La UE debe duplicar su inversión en renovables si quiere alcanzar su objetivo 2020

Antonio Barrero F. Jueves, 07 de junio de 2012


La Unión Europea, que se ha comprometido a que el 20% de la energía que consuma en 2020 proceda de fuentes renovables (véase), aseguró ayer, por boca de la Comisión Europea (CE), que este objetivo solo puede alcanzarse de manera rentable "si todas las políticas actualmente en vigor se aplican en todos los estados miembro y si convergen los regímenes de apoyo". Además, y según la CE, para alcanzar los objetivos de 2020, "las inversiones anuales de capital tendrían que duplicarse con rapidez hasta alcanzar 70.000 millones de euros".

La UE debe duplicar su inversión en renovables si quiere alcanzar su objetivo 2020

La Comisión Europea (CE) adoptó una Comunicación ayer en la que reclama un planteamiento europeo "más coordinado" en relación con la creación y la reforma de los regímenes de apoyo a las energías renovables. Además, la CE pidió "un mayor recurso al comercio de energía procedente de fuentes renovables entre los estados miembro". Por otra parte, la Comisión señala en esa Comunicación la necesidad de que haya "seguridad reglamentaria" para los inversores. En ese sentido, la CE señala que, "para alcanzar los objetivos de 2020", los estados miembro han de aumentar "considerablemente" la financiación de las fuentes renovables. Así, y según la CE, las inversiones anuales de capital tendrían que duplicarse con rapidez hasta alcanzar 70.000 millones de euros. La Comisión Europea considera que esta inversión debe proceder "principalmente" del sector privado.

Incentivos a la inversión
La Comunicación de ayer indica cuatro ámbitos principales en que se deben intensificar los esfuerzos de aquí a 2020 para "alcanzar nuestros objetivos en materia de energía procedente de fuentes renovables". Esos cuatro ámbitos son el mercado de la energía, los regímenes de apoyo, los mecanismos de cooperación y la cooperación energética en el Mediterráneo. Con respecto al primero de los cuatro ámbitos señalados en la Comunicación –el de los mercados de la energía–, la Comisión insiste en la necesidad de completar el "mercado interior de la energía" y reconoce que es preciso abordar la cuestión de los "incentivos a la inversión en producción de electricidad" en el mercado para facilitar "una integración sin problemas de la energía procedente de fuentes renovables en dicho mercado".

La Comisión, contra el exceso de compensaciones
En cuanto al segundo ámbito, la Comisión dice que es partidaria de regímenes de apoyo "que alienten la reducción de costes y prevengan el exceso de compensaciones". También aboga por que esos regímenes sean "más coherentes entre sí para evitar obstáculos innecesarios". En cuanto al tercer ámbito, la Comisión "alienta una mayor utilización de los mecanismos de cooperación contemplados en la Directiva sobre fuentes de energía renovables; los mecanismos de cooperación permiten a los estados miembro alcanzar sus objetivos vinculantes nacionales mediante el comercio entre ellos de energía generada a partir de fuentes renovables, de modo que un estado miembro compre, por ejemplo, energía eólica o solar a otro estado o a un tercer país, lo que puede salirle más barato que producir esa energía en el propio país".

Las renovables se contraerán si el marco no es el adecuado
Por fin, y en cuanto al cuarto ámbito –cooperación energética en el Mediterráneo–, la Comisión propone que se introduzcan mejoras en la normativa y señala que un "mercado regional integrado en el Magreb facilitaría las inversiones a gran escala en la región y permitiría a Europa importar electricidad de fuentes renovables". De cara al período posterior a 2020, la Comunicación reconoce que, sin un marco adecuado, el crecimiento de la energía procedente de fuentes renovables se contraerá. Así, concluye la CE, "esta normativa ha de facilitar una mayor innovación y reducir los costes para que las fuentes renovables de energía se conviertan en un sector prometedor con vistas al aumento de las inversiones".

Horizonte 2030
Por fin, la CE propone que se inicie el proceso de preparación de futuras opciones políticas e hitos de cara a 2030. Para ello, indica tres opciones, aparte de la de seguir como hasta ahora: nuevos objetivos para las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), pero no para la energía procedente de fuentes renovables (el Régimen de Comercio de Derechos de Emisión, RCDE, sería el principal instrumento para reducir las emisiones de CO2); tres objetivos nacionales (energía procedente de fuentes renovables, eficiencia energética y GEI); y objetivos a escala de la Unión Europea: energía procedente de fuentes renovables, eficiencia energética y GEI. La Comisión subraya que es "crucial" determinar los hitos para 2030 lo antes posible "para que los productores de este tipo de energía sean cada vez más competitivos".

Más información
Sitio de la Comisión sobre la energía procedente de fuentes renovables
Resumen de los progresos de los Estados miembros de cara al cumplimiento de los objetivos en materia de energía procedente de fuentes renovables (2010)

+ Añadir un comentario