevas plantas), Suiza (once) y Dinamarca (seis).  

Seis de cada diez plantas europeas son alemanas
En cuanto al número total de instalaciones de biogás, se ha pasado de las 16.834 de 2014 a las 17.376 de 2015, con un incremento de 542 nuevas. El dominio de Alemania en este apartado es aplastante, con 10.846. Es decir, seis de cada diez plantas europeas están ubicadas en este país. EBA destaca aquí el aumento significativo alcanzado en el Reino Unido (setenta y siete plantas adicionales), Bélgica (veinte) y Holanda (dieciséis). La estima de producción de electricidad de todas ellas ronda los 60,6 teravatios hora, “cifra que equivale al consumo anual de 13,9 millones de hogares europeos”, apostillan desde la EBA.

La información sobre las plantas en España es confusa, y de hecho no se resalta en la nota de EBA algo que debería sorprender, que es el incremento en un 150% del número de instalaciones. En el informe de 2014 nuestro país aparecía con 39 y en el actual le adjudican 139. Desde la Asociación Española del Biogás (Aebig) explican que esta vez se suman las agroindustriales (46), las de vertedero (49), las de depuradoras de aguas residuales (28) y otras asociadas a la industria alimentaria (16). En años anteriores aparecían solo las primeras.

Mayor seguridad para el biogás
Aparte del informe estadístico de 2015, la EBA comunica que apoya la creación y desarrollo de un grupo de trabajo europeo sobre seguridad y regulación del biogás. Por un lado se busca mejorar el conocimiento de los accidentes relacionados con esta industria y por otro construir una base de datos al respecto y difundir las buenas prácticas para ahondar en la prevención.

La primera reunión en este sentido tuvo lugar este mes en  París, en la sede del centro de investigación Engie, a la que acudieron representantes de Francia, Alemania, Bélgica, Suiza, Suecia, Austria e Italia. Además de abordar cuestiones referidas a normativas europeas se señaló que “en las más de 17.000 plantas europeas de biogás ocurren contados accidentes al año”. “Estos accidentes son muy a menudo mecánicos (86% de los que tienen lugar en Alemania), y sólo unos pocos son mortales (cero casos en Alemania en 2016)”, aseguran desde la EBA, que añade que estos números tan bajos “podrían reducirse aún más debido al creciente interés por la seguridad del biogás en Europa.

Añadir un comentario