biocarburantes

China duplicará su producción anual de etanol hasta 2020

0
De 2,1 a 4 millones de toneladas anuales. Duplicar la producción actual de etanol manteniendo un estricto control sobre el fabricado a partir de materias primeras alimentarias. La agencia Reuters desveló hace unos días los objetivos del Gobierno chino para la incorporación de energías renovables durante el plan quinquenal que llega hasta 2020. Realmente, esos cuatro millones ya podría producirlos ahora, ya que cuenta con capacidad instalada para ello, pero prefiere dar más oportunidades al etanol celulósico. En este sentido, la italiana Beta Renewables y el grupo chino Guozhen construyen en Fuyang la planta de mayor capacidad del mundo, con 253 millones de litros anuales.

China duplicará su producción anual de etanol hasta 2020

Fuyang Bioproject será el paradigma de la producción de etanol de segunda generación en China, principalmente porque con sus 253 millones de litros anuales (180.000 toneladas) producirá casi el 5% del total anual previsto por el Gobierno del país asiático hasta 2020, que asciende a cuatro millones de toneladas. Son parte de los datos del nuevo plan quinquenal sobre la incorporación de energías renovables en China.

Según la información de la agencia Reuters, “el mayor consumidor de energía del mundo planea elevar la parte de combustible no fósil del consumo de energía primaria de un 12 a un 15 por ciento”. Y aquí entra tanto pasar de 2,1 a 4 millones de toneladas de etanol producidos para su uso en el transporte como de 10 a 15 GW de capacidad instalada de energía con biomasa sólida.

Impulso al etanol avanzado
Lo cierto es que se va con retraso tanto en biomasa, donde se debería haber cumplido un objetivo anterior de 13 GW, como en etanol, porque ya hay capacidad para producir cuatro millones de toneladas. En este último sector, donde según un informe de la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD, en sus siglas en inglés) China aparece tras Estados Unidos como el segundo en capacidad de etanol celulósico, el Gobierno le quiere dar un impulso para evitar conflictos a partir de los derivados de materias primas alimentarias.

En el citado informe de la UNCTAD (Second-generation biofuel markets: State of play, trade and developing country perspectives) aparecen doce plantas de etanol avanzado, pero todas dentro de proyectos piloto y/o de demostración. El estudio añade la de Fuyang, en fase de construcción, que se convertiría en la mayor del mundo, por delante de las actuales de Piracicaba y São Miguel dos Campos (Brasil), Nevada, Hugoton y Emmetsburg (Estados Unidos) y Crescentino (Italia).

Bancos más abiertos a la financiación de proyectos con etanol
Precisamente la propietaria de la planta del país trasalpino, Beta Renewables, es la que forma parte del Fuyang Bioproject junto al grupo chino Guozhen. Por otro lado, la multinacional química Dupont, que hace un año anunció la construcción de una planta de 113 millones de litros en Nevada, adelantó igualmente que ya ha firmado en China un primer acuerdo de licencia con New Tianlong Industry para construir una más de grandes dimensiones.

Una explicación al desarrollo de estas instalaciones en China la da el informe de la UNCTAD, como parte de las estrategias principales que impulsan los biocarburantes avanzados en el mundo. Se trata de “la disponibilidad de préstamos de bancos de desarrollo nacionales que han reducido el riesgo y han promovido el crecimiento de la industria, especialmente en China y Brasil. Los bajos tipos de interés y una cultura de capital de riesgo también han desempeñado un papel importante”.

Añadir un comentario