biogás

Comisión Europea: “actualmente es extremadamente difícil invertir en biogás en España”

0
La CE acaba de publicar un informe que examina el uso del biogás en la Unión Europea. Aparte de constatar que aún no se ha alcanzado su pleno potencial y que es una opción energética “flexible y sostenible” para impulsar la seguridad energética y la reducción de emisiones, destaca el enorme retraso que llevan algunos países, España entre ellos. Enumera toda la reforma legislativa que ha impedido el desarrollo del biogás y sostiene que “actualmente es extremadamente difícil invertir en España, ya que hay falta de confianza en las políticas del Gobierno”. Y, lo peor, “no existe información sobre las nuevas políticas”
Comisión Europea: “actualmente es extremadamente difícil invertir en biogás en España”

Uso óptimo del biogás de los flujos de residuos. Evaluación del potencial de biogás en la UE más allá de 2020. Este es el título del estudio que hoy mismo ha dado a conocer la CE, aunque se elaboró en diciembre del pasado año. El trabajo repasa el estado del biogás en general y en cada Estado miembro de la UE, y establece unas líneas básicas para aprovechar su pleno potencial, que “aún no ha alcanzado”.

En el repaso al estado de la cuestión, y con cifras de 2014, señala que se produjeron en la UE 14,9 millones de toneladas equivalentes de petróleo (7,6 por ciento de la producción de energía renovable primaria) y que se utilizó principalmente para la producción de electricidad (62 por ciento), seguido de calor (27 por ciento) y como biometano para el transporte y la red de gas (once por ciento).

El 77 por ciento es cosa de Alemania, Reino Unido e Italia
Pero esta producción, incluso sin alcanzar el potencial que pide la CE, es engañosa, ya que el 77 por ciento de la misma se concentra en Alemania, principalmente, Reino Unido e Italia. Aquí lanza el primer mensaje a países como España, donde la “ausencia de políticas de promoción conlleva que actualmente no se está utilizando todo su potencial”.

Entre las recomendaciones, el informe hace un llamamiento “para crear un marco de política a largo plazo para el desarrollo del sector que abarque también otras áreas relacionadas, como la agricultura y la gestión de residuos”. Marco de inversión estable, abordar el comercio transfronterizo de energía, mayor uso del calor residual e informar a los ciudadanos sobre los proyectos locales de biogás son otras de las medidas sugeridas.

Desde 2012 sin apoyos directos para los nuevos proyectos de biogás en España
Llegados al caso de España, el informe recuerda que “desde 2012 no existe un esquema de apoyo directo para los nuevos proyectos de biogás”. A partir de aquí son todo reproches a una legislación (reales decreto 9/2013 y 413/2014 y orden ministerial 1045/2014) que hace “extremadamente difícil invertir en biogás, ya que hay una falta de confianza en las políticas del Gobierno y de recursos financieros disponibles para invertir en nuevos proyectos”.

El informe señala algunas medidas, como la incorporación del biometano al transporte a través de la obligación del uso de biocombustibles en este sector (casi inexistente) o los Proyectos Clima, tildados de “complemento a los ingresos de la instalación, aunque no es suficiente para justificar una inversión”.

Potencial agrícola y ganadero sin aprovechar
Y todo a pesar del potencial que resaltan que tiene España para cubrir las tres vías de penetración del biogás/biometano: electricidad, calor y transporte. Dicho potencial, como hace años se encargó de demostrar un proyecto como Probiogás, reside principalmente en la actividad agrícola y ganadera.

“Muchas regiones de España, especialmente Cataluña, Aragón, Castilla y León, Andalucía y Murcia, son grandes productores de carne de cerdo y de vacuno y tienen una demanda no cubierta en el sector de la calefacción. El despliegue de biogás/biometano en estas regiones representa una buena oportunidad para aumentar el suministro de energía térmica”, apostilla el informe de la CE.

Sin noticias de nuevas políticas, correcciones o reglamentos
En la actualidad España solo cuenta con 46 plantas agroindustriales que, recuerda el informe, suman 20 megavatios. Las instalaciones asociadas a vertederos y depuradoras salvan unos números actuales (224 megavatios según el último informe estadístico del IDAE) que tienen muy difícil llegar a los que plantea el Plan de Acción Nacional de Energías Renovables 2011-2020  (presentado por el Gobierno ante la CE) para 2020: 400 megavatios.

A pesar de que el propio PANER pronostica un mayor crecimiento del biogás agroindustrial ante la desaparición paulatina de los vertederos y una regulación efectiva para la inyección de biogás en la red convencional y el transporte, el informe concluye que actualmente “no existe información sobre las nuevas políticas, correcciones o reglamentos para apoyar las inversiones. Sólo hay anuncios de algunos proyectos de I+D”.

Añadir un comentario