El proyecto Energy-Efficiency-Watch pone a cada uno en su sitio

Luis Merino Lunes, 18 de marzo de 2013


Se acaban de publicar los informes nacionales de los 27 Estados miembro de la UE dentro del proyecto Energy-Efficiency-Watch. Basados en los planes de acción de cada país y en encuestas a 750 expertos, analizan la puesta en marcha de las medidas recogidas en esos planes de acción desde 2007 y son, sin duda, una buena herramienta para comparar qué países se toman más en serio estas políticas.

El proyecto Energy-Efficiency-Watch pone a cada uno en su sitio

En el caso del informe sobre España los autores consideran que está en la media de la UE 27, con puntos positivos y otros mejorables. Se ha contado con las respuestas de 34 expertos de los cuales una tercera parte piensa que los objetivos para 2020 son muy pobres. Un 17% cree que desde la publicación del primer plan de acción no ha habido avances o han sido mínimos. Y un 44% cree que, a pesar de lo limitado de los objetivos, no se alcanzarán, como pone de manifiesto el gráfico.

La información es fundamental para analizar la evolución de las políticas de ahorro y eficiencia, toda vez que la nueva Directiva sobre Eficiencia Energética tiene que ser traspuesta al ordenamiento jurídico de cada país antes del 5 de junio de 2014. “Como la nueva directiva obliga a los Estados miembros a proponer objetivos indicativos para 2020 y a cumplir varios requisitos obligatorios, es crucial revisar los actuales paquetes de medidas y evaluar los progresos en su implementación, que es precisamente la información que ofrece este informe”, señala Jan Geiss, secretario genereral de Eufores y coordinador del proyecto Energy-Efficiency-Watch.

Fortalezas y debilidades
El Instituto Wuppertal y la empresa Ecofys Alemania han analizado los planes nacionales con el objetivo de desvelar las fortalezas y debilidades de las políticas nacionales en la materia, y aportar algunas recomendaciones. “Nos hemos centrado en los marcos políticos, los paquetes sectoriales y las buenas prácticas. Y gracias a la encuesta de los expertos hemos podido aportar un suplemento que chequea los resultados reales de cada Estado miembro”, explica Ralf Schuele, del Instituto Wuppertal.

“Algunas políticas sectoriales están basadas en gran medida en la legislación europea. El transporte es el sector más descuidado en las estrategias nacionales”, continúa Daniel Becker de Ecofys. Una conclusión preocupante es que la mayoría de los países no ha adoptado todavía estrategias de eficiencia energética a largo plazo. En cambio, se ve que la estructura, el contenido y el nivel de detalle de los planes de acción nacionales de 2011 son mucho mejores que los primeros planes de 2007.

El proyecto Energy-Efficiency-Watch (EEW) está apoyado por el programa Intelligent Energy Europe y coordinado por Eufores. Y trabaja para facilitar la puesta en marcha de las medidas de eficiencia recogidas en la Directiva de Eficiencia Energética. El EEW arrancó en septiembre de 2010 y concluye en agosto de este año.

El informe sobre España y sobre el resto de Estados miembros se puede descargar desde la web del proyecto pinchando aquí.

+ Añadir un comentario