biogás

Aqualia y Seat mantienen su relación con el biometano en fase piloto

0
Según uno de los últimos informes de la Unión Internacional del Biogás, el número de vehículos que se mueven con biometano en Suecia llega ya a los 50.000. En España, sin una legislación bien definida al efecto y con proyectos en fase de investigación y/o piloto, Aqualia y Seat acaban de anunciar el inicio de las pruebas en la planta depuradora de aguas residuales de Jerez de la Frontera (Cádiz) para inyectar el biometano obtenido en vehículos tras un proceso de digestión anaerobia y posterior purificación del biogás. La iniciativa se enmarca en el proyecto Smart Green Gas, aunque ambas compañías trabajan en una línea similar en otro proyecto: Methamorphosis.
Aqualia y Seat mantienen su relación con el biometano en fase piloto

Responsables del proyecto Methamorphosis, aprobado dentro de la convocatoria del programa LIFE+ de 2014 de la Unión Europea, anunciaron en la última edición de las Jornadas sobre Biometanización de Residuos Sólidos Urbanos (BioMeta 2016), celebradas el 11 y 12 de mayo en Barcelona, que la eficiencia del biometano obtenido se demostrará con su uso en vehículos Seat, en una serie de pruebas de más de 120.000 kilómetros. La compañía automovilística y Aqualia, que participan en Methamorphosis junto al Àrea Metropolitana de Barcelona, Gas Natural y el Institut Català d’Energia, son también socias de Smart Green Gas.

En esta ocasión, el Programa Estratégico de Consorcios de Investigación Empresarial Nacional (CIEN) financia a través del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), un proyecto aprobado en la convocatoria de 2014 cuyo objetivo es “obtener biocombustible renovable y de origen 100% español procedente de aguas residuales, para poder utilizarlo en vehículos de gas natural comprimido (GNC)”.

Refino, control y distribución inteligente de biometano
Aqualia y Seat informan en una nota de prensa conjunta que Smart Green Gas, que concluye en septiembre de 2018, inicia este mes de octubre pruebas piloto en la planta depuradora de aguas residuales de Jerez de la Frontera. “Para ello, Seat ha entregado dos vehículos del modelo León TGI a Aqualia, con los que se podrán realizar las pruebas necesarias con el biometano obtenido de aguas residuales para confirmar y verificar toda la cadena de producción hasta la obtención y uso del combustible”, señalan en la nota de prensa.

Como se expuso en su puesta de largo, para alcanzar estos objetivos se desarrollarán “sistemas de máxima eficiencia para la producción de biogás y de biometano, así como procedimientos para su refino, control y distribución inteligente”. Matthias Rabe, vicepresidente de Investigación y Desarrollo de Seat, asegura que “con este proyecto de desarrollo y colaboración con Aqualia, Seat se convierte en la primera marca del sector de la automoción en el país en utilizar biometano 100% español obtenido de aguas residuales”.

Un millón de litros de biogás para 300 vehículos
Por su parte, Félix Parra, director general de Aqualia, afirma que “el desarrollo del proyecto Smart Green Gas sobre una planta depuradora de tamaño medio podría producir potencialmente un millón de litros de biogás al día, suficiente para mover más de 300 vehículos. Esto permitiría a las poblaciones abastecer, por ejemplo, a la red de autobuses urbanos, camiones de basura, coches de policía o ambulancias, entre otros”.

Las dos empresas destacan también que una de las principales ventajas de un vehículo movido cien por cien por biometano es la “reducción del 80% en las emisiones de CO2”. Junto a Seat y Aqualia, en Smart Green Gas participan Gas Natural Fenosa, Naturgas EDP, el Instituto Catalán de Investigación del Agua (ICRA) y las universidades de Girona, Valladolid y Santiago de Compostela.

Tras iniciativas como estas falta por desarrollar tanto una normativa como una infraestructura adecuadas para que las fases de investigación y piloto pasen a la escala comercial. En Suecia, aparte de los 50.000 vehículos con biometano que ya circulan por sus calles, la Unión Internacional del Biogás desvela en su informe que el proyecto Gothenburg Biomass Gasification desarrollará una planta capaz de producir combustible para alrededor de 15.000 coches.

Añadir un comentario