Salvados y la luz oscura

Antonio Barrero F. Martes, 20 de noviembre de 2012


La nuclear, las renovables, el déficit de tarifa y... el gas, invisible, como casi siempre. Jordi Évole se metió en camisa de once varas la otra noche y salió indemne y en loor de multitudes. Su programa sigue ardiendo en las redes sociales y demostrando que hay otras formas de hacer periodismo. El esfuerzo por clarificar la factura de la luz (qué paradójico que resulte tan oscura) fue más que admirable, dado lo formidable de la empresa. Este es un intento, otro, de arrojar luz sobre las cavernas.

Salvados y la luz oscura

«Hoy, este programa tiene un reto, que es intentar entender una factura de la luz, ¿eso es posible?». Así empezaba Jordi Évole su último Salvados. El presentador de La Sexta abría su programa con una entrevista a Carmen Monforte, periodista de Cinco Días. El discurso de Monforte, muy claro: "probablemente la electricidad de España no sea la más cara de Europa, lo que es más caro es el recibo de la luz, porque en la factura se meten una serie de costes que... la gente tiene que conocer"... A lo que Évole contesta: pues yo no sé dónde está el misterio de la factura, mientras entrega a Monforte un recibo de la luz. "Pues el misterio de la factura es que la mitad de lo que ha pagado este cliente –concluye Monforte señalando el recibo– es algo que se llama peajes de acceso". ¿Y qué son estos peajes?, vuelve a la carga Jordi. "Estos peajes son una serie de costes o partidas que se han ido incrementando bastante en los últimos años y que han provocado en buena parte la subida de la luz de la que la gente se queja", concluye la periodista del diario económico Cinco Días.

52 sobre 18.000
Évole pregunta entonces a Monforte si le podría enumerar cuáles son esos peajes y la periodista hace un rápido repaso de los mismos. Así, habla, por este orden, del coste del transporte y distribución de la electricidad, las primas para el fomento del desarrollo de las energías renovables, "una tarifa especial para las grandes empresas industriales y luego estamos pagando una hipoteca muy grande, que es la que la gente debe conocer, y que es el déficit de tarifa... aparte de partidas pequeñas, como la moratoria nuclear y las extrapeninsulares, subvenciones que se dan a las islas, a Ceuta y Melilla". Segundo acto: comienza el repaso de los peajes. ¿El primero? La moratoria nuclear: 52 millones de euros –contesta Monforte– sobre un total de cerca de 18.000 (que ese es el coste total de los peajes o costes regulados por el gobierno). ¿Segundo peaje? Las primas a las renovables. "La prima es un incentivo que se da a una tecnología que está en desarrollo –dice Monforte–, pero el problema es dónde se incentiva, quién las incentiva, quién lo paga y cuánto se paga", explica la periodista de Cinco Días.

El desmadre
"Lo que se ha desmadrado –concluye– ha sido el número de instalaciones que se han montado. El caso es que hoy por hoy son, de momento, siete mil millones" (Monforte se refiere a lo que cuesta el segundo peaje en ser señalado, las primas). ¿Tercer peaje? El déficit de tarifa, una aproximación, no hay tiempo para más, y ahí se cierra la primera parte del programa. A continuación, Jordi Évole entrevista a Jorge Morales de Labra, miembro del comité de dirección de la Unión Española Fotovoltaica, aunque en el programa aparece como director de GeoAtlanter, su empresa. Morales de Labra explica en Salvados la otra mitad de la factura de la luz (la mitad de lo que cuesta la luz sale de los costes regulados por el gobierno –esa es la mitad que ha explicado Monforte–, y la otra mitad saldría del mercado eléctrico de las subastas, la especulación y los precios inexplicables). Otra buena entrevista, atinada y razonablemente clarificadora. Y, por fin, se encuentra con Jorge Fabra, ex miembro de la Comisión Nacional de la Energía, que aporta una perspectiva reveladora de lo que es el mercado eléctrico nacional.

Mi primo Ricardo
Y, ahora, otro discurso y otra cuenta, elaborada a partir de los datos publicados por la CNE. Todo comenzó el domingo pasado, por la noche. Mi primo Ricardo me envió un mensaje al móvil para avisarme de que estaban echando un programa que seguramente me interesaría. No vi Salvados en directo porque no lei su mensaje hasta la mañana siguiente. El caso es que ayer me conecté a lasexta.com y vi a Évole, Monforte, Fabra y compañía (http://cort.as/2q3K). Y anoche escribí a Ricardo para comentarle la jugada y darle las gracias por acordarse de mí. Eso sí, conforme iba escribiendo, iba dándome cuenta de que quizá algunas de las cosas que le estaba contando a él... podrían interesar a otros. Esto es lo que le dije ayer a él y lo que quiero compartir ahora.

Para empezar, solo dos matizaciones. Una: todas las primas previstas este año para todas las tecnologías renovables están presupuestadas por la Comisión Nacional de Energía en menos de 6.000 millones de euros, es decir, menos de la tercera parte de esos casi 18.000 millones conceptuados como costes de acceso; y dos: en lo que se refiere al desmadre energético nacional (Monforte hablaba de las renovables desmadradas), cabría señalar, en primer lugar, que, en los últimos diez años, en España, se han montado menos de 5.000 megavatios de solar fotovoltaica y más de 25.000 de gas natural. Por ejemplo.

Dicho lo cual, empecemos por el principio: los costes o peajes de acceso regulados (establecidos) por el gobierno para 2012 suman casi 18.000 millones de euros. Esos costes vienen a "pesar" aproximadamente, en efecto, el 50% de lo que un consumidor paga cuando paga la luz. Porque, en la factura de la luz, el consumidor paga efectivamente la luz, o sea, los kilovatios que consume, pero, además, paga por un montón de conceptos –costes o peajes de acceso– que no son kilovatios. Entre los costes de acceso regulados por el gobierno, el más elevado es el coste llamado “retribución a la distribución” (5.300 millones de euros en 2012, según la Comisión Nacional de Energía, CNE). De esa cantidad, algo más de 5.000 millones de euros se los llevan cinco empresas: Iberdrola, Endesa, E.ON, Gas Natural Fenosa e Hidrocantábrico, que son las propietarias únicas de todas las centrales nucleares españolas y controlan asimismo la inmensa mayoría del gran parque de centrales térmicas de España, centrales que generan electricidad quemando carbón, petróleo y gas.

El concepto denominado “sobrecoste por generación extrapeninsular” (dinero que va a Canarias, Ceuta y Melilla porque allí es más caro generar electricidad) supone unos 1.300 millones de euros (para 2013 la CNE estima que ese sobrecoste se elevará a 1.900 millones). Esos 1.300 millones de 2012 (y los que determine el gobierno para 2013) en realidad no van a parar a Canarias, Ceuta y Melilla... van a parar a los bolsillos de los propietarios de las centrales térmicas que hay en Canarias, Ceuta y Melilla, centrales prácticamente todas de Endesa, centrales que... en efecto... queman gas, petróleo y carbón (por eso está previsto se incremente esa partida en 2013, porque esos combustibles fósiles son más caros hoy que hace un año). Pero no es esa la única cantidad que se apuntan los combustibles fósiles. Porque hay otra partida oculta. Dentro del coste denominado “primas del régimen especial”, la cogeneración opera con gas y en 2012 se llevará 1.232 millones de euros, según la CNE.

Paradójicamente, esos 1.232 millones de euros suelen ser sin embargo imputados a las renovables. O sea, que se los lleva el gas (combustible fósil, caro, extranjero, promotor de CO2... e invisible), se los imputan a las renovables (energías limpias y autóctonas) y, a continuación, las culpan a ellas de engordar el déficit de tarifa. En fin, jugada maestra. Pero no. Porque eso no es así. Esos 1.232 millones de euros se los lleva el gas (la tecnología de cogeneración). ¿Dónde está la trampa? En la expresión “primas del régimen especial”. Ese coste o peaje de acceso –las "primas del régimen especial"– no se refiere solo a las energías renovables. Por eso no se llama “primas de las energías renovables”. Se refiere grosso modo a toda tecnología que haya sido catalogada por la administración como “especial”, del “régimen especial”. Y ahí entra la cogeneración, que opera casi en el 100% de los casos... sí… con gas natural. En fin, otros 1.232 millones de euros para el gas. Pero no queda ahí la cosa de los fósiles (el gas a la cabeza). Además, hay otro concepto, entre los costes o peajes de acceso que es el de “servicio de disponibilidad y de incentivo a la inversión”, concepto que supone 842 millones de euros... otra millonada, en fin, que también se van a llevar… sí… el gas, el fuel gas y el carbón, o sea, Endesa, Iberdrola y compañía. 

En total, estamos hablando de más de 3.300 millones de euros que se llevan las centrales térmicas que queman carbón, petróleo y gas natural (combustibles fósiles todos). Más de 3.300 millones de euros que salen de lo que pagamos todos cuando pagamos la factura de la luz. Porque cuando pagamos la factura de la luz no solo estamos pagando luz, ya sabes. Estamos pagando muchas otras cosas. Ah, esos 3.300 millones de euros de carácter fósil (petróleo, carbón y gas) se los embolsan fundamentalmente las mismas cinco empresas que se embolsan los 5.000 millones de euros que apunto arriba, o sea, que ya van 8.300 millones.

Pero hay más costes o peajes de acceso en tu factura. Hay uno que se llama “gestión comercial” y que nos va a costar a todos los consumidores 226 millones de euros en 2012, según la CNE. No me preguntes, Ricardo, por qué aparece ahí ese “peaje” porque no tengo ni idea. Imagino que supondrá una especie de “ayuda” a la… gestión comercial de las empresas que comercializan la electricidad (igual es que no tienen recursos suficientes para apañarse por sí mismas...). Y tampoco me preguntes a qué bolsillos va a parar esa cantidad… porque ya lo sabes, ¿verdad? En efecto: a Iberdrola, Endesa, E.ON, Gas Natural Fenosa e Hidrocantábrico. Ya vamos por 8.526 millones de euros del total de 18.000 millones de peajes de acceso.

Además de esos 8.526 millones, tenemos el coste denominado “déficit de tarifa”: 2.239 millones. Por resumir te diré que ese coste, del que sí se ha hablado en el programa, refleja más o menos los intereses que tenemos que pagar a los bancos por haber diferido ciertos costes a futuro. O sea, que con esos 2.239 millones de euros estamos pagando la electricidad que no pagamos en su momento y los correspondientes intereses. Todo ese dinero digo yo que va (o habrá ido ya) fundamentalmente a las cinco empresas mencionadas por motivos obvios: fueron ellas las que vendieron aquellos kilovatios en su momento.

O sea, que ya vamos por 10.765 millones de euros casi todos los cuales tienen nombre y apellidos (cinco nombres, concretamente) y casi ninguno, o ninguno de los cuales, es imputable a las renovables. Los costes de la nuclear (en la tarifa aparecen varios conceptos relacionados con esa tecnología) ascienden a 177 millones de euros. Otra millonada que va a parar a los cinco únicos propietarios de centrales nucleares que operan en España (no te diré sus nombres porque ya sabes cuáles son y ya van 10.942 millones de euros). Además de esos costes o peajes de acceso hay otro coste o peaje de acceso regulado por el gobierno que se denomina “transporte”: 1.759 millones (toda esa partida se la lleva Red Eléctrica de España... menos 41 millones de euros que rebaña Gas Natural Fenosa).

Y ya van 10.983 millones de euros para los cinco magníficos y 1.718 que se lleva Red Eléctrica de España. ¿Total? 12.701 millones de euros. Además, hay otros costes menores que tampoco tienen nada que ver con las energías renovables. ¿Por ejemplo? El denominado “operador del sistema”, el que se lleva la Comisión Nacional de Energía... En fin, que las renovables pesan lo que pesan, o sea, un tercio del total de los denominados “peajes de acceso”. Pero solo un tercio. Los otros dos tercios no son renovables, son dineros con nombres y apellidos. Más aún: varios miles de esos millones van a parar directamente al carbón y al gas natural.

La tecnología de generación de electricidad que ha instalado más megavatios en los últimos diez años es el gas, que ha pasado de cero a más de 25.000 megas en apenas una década. En ese mismo período se han instalado 22.000 megavatios de eólica (lo que también es algo formidable, pero menos en todo caso), menos de 5.000 de solar fotovoltaica, aproximadamente 1.700 de solar termoeléctrica, cero de nuclear y se han desenchufado algunas centrales de carbón y de petróleo.

Y, ahora, las primas a las renovables (el concepto concreto es "régimen especial"). Todos los datos son de la CNE: 2.610 millones de euros para la solar fotovoltaica (3.300, ya sabes, se llevan las térmicas que queman carbón, petróleo y gas natural); 1.937 millones de euros para la eólica; y menos de 1.500 para todas las demás (termosolar, hidráulica, residuos, tratamiento de residuos, biomasa).

¿Hacemos un poquito más fácil la factura (esa mitad –18.000 euros– de la factura)?
– 5.000 millones de euros para Iberdrola, Endesa, E.ON, Gas Natural Fenosa e Hidrocantábrico, que son las cinco grandes eléctricas de España (controlan el 80% de la producción y el 90% de la comercialización, según UNEF) en concepto de "distribución".
– 3.300 millones de euros para el gas, el carbón y el petróleo (la inmensa mayoría de las centrales que queman gas, carbón y petróleo pertenecen a estas cinco empresas).
– 2.610 millones de euros para la solar fotovoltaica.
– 2.239 millones para el "déficit de tarifa".
– 1.937 millones de euros para la eólica.
– 1.759 millones para "transporte".
– alrededor de 1.000 millones para la termosolar.

Ninguna de todas las demás renovables (hidráulica, biomasa) alcanza los mil millones.

En fin, buen trabajo, Jordi, y a ver si entre todos deshacemos este nudo.

«Hoy, este programa tiene un reto, que es intentar entender una factura de la luz, ¿eso es posible?». Así empezaba el último Salvados. Hoy, Energías Renovables se ha planteado un reto también: desentrañar al menos... la mitad de la factura de la luz.

Nota
El Real Decreto-Ley 6/2009, de 30 de abril, establece en la disposición adicional segunda que las compensaciones por los extracostes de generación de los sistemas insulares y extrapeninsulares serán financiadas con cargo a los Presupuestos Generales del Estado. En particular, durante el año 2009 se compensará a través de los Presupuestos Generales del Estado el 17% del total, en el año 2010, el 34%, en el año 2011, el 51%, en el año 2012, el 75% en 2013 y el 100% a partir de los ejercicios siguientes. La Ley 39/2010, de 22 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2011 mantuvo el importe de la compensación extrapeninsular prevista para 2010 (256,4 M€), en lugar de aplicar la aportación correspondiente al 34% del total de la compensación, previsto en la Orden ITC/3519/2009 (462,2 M€) y acorde con lo establecido en el RD-Ley 6/2009 para 2010. En el caso de que se prorrogaran los actuales PGE durante 2012, el importe por este concepto que debiera ser financiado con cargo a los peajes de acceso ascendería a 1.296 M€, en lugar de los 760,7 M€ previstos en la Orden ITC/3353/2010, lo que incrementaría el desajuste del ejercicio 2011 en 535 M€ más. (Fuente: CNE).

+ Añadir un comentario

el paraguayu
A menos de 15 Km de mi csa tengo tres centrales electricas (gas y carbon ),si voy a buscalo yo dejenme de cobrar el transporte

elblogenergia
Gracias por el artículo, en el blog también hemos comentado este programa. Esperemos que llegue al ciudadano y que las empresas energéticas empiecen realmente a luchar entre ellas en un mercado al 100% liberalizado, con verdaderos actores que jueguen con el mismo nivel de oportunidad..

pepe botella
Estando de acuerdo con el trasfondo del articulista, es una pena con qué falta de rigor se ha tratado el asunto de la distribución. Nos guste o no, la realidad es que los electrones no viajan (por ahora) por el aire. Todo ello tiene un sistema de transporte (simplificando mucho y sin entrar al detalle ni tecnicismos) constituido por red de alta tensión, que gestiona REE, y luego una trama muy compleja (no por nivel de tensión sino por capilaridad) de red de media tensión que constituye la distribución (manejado por algunas de las mismas empresas generadoras de tecnologías convencionales: Iberdrola, Endesa, etc). Y de esta red se benefician TODAS las tecnologías. Más que decir que las 5 grandes se llevan otros 5000 millones (da la sensación de que por nada) yo enfocaría la cuestión a que se debería tener transparencia en los costes. De la misma manera que REE publica sus datos (evidentemente por ser empresa pública), se debería proporcionar con la misma transparencia todos los detalles de los 5,000 millones (que aprovechan redes fueron públicas), para entender de verdad que no están hinchados, que hay muchas redes amortizadas desde hace décadas, y que la inversión (a diferencia de REE) brilla por su ausencia. Pero en cualquier caso no podemos mirar únicamente precio de generación, hay que mirar precio de transporte y en esto se benefician todos... Otra cuestión es si hablamos de sistemas aislados de red (PV por ejemplo…). Entonces sí, al usuario final esos costes (y otros de la factura) le sobran si quiere funcionar independientemente con energías renovables distribuidas.

Comparatarifasenergia.es
Gracias Ricardo por generar este estupendo artículo. Es difícil encontrar alguien que explique las partidas, los porcentajes y a quien se destinan, de una forma tan clara. Es trabajo de todos apostar por un mercado más abierto y responsabilidad muy concreta de los consumidores conocer bien este mercado ya que son los que finalmente pagan.

Maribel
Contra todo esto existe una alternativa, una herramienta muy potente que no hace demasiado que existe y que se está escampando con fuerza por toda España. Podemos luchar contra todo este oligopólio tan sólo con una sencilla acción, ¡cooperando! Esta herramienta se llama Som Energia, una cooperativa sin ánimo de lucro que comercializa y produce energias renovables para consumir en cualquier domicilio de nuestro pais, sin costes adicionales, sin cambiar nada de nada. ¡Salte de sus redes! Produce y consume tu propia energia verde. http://www.somenergia.coop/es/

I.Maule
Magnífico el artículo. El programa de Jordi también, pero se quedó algo corto de tiempo. Creía que C.Monforte estaba mejor informada. Una puntualización importante: debido al llamado 'merit-order effect', las renovables bajan el precio del pool -el precio de la parte no controlada-, de modo que el precio final no tiene por qué subir, y si lo hace, probablemente es poco. Las renovables asimismo tienen muchísimos beneficios económicos adicionales, además de bajar el precio a largo plazo -recordemos que petróleo y gas no van a parar de subir. Todo esto lo explicamos en 'todosobreenergia.com'. Y de nuevo, gracias al autor de este post clarificador.

Salvador Ferreiro
Este SALVADOS es muy meritorio para Jordi Evole, y nace a instancia de ...... http://www.nuevomodeloenergetico.org (UNETE! Somos simples ciudadanos, y distintos colectivos buscando un cambio) ......... Video propuesta que les hicimos ....... http://vimeo.com/51659848 ....... Campaña actual ......... http://avaaz.org/es/petition/NO_al_Tasazo_SI_a_las_Renovables